Archive for the Relatos Breves Category

Adiós

Posted in Los relatos más relamidos, Poesía, Relato, Relato Libre, Relato libre Omsi, Relatos, Relatos Breves with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , on Viernes, 27 \27\UTC junio \27\UTC 2014 by Omsi

“La vida no se trata de sobrevivir a una tempestad, se trata de danzar bajo la lluvia” Desconocido

Mujer_bajo_la_lluviaEsto se terminó como el diluvio de verano, no esa que moja los hombros y fascina al caminar bajo la lluvia sintiendo las gotas resbalar sobre la cara. No, de esas tormentas que dejan todo echo un desastre, un desastre natural del corazón.

Dicen que la esperanza es lo último que muere, pero definitivamente, “esto” que tenemos está más que muerto y enterrado.

Encontrarse varada en un mundo de espejismos, quimeras sin razón, no sirve de nada. Me cansé de esperar una señal tuya que, claramente, fuera lo que fuera de “nosotros” terminaría mal.

Así que digo ¡Adiós! a los sueños infundados, ¡hasta nunca! ilusión pasajera. Doy vuelta a la página y comienzo un nuevo capítulo.

No me verás mendigando el cariño que jamás mostraste por mí; me despido de tus palabras sin juicio, de tu suave y embriagante voz, de los apacibles besos de miel, almíbar que se desbordaba por mis labios.

Pierdo castillos entre nubes, el futuro incierto que pude haber tenido contigo. Sin embargo, gano seguridad, lealtad a mí misma, ganas de luchar y seguir manteniendo la fuerza que me mueve en la vida. Seguro encuentro a alguien mejor para mí.

En cambio tú, pierdes amor verdadero. El elíxir de la vida.

¡Adiós!

 

 

FIN DE CURSO

Posted in Colaboraciones, Los relatos más relamidos, Relato, Relato Libre, Relatos, Relatos Breves with tags , , , , , , , , , , on Viernes, 20 \20\UTC junio \20\UTC 2014 by Administrador

Hoy huele diferente, a libro usado y polvo de patio. No hay chandals, ni mochilas. Se oyen las risas de los niños alborotando emocionados, nerviosos con la actuación. Tiene que salir perfecto. Han ido todos los papás y la mamás, los abuelos, las abuelas, y ellos llevan más de una semana ensayando. Se oye también algún sollozo. Juan, tiene siete años, casi ocho. Pasa al segundo ciclo de primaria,  e hizo de Luis, su profesor de inglés, su mejor amigo, pero Luis repite y se queda en primer ciclo.  y a Tomás, su segundo más mejor amigo, le han dicho que también repite.

Suena una voz familiar. Lucía, la profesora de Lengua y Mates les apremia para que se preparen. 2º A y 2º B son los siguientes. De fondo comienza a sonar la canción de Piratas del Caribe. Tropiezos y empujones entre risas detrás del telón del salón de actos.  Tan pequeños. Tan graciosos.  Tan nerviosos. Con su pañuelo en la cabeza y su parche en el ojo. Alzan su espada. Se levanta el telón y comienza su batalla final 2013-2014, el baile.

Aplausos, aplausos y más aplausos. Se ha acabado. Ya no hay nervios. Solo besos y aplausos. Por lo menos descansarán hasta el día de recogida de las notas. Después ya se verá.

Sí, hoy todo huele diferente. Huele agridulce. Huele a adiós. Huele a hola.  Huele a  por fin verano. A vacaciones. A playa y castillos de arena. A nuevos amigos. A nuevos amores. A libro usado, a cancela cerrada y a polvo de patio.

Se hace el silencio.

Mientras, lejos ya del cole, los niños siguen riendo.

De mariposas y amapolas (por LaLeTi Lú)

Posted in Relato Libre, Literatura, Relato, Relatos, Relatos Breves, Colaboraciones, Especial Mayo with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Miércoles, 11 \11\UTC junio \11\UTC 2014 by Administrador

“Venga vístete de blanco y píntate de color”- le dijo la mariposa a la amapola perezosa que al empezar Mayo no quería abrirse. Venga, venga, en primavera todos nos ponemos bonitos vestidos de colores. Mira, mírame a mí y despierta, despierta y mira mis alas…Azul, rojo, morado ¿a qué son bonitas? Tú también lo eres”

“No, no lo soy. Estoy muy pálida y no me parezco a mis hermanas”.

“No todos vamos a ser iguales! Si as´fuera, menudo rollo, ¿no? Y claro que eres retorelato mayobonita, tu belleza es tu rareza. Unas gotas de rocío, y a despertar, que mira, ha salido el arcoíris y quiero oler tu perfume y jugar entre tus pétalos y hacerte cosquillitas con mis patitas. ¿No quieres ver lo azulito que está el cielo?

Tímida se abrió la amapola blanca estirando poco a poco sus hojas. Miró alrededor y descubrió un campo lleno de amapolas, todas rojas, y mariposas, todas de distintos colores. Por curiosidad, al ver que no era igual que el resto, un montón de mariposas se acercaron a juguetear con ella. La amapola sonrió y se sintió orgullosa. Era bonito ser diferente y le encanto sentir la brisa de las alas en su corola y beber del rocío fresco y ver ,aunque solo fuera por un momento, el arcoíris.

“Es bonito ser una flor y nacer en primavera” – Pensó al atardecer mientras se preparaba para dormir. Arqueo un poco su tallo para que su amiga la mariposa se posase y pudiera dormir con ella. Una cerró sus pétalos, la otra cerró su alas. Ambas soñaron con el sol de la mañana.

Un Mayo sulfúrico (por Inés)

Posted in - Fotos origen de los relatos, Especial Lamedores, Especial Mayo, Literatura, Relato, Relato Libre, Relatos, Relatos Breves on Miércoles, 4 \04\UTC junio \04\UTC 2014 by Administrador

Mayo ¡con las ganas que yo tenía! La primavera ya por fin se empieza a respirar, el campo se llena de magníficos colores y fantásticos olores. Como en un anuncio del corte inglés, el cielo azul siempre resplandeciente. Y vivir en Madrid en Mayo, eso ya es el no va más , si el calendario es generoso, todo puentes o acueductos, que si la comunidad, que si San Isidro. Tiempo libre ideal para hacer de “dominguero” y con esa sierra pobre tan bonita que tenemos, a ver quién es el bonito que no cae en la tentación de preparar una tortilla, coger el coche o la Renfe y preparar uno retorelato mayode esos días de fiesta con los colegas de paseíto por la montaña. Caminar, respirar, tumbarte, mirar a las nubes, soplar un diente de león, subirte al risco más alto y otear el horizonte, buscar grillos, corretear, corretear, corretear sin fin, sentirte ¡¡¡libreeeeeeee!!!…Si es que es maravilloso disfrutar de un puente, o eso pensaba yo hasta que aquel día, todo tan soleado, con las flores tan bonitas, el azul resplandeciente del cielo, y la montaña…, ay, la montaña, no va la muy cabrona y decide unilateralmente ponerme la zancadilla y que me caiga rodando sobre ella. Caida ¡¡¡libreeeeeee!!! Mis amigos, muertos de risa, lloran , yo también, pero de desconsuelo. Fin de puente. Urgencias. Puntos. Moretones. Dolor. Y lo peor de todo, tener que aguantar a familiares y amigos que con risa sarcástica me digan:..” si es que ya no tienes veinte años…” Pues no, no tendré veinte años pero si veinte primaverales flores en forma de moratones en mi cuerpo de todos los colores, morados, azulados, verdosos, amarillos”-respondo ácida y sulfúrica. El año que viene paso de deportes de riesgo, me quedo en la terraza de casa oliendo y regando los geranios.

Rosas blancas

Posted in Especial Mayo, Literatura, Los relatos más relamidos, Relato, Relato Libre, Relato libre Omsi, Relatos, Relatos Breves with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Miércoles, 28 \28\UTC mayo \28\UTC 2014 by Omsi

Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar. Gandhi

 

- ¡Perdóname! – imploraba aquel hombre de triste figura.

Su rostro mostraba arrepentimiento. ¿Quién pensaría que en plena primavera, la lluvia caería esa tarde?

La mujer no contestaba. Cualquier palabra no movía un solo sentimiento hacia él. Se había esfumado interés alguno sobre su persona.

Las lágrimas brotaban del rostro desencajado del individuo al momento que le entregaba un ramo de rosas blancas.

ramo%20de%20rosas%20blancas

Ella no las recibiría, ya no podía.

El corazón destrozado del varón jamás volvería a ser el mismo. Se dio cuenta que la había perdido para siempre.

Cayó de rodillas ante ella, sin fuerza, frente al féretro de su madre.

Una vida de colores (por Bea)

Posted in Colaboraciones, Especial Lamedores, Especial Mayo, Literatura, Relato, Relato Libre, Relatos, Relatos Breves with tags , , , , , , , , on Miércoles, 21 \21\UTC mayo \21\UTC 2014 by Administrador

No ha dejado de llover durante toda la mañana. Tengo la maleta preparada para escapar. No se hacia dónde. No quiero mirar atrás. No quiero recordar lo ya andado. No me satisface. Sobre la mesa las rosas secas que fui coleccionando desde mi adolescencia. Algunas eran tuyas. Ya no se cuales ni importa. Están grises, como mi corazón roto por el engaño. Como la mañana que ha oscurecido la lluvia. Necesito pintar mi vida. Gris contigo. Gris sin ti. Seca como las rosas. retorelato mayoLloviendo en mis ojos como en la mañana. Necesito alegría y días de feria. En la nevera tengo manzanilla, fría. Me coloco en el pelo una rosa fresca y en la mesa una copa de vino. Me la bebo de un trago. Quiero olvidar. Voy a llamarme Triana para romper mi rutina. En Sevilla no llueve y cualquier Abril es fiesta. No como en casa. Cojo la maleta. Ya sé dónde voy. Donde no llueve. Donde no hay pena. Donde el corazón me lleve. Lejos. Sin girar la cabeza. Sin ti. Luce la mañana. Brilla el sol y no, no necesito gafas. Quiero deslumbrarme de todos los colores que me robaste hasta que me duelan los ojos de no llorarte.

Rocío de Mayo (por Julian Muñoz)

Posted in Colaboraciones, Especial Mayo, Literatura, Relato, Relato Libre, Relatos, Relatos Breves on Miércoles, 7 \07\UTC mayo \07\UTC 2014 by Administrador

Carne de primavera nacida en Mayo con aroma a amapola. No podías ser de otra manera. Pizpireta y alegre. Tu risa un trinar de pajarillos invadiendo cada rincón de la casa, de la vida, de mi vida. Tu piel dulce como una fruta. Fuerte como un árbol. Delicada como el diente de león que se estremece ante el ligero viento que solo hace mecer la hierba. retorelato mayoTu melena roja como el horizonte en cualquier atardecer despejado de lluvia. Tus caderas marcando el paso al compás de las olas que acarician la orilla del mar. De la mano. Cincuenta primaveras ya. Esperando otras cincuenta que seguro nunca podrán ser, ni llegaran. De la mano. Esperando el ocaso, rojo como tu pelo. De la mano. Mientras tu risa no llega pero retumba en mi cabeza, alegre, pizpireta. De la mano. Espero en casa el frío beso de adiós cualquier mañana, cualquier tarde, cualquier noche de un día cualquiera de Mayo. Siempre caprichoso. Fuera, en la calle, puede que entonces llueva tormenta,  como ahora en mis ojos,  resbalando en mi cara,  adhiriéndose a mi corazón mientras suspiro tu nombre: Rocío.No podías llamarte de otra manera.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.178 seguidores