SIN FIESTA DE FIN DE CURSO

Posted in cuento breve, Literatura, relato corto, Relato Libre Lindastar, Relatos on Martes, 7 \07\UTC julio \07\UTC 2015 by lindasta07

 

No escapé del cuerpo del delito, no, tan solo me alejé. ¿O fue ella quien quiso huir de mí? Da igual, el caso es que “donde pongo el ojo, pongo la bala” y, una vez más, cumplí. Nunca permitiría que me saliese el tiro por la culata.

Yo soy cazador, ellas simples presas.

                                                     ****************

Si dijese que mi pobre alma se  partió en múltiples  pedazos después de hablar con ella, quizás resultase muy romántico, pero mentiría. Sería  algo exagerado, poco exacto y, además, una expresión manida; así que simplemente diré que me dolió. No tengo claro si fue en mi orgullo o en qué, pero me hirió. Sí puedo asegurar que, a pesar de ser un tipo  habilidoso y metódico, intuyo  que  nunca seré capaz de recomponer mi órgano muscular principal porque todo me hace suponer que lo tengo defectuoso, algo que no me preocupa en absoluto.  Lo parchearé exactamente igual que en otras tantas ocasiones y me bastará para seguir revolcándome  en mi propio fango interno.

– ¿Te gusto más que otros? ¿Me quieres más que a ninguno?- interrogué curioso sabiendo de antemano que sus respuestas  me resultarían poco aclaratorias y me dejarían un regusto  agridulce.

-Ya lo sabes, tonto, lo suficiente.- dijo entornando sus avispados ojos y regalándome un mohín de niña consentida que, como siempre, me encantó.

-¿Qué sé?- pregunté  intentando en vano estrecharla contra mi  cuerpo mientras  ella se escurría como una serpiente.

-Sabes lo que tienes que saber- respondió.

-Esa contestación no me vale, deberías de saberlo tú también, pequeña. Solo merece la pena vivir de manera sobresaliente, con mayúsculas, y si no te sientes capaz de ofrecerme lo que deseo, lo mejor es acabar con este tema de una vez por todas- advertí empleando el tono que se le presupone a todo docente, y más todavía, si es un rector que luce canas desde hace por lo menos un par de décadas y se siente menospreciado o, al menos, poco valorado.

-No logro entenderte- dijo encogiéndose de hombros simulando una ingenuidad que nunca tuvo y que fue la que, meses atrás, forzó mi fijación y obsesión por ella.

Cuando quería, esa muchacha de pelo ensortijado y cuerpo de pecado, de la que hoy pienso que un día llegué no sé si a enamorarme pero sí a encapricharme demasiado, no comprendía nada. No era vaga pero, si le antojaba, era poco colaboradora. Yo pretendía enseñárselo todo mientras que ella…Ella malgastaba su tiempo y energía coqueteando con otros, a buen seguro que más jóvenes y atractivos que yo pero también más inexpertos.

-Borra lo anterior, he cambiado de opinión. No quiero nada. No quiero más- esas palabras que  nunca olvidaré fueron el detonante de una explosión incontrolada.

Imposible acostumbrarse a sus frecuentes negativas y a su modo caprichoso de actuar: Hoy sí, mañana no, pasado tal vez… Aquella no era la primera ni la única vez que me rechazaba, aunque sí tenía visos de ser la última porque no iba a permitirle ni una tontería más. En esta ocasión, y aún sabiendo que se me  escapaba de las manos de la misma manera que a un niño se le va un globo de helio, no quise insistir ni suplicar, o sí quise, pero lo cierto es que me contuve.  En algún instante -¡ fui un ingenuo ¡- imaginé que ella correría tras de mí, como ocurre solo en las películas y en determinados sueños. Hubiese deseado tanto que así fuese… Me equivoqué. No se inmutó y entonces fue cuando , tomando las riendas de la situación, fui yo quien decidió no darle la oportunidad ni de pestañear.

 La sangre que recorría mis venas pasó en cuestión de milésimas de segundo de ser caliente a congelarse. Actué en consecuencia e hice lo que  ella me obligó a hacer. Después, cerré la puerta del aula y salí sin volver la vista atrás. No tuve ningún remordimiento, es más, me sentí aliviado. Ella, al igual que otras, calló.

Aunque ha pasado algún tiempo desde que di por finalizada esta historia- la última por ahora- empiezo a pensar que probablemente sea demasiado exigente con determinadas alumnas porque ninguna , ni las anteriores ni las posteriores a Ariadna, han estado dispuestas a subir de nota.  Su objetivo debería ser alcanzar el diez y sobresalir pero, ¡tontas de ellas!, se conforman con lo mínimo y a mí me gusta exigirles lo máximo. Nunca las entenderé. Hasta la fecha mis resultados han sido pésimos y sé que  mi modo de operar  podría calificarse también como de muy deficiente, pero ese tema solo me incumbe a mí. Yo soy quién veo si hay  evolución o no la hay y finalmente las evaluó, y lo que es más importante: decido su futuro.

Ahora me asaltan algunas dudas que, supongo, nunca resolveré: ¿Me obligarán a repetir, a repetir, y a volver a repetir año tras año? ¿Cuántas niñatas más tendrán que quedarse, para su desgracia, sin fiesta de fin de curso?

letters-804540_640 (2)

Entrevista a David B. Andrada autor de CRISANTEMO ERA LA RESPUESTA

Posted in Colaboraciones, Relato Libre with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Martes, 19 \19\UTC mayo \19\UTC 2015 by Administrador

Crisantemo era la respuesta es una novela que nos transporta a tiempos pasados, donde la sinrazón de la guerra se sobrepone a toda cordura. La guerra civil ha concluido, pero la represión hacía los vencidos es aún más cruel que la propia guerra.

Un humilde profesor de matemáticas encuentra una misteriosa nota. Un espía inglés, interesado en su contenido, intuyendo que puede tratarse de un código de comunicaciones alemanas, rescata al matemático y a una extraña muchacha que aparece cuando están siendo víctima de una emboscada. Ambos son trasladados a Bletchley Park, en un tortuoso viaje al comienzo de la II Guerra Mundial a un centro de espionaje británico en donde coinciden con Alan Turing.

La novela que se lee de forma ágil, atrapando al lector, con su intensidad, desde las primeras páginas, tratando de obtener respuestas, tratando de unir los cabos sueltos, tratando de saber a qué da respuesta Crisantemo.

David B. Andrada se presenta como un magnífico contador de historias. La novela acoge una amplio coctel de estilos y géneros que van desde la novela histórica al cuento, del drama a la fábula, de la visceralidad más cruda a la más maravillosa de las ternuras.portada Crisantemo definitiva

ENTREVISTA A SU AUTOR: DAVID B. ANDRADA.

Quedamos con David B. Andrada para charlar sobre su primera novela, publicada recientemente, “Crisantemo era la Respuesta” que ha sido presentada en la feria del Libro de Rivas-Vacimadrid y La Casa del Libro y que estará firmando ejemplares en la próxima feria del Libro de Madrid los días 6 y 13 de Junio.

Nos sentamos en una cafetería. Pide una cerveza tostada, yo mi clásica cinco estrellas.

Yo: Adelante

David B. Andrada: Tu primero, por favor.

-Bueno, nuestras entrevistas suelen ser tener formato tipo, que según se va desarrollando está abierto al cambio. ¿Comenzamos?

-¡Comencemos!

-El típico tópico atribuido a José Marti dice: “Un hombre, para ser completo, ha de plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.”

-En ese sentido se podría decir que yo he hecho todo al revés de lo que a priori parece más sencillo. Primero tuve a mis hijas, luego he publicado mi primer libro y esta misma mañana he plantado el primer árbol de mi vida. Debe ser que hacer las cosas de forma sencilla no deja de ser aburrido

-¿Cómo se enfrenta un autor novel al mundo de las editoriales? “manuscrito” en mano, y…”

-Uf, pregunta difícil, así en frio y sin anestesia. Es difícil para un autor novel enfrentarse al mundo editorial. Cuando yo registré la novela y la presenté a varias editoriales, un par de ellas me preguntó si tenía algún tipo de relación con Belén Esteban. Les contesté que no y pregunté el por qué. La respuesta es que hoy en día, si no tienes un nombre reconocible que ayude a vender tu libro, las editoriales no van a arriesgarse. Yo he tenido suerte. La editorial que ha publicado mi libro, fue la primera que vio algo en ella. La editorial ayuda a los que somos novatos a conocer cómo funciona esta industria por dentro. Además facilita, en cierto modo, la promoción de la obra. De todas maneras, en mi opinión, tanto en la literatura como en la música, el futuro (presente) viene por la autoedición. Por ejemplo a mí me hubiera encantado que mi libro se pudiera vender a un precio sustancialmente menor por que ayudaría a que llegara a un mayor número de personas o incluso que se hubiera editado en formato digital, pero la editorial pone sus reglas.

-Teniendo en cuenta que ahora todo se mueve a través de la net ¿No hubiese sido más sencillo sacar una edición digital del libro? ¿Crees que aún la gente está dispuesta a pasar páginas mientras se agarran a la barra del metro, del autobús, o se sientan cómodamente en el sofá? ¿ Cuales crees que son las ventajas, si es que crees que tiene alguna, del soporte físico?

-Pues eso me ha sorprendido. Porque yo también soy de la generación digital, pero es sorprendente la de gente que me ha comentado que todavía valoran el tacto y el olor del papel. En mi opinión, el libro en papel, al igual que el disco en soporte físico, están destinados a desaparecer. Todo pasará por archivos digitales, pero es innegable que a pesar del descenso de las ventas de libros en papel, todavía se editan y se venden un montón de ejemplares hoy en día.

-Hablemos de tu libro.

-Si, eso, hemos venido aquí a hablar de mi libro hombrecoñoya… y del milenarismo (risas)

– Crisantemo era la respuesta… un título que ya invita al misterio. ¿Cuál es la pregunta para saber que Crisantemo era la respuesta?

-¿No querrás que desvelemos el secreto, así tan pronto no?

He de decir, que acabo de terminar de leer tu novela y he quedado sorprendida. Es una novela corta pero aún así hay gran cantidad de personajes. Hay una gran capacidad para estremecernos de dolor y admirar la compasión de ciertos personajes. Un final que da sentido a todo el libro. Me ha encantado

-Que quieres que te diga. Me halagan mucho tus comentarios. No escribo para vivir de esto, por lo que si con mis textos puedo transportar al lector a tiempos pasados, si puedo que sientan los mismos miedos y la misma ternura que los protagonistas, es que entonces ha merecido la pena.

-De donde nace la idea de escribir un libro, este libro? Te despiertas un día y…¿por qué contar, por qué compartir?

-Yo comencé a escribir como crítico musical hace años, colaborando con varias revistas especializadas. Mis inicios como escritor, puramente dicho, han sido a través del microrrelato. La historia es algo que me fascina. El libro no deja de ser la conversión de esas dos vertientes, mi interés por la historia y mi hábito a la escritura. El libro surge de la vocación y mi interés por el estudio de la última de las guerras globales, La II guerra mundial.

-No queremos revelar nada, pero el libro a pesar de ser un texto de narrativa histórica cabe destacar la relación de los dos personajes principales.

-Creo que realmente el hecho de que sea una novela histórica no deja de ser la excusa para describir la historia de los personajes, dos perdedores que no tienen más alternativa en la vida que huir, que sobrevivir. Dos personajes que sin tener nada que ver entre sí, son lo único que tienen en la vida. El uno al otro. Me costaría decidir si el libro narra la historia de dos personajes a lo largo del tiempo, o el paso del tiempo es el verdadero protagonista y los personajes meras comparsas.

-A eso me refería. La descripción de los personajes hace que acabemos empatizando con ellos, en su intensidad, en su sufrimiento y angustia. Es en esa descripción donde nos cautivas haciéndonos partícipe de sus miedos, de sus temores y de la magia.

-Bueno, la novela versa de muchos personajes, se podría decir que dos de ellos son los principales, el libro habla de la guerra, pero lo que realmente quiero tratar es de la relación de los personajes en un contexto no propenso a las relaciones humanas.

-¿Cual ha sido tu proceso de composición a la hora de escribir?

-La composición ha sido un continuo proceso de adaptación. Adaptando las algunos de los hechos históricos y personas reales que encajaban en el hilo argumental. Vidas anónimas que merecen que su legado perdure. Vidas con nombre propio en otros muchos. Es curioso por que empezó siendo una novela sobre la II Guerra mundial, pero la necesidad de dar un pasado a los personajes me hizo retrotraerme en el tiempo y que la historia comenzara en la guerra civil.

-El libro comienza en Bilbao, transcurre en Oviedo y en Vigo, en Badajoz y en Burgos, e incluso viajamos a países como Portugal, Inglaterra, Polonia, Alemania o Francia…¡Todo un viaje!

-Los personajes, que me salieron inquietos… (risas). El hilo conductor me iba llevando a esos sitios. Algunos de los lugares están ahí obligatoriamente por los acontecimientos históricos que se narran, como Inglaterra, Miranda del Ebro o Vigo, otros lugares se adaptaban al hilo argumental de la historia que estaba contando.

-¿Hay algo de ti en la obra?

-Muchísimo. Algunas cosas forzadas y otras se habrán plasmado de forma inconsciente o porque no he sido capaz de ocultarlas. Al final, una obra, escrita desde un papel en blanco no deja de ser una creación, por lo que cada persona pone mucho de sí misma al rellenarlo.

-¿Si tu carrera fuera longeva, como te gustaría que te recordaran?

-Como un buen contador de historias. Me encantaría que así fuera. Escribir, mejor o peor, puede hacerlo cualquiera, lo realmente difícil es que la historia que estás contando cautive al lector, que puedas transmitir a la persona que está leyendo algún tipo de sensación.

-¿Por qué piensas que el público debería leer tu novela?

-Les garantizo que nada malo les puede pasar leyendo la novela. ¿Qué otro escritor conocen que dé garantías como compromiso de su calidad? (risas)

-¿Tienes en la cabeza próximas obras?

-Si, estoy compilando los microrrelatos que he escrito a lo largo de mi vida y comenzando a escribir una nueva novela, pero esta vez no será histórica, sino policiaca.

-Géneros muy diversos. ¿Cuál te está resultando más difícil?

Los microrrelatos sin duda es lo más sencillo. Son chispas de inspiración en forma de texto corto que en cualquier momento te vienen a la cabeza. Es francamente maravilloso llegar a provocar al lector con solo un puñado de palabras. Quizá ahí radica la magia y el auge del que está gozando este tipo de escritos. La novela histórica es compleja. Cualquier cosa que cuentes en un libro basado en tiempos pasados ha de estar contrastado, si hablas de una batalla, de un personaje histórico… ya se sabe de antemano en qué fechas, en qué lugar, como vivió, como murió… una serie de datos que has de adaptar a tu novela, por lo tanto es muy importante la fase de documentación para no cometer errores.

-Comentas que el microrrelato te resulta sin duda el más sencillo Dices que los microrrelatos son sin duda el genero mas sencillo. No estoy de acuerdo. Resumir y dar fuerza a un personaje y una situacion a base de tijeretazos y que tenga sentido y cale, creo que es mas complicado que tener paginas para llenar a base de adjetivos, pudiendo explayarse en antecedentes y adornando las consecuencias….

-Es curioso por Me parece más sencillo en el sentido de que cuanto tienes la idea sobre lo que vas a escribir, piensas en como vas a orientarlo, y al ser pocas palabras sueles concluirlo en el acto. Un libro , en cambio, requiere de una inversión de tiempo mucho mayor…meses…años…Es complicado porque se tarda mucho en escribir. Lo dejas.Vuelves. Y tienes que continuar con un mismo hilo argumental, con una misma caracterización de los personajes, ahondando en ellos, profundizando en la tramas, tejer una madeja, y que cuando todo esté terminado, encaje y tenga sentido. Los microrrelatos siendo más sencillos de escribir son más gratificantes, porque como te he comentado, hacer reír, llorar, sentir miedo, conmover o apasionar al lector en unas pocas lineas es maravilloso, pero en un libro creo que es más complicado  conseguir hacer empatizar al lector con el personaje porque tiene mucha más información sobre el.

-Una cosa que me ha llamado la atención es el nombre con el que firmas la novela. David B. Andrada. ¿Qué esconde esa B?

Esa diminuta B es importante. En realidad esconde quien soy. Es la inicial de mi apellido. Es un apellido bastante singular por lo que es sencillo identificarme con él. Yo no me gano la vida con la literatura por lo que decidí separar mi yo profesional del mi yo artístico. Pero es un apellido del que estoy tan orgulloso que ha acabado por asomar la cabeza…. Como diciendo, aunque trates de esconderme aquí estoy.

-He leído ya alguna reseña y comentario en Internet bastante positivo de la novela:

-La mejor manera de hablar de mi libro es dejando que lo hagan los propios lectores, que son transparentes y objetivos. Estoy encantado con las opiniones que me hacen llegar de la obra. Es algo que reconforta y que justifica todo el tiempo invertido.

-Por último, ayúdanos a conocerte un poquito mejor de cerca…

Una canción: Cualquiera de Led Zeppelin. Cualquiera de Bowie. Cualquiera de the Doors, Cualquiera de the Clash… Lo siento, me encuentro totalmente incapacitado para seleccionar solo una. La música se encuentra entre las cosas que más valoro en la vida.

Tu libro de cabecera: Maus de Art Spiegelman

Una película: Enemigo a las puertas dirigida porJean-Jacques Annaud;

Lo que no cambiarías por nada: Las sonrisas de mis hijas.

Lo que venderías al diablo: Mis memorias y las fotos de tu primera comunión.

Lo que le comprarías: Un ratito más, por favor…

-David muchísimas gracias por compartir con nosotros este momento , por dejarnos conocerte un poquito mejor, y por la cerveza. Te deseamos lo mejor en esta aventura literaria y esperamos tenerte pronto por aquí contándonos nuevas historias y nuevos proyectos.

-Gracias a vosotros por darme esta oportunidad. Un placer

portada Crisantemo definitiva

David B. Andrada estará firmando ejemplares de su obra, Crisantemo era la respuesta, en la próxima Feria del Libro de Madrid (caseta 324) los días Sábado  6 de Junio (18:00 a 20:00). Si no podéis acercaros a la Feria, su novela está disponible en La Casa del Libro, webs especializadas como Agapea y, como suele decirse, en estos casos, en las mejores librerías de todo el país-

Sí, señores, sí….¡Volvemos a celebrar!

Posted in Relato Libre with tags , , , , , , , , , , , on Jueves, 14 \14\UTC mayo \14\UTC 2015 by Administrador

400Nuestra Lindastar vuelve a ser parte de la nueva compilación de microrrelatos de Artgerust y su concurso homenaje :400 años de El Quijote.
El libro saldrá a la venta la semana que viene.

Mientras tanto para abrir boca, os dejamos su texto pinchando aquí.

Gracias Linda por darnos tantas satisfacciones.

Enhorabuena.

¡Vamos descorchando ya el brut!

 

Perfecta

Posted in Los relatos más relamidos, Relato, relato corto, Relato Libre, Relato libre Omsi, Relatos Breves with tags , , , , on Martes, 31 \31\UTC marzo \31\UTC 2015 by Omsi

Screenshot_2015-03-31-09-03-55

Sin embargo, te pienso. Y con el caminar pausado intento olvidarte, aunque en mi mente rondas a cada instante.

Y sin embargo, te pretendo. No es más que una falsa expectativa la que le doy a mi lado izquierdo, como dándole un descafeinado a mi vicio del café, me sabe a nada. Y al no tenerte, experimento una mezcla entre rabia y resignación, estoy perdiendo el juicio, al no poder alcanzar lo imposible.

¿Qué deseas? – responde una vocecilla dentro de mí, apenas en un susurro.

La quiero a ella, comenzando por sus labios color durazno, su corazón, su vida a mi lado.

Recorro con la vista cada zona, cada esquina y cada espacio, esperando volver a verla, sentada en alguna banca aguardando por mí, con esa sonrisa que me cautivó aquél día, con esos ojos de sol iluminando mi ser. Perfecta.

Y en la orilla del camino, rompo en llanto. Mi furia crece, mi espera se desmorona y tu perfección se acaba.

¿Por qué llegaste tan tarde a mi vida?

 

REFLEJO DE UN PATIO DE COLEGIO

Posted in cuento, cuento breve, cuento corto, foto relatos lamedores, fotoretorelato Lamedor, historias de colegio., relato corto, Relato Libre with tags , , , , , , , , , , , , on Viernes, 20 \20\UTC marzo \20\UTC 2015 by annalammer

18 de marzo de 2015.

Habían pasado ya muchos años desde que cursé la EGB, muchos. Aquel día en la decisión de elegir el mejor colegio para mi hijo , y a sabiendas de que ni los profesores, ni el nombre del colegio, eran ya los mismos, nerviosa, crucé la puerta del cole para adentrarme en su Jornada de Puertas Abiertas.  Mi antiguo colegio lo recordaba perfectamente. Prefabricado. El “Prefa” lo llamábamos los niños. Hecho de pequeñas casitas que parecían como de papel y que en cualquier momento pensábamos 16885_1611687429046742_608848114630807120_nque podría llevárselas el viento con los niños, los profesores, los plumieres y  todos los libros de texto dentro, y ahora, sin embargo, habían construido un nuevo edificio, de bloque compacto de hormigón, firme, inamovible,  frío por fuera,  pero que extrañamente, por dentro, en las aulas, que tampoco eran ya las mismas,  guardaba ese yo que sé que te traslada en el tiempo y te vuelve niño por un instante. El olor a goma de borrar. Los dibujos inocentes casi naíf colgados en la pared. Esas mesas pequeñitas con virutas de lápiz, pinturas de cera y manchas de rotulador y las sillas de madera, chiquitinas, casi de juguete.  La directora del colegio empezó a hablarnos sobre el ideario del cole, pero yo pude evitar retrotraerme e imaginar a mis compañeros de infancia, allí sentados, preparando trastadas, jugando al “güa” con bolitas de papel en agujeritos en las mesas hechos a propósito a punta de compás, bombardear con pelotitas de papel al profe cuando se daba la vuelta para escribir en la pizarra, aquel olor a tiza y la dentera cuando al escribir chirriaba en la pizarra.

-“Vamos al patio”-me dijo otra madre, dándome un codazo para que volviese a la realidad.

El patio. El patio no había cambiado, seguía exactamente igual, con su forma rectangular, su parque de arena y su cancha de baloncesto.  Sentí un escalofrió e inevitablemente rompí a llorar, sin poder parar las emociones ni las sensaciones, como si fuera necesario que mis lagrimas alimentasen aún más los charcos que la lluvia del día anterior había dejado en aquel parque de ilusiones y sueños. En mi cabeza retumbaban las risas, los juegos, las carreras, te la ligas, churro, media manga, manga entera, el látigo. Y en mi olfato ese olor a tierra mojada y a comienzo de primavera que sólo se tiene cuando eres niño. Tu voz. De repente escuche tu voz como brisa acariciando mis oídos: ¡Personal! ¡Eso es personal!  Y tan personal…Me había olvidado de ti y de tus ojos traviesos, de tu sonrisa torcida y de cómo nos regañaron cuando, mientras tu y yo, inmersos en aquel instante dentro de nuestro pequeño nuevo mundo , pensábamos  que nadie nos veía ni nos miraba,  Don Mateo nos pilló, bajo la lluvia, cogidos de la mano y dándonos un beso inocente al lado de la canasta, donde yo, loca por ti, iba cada recreo a aplaudir tus jugadas. La flor que me regalaste- aquella margarita- aún tendrá que estar seca y sin deshojar, guardada entre las páginas del Cosmos , en alguna caja, en algún lugar de mi oscuro trastero. No, no voy a bajar a buscarla, pero me alegra haber vuelto a recordar aquellos momentos, el olor de la lluvia, la bondad de la inocencia, la vergüenza ardiendo en mis mofletes, las risas malvadas de los compañeros, tu mirada triunfante y descarada, y aquella lección de ciencias que tuvimos que copiar cinco veces como castigo.

 N. del Autor : La fotografía que acompaña a este cuento se titula “Reflejo de un patio de colegio”, y es a partir de ella de donde nace este relato de mismo nombre. Fue tomada por JuampaTF , el 18/3/2015 en el patio del colegio de Ntra. Sra. de las Escuelas Pías de Aluche.

                          El cuento y la fotografía se aunan como saludo y guiño al grupo de Facebook “Aluche porque es mi  barrio” en el que Juampa colabora casi a diario subiendo preciosas  instantáneas de rincones maravillosos de nuestro barrio. Gracias Juampa por dejarme utilizar esta preciosa foto. También quiero dedicárselo a mis compañeros del C.P. “Luz del Valle”, porque ellos son también parte de esta historia.

Resumen 2014. ¡¡¡Feliz 2015!!!

Posted in Relato Libre on Miércoles, 31 \31\UTC diciembre \31\UTC 2014 by Administrador

Los duendes de las estadísticas de WordPress.com prepararon un informe sobre el año 2014 de este blog.

Aquí hay un extracto:

El Museo del Louvre tiene 8.5 millones de visitantes por año. Este blog fue visto cerca de 91.000 veces en 2014. Si fuese una exposición en el Museo del Louvre, se precisarían alrededor de 4 días para que toda esa gente la visitase.

Haz click para ver el reporte completo.

ARIEL (Por LaLeTi Lú)

Posted in Relato Libre on Lunes, 15 \15\UTC diciembre \15\UTC 2014 by Administrador

Iba a cumplir ocho años y  no  creía en Papa Noel.  Nací un 25 de diciembre poco después de sonar en el reloj del salón una sola campanada. Papá esperaba allí nervioso encendiendo un cigarro tras otro cerca del árbol de Navidad, y el médico tuvo que venir a casa porque  mamá no podía ir corriendo al hospital. Bueno, ni al hospital ni a ningún sitio..tenía que esperar en la cama a que yo naciera. No hice como otros niños que avisan un poco antes y dicen …”mamáaaaaaaaaaaa que ya voyyyyyyyyyyyy”, yo dije : “VOY” y casi no dio tiempo ni que el médico llegara. Menos mal que vivía cerca …que si no, le hubiese tocado a su papa dejar de fumar y ayudarme a venir. Cuando ya había nacido empezó a llegar el resto de la familia. La tía Neru con un panda gigante con un lazo azul. El tío Juanito con un pan y un chorizo debajo del brazo y una botella de champan y ganas de cachondeo.  La prima Ire, que había aprendido a andar hacia dos meses y que me miraba como si fuera de otro planeta.
Los abuelitos, que  no dejaban de decir ayssss y oyssssss que bonito que es mi niño.. y que blanquito que ha nacido , ya veras que guapo está con este trajecito..(horrible, por cierto, de lana con forma de repollo, no se donde tienen los abuelitos el buen gusto). Tanto repitieron lo bonito que era y lo bien que olía que creo que mamá decidió llamarme Ariel porque como buena ama de casa aquel detergente marcaba el olor del hogar. A partir de ese día era mi olor, a veces no tan agradable, el que lo marcaría el ambiente familiar.

Año tras año el mismo ritual, excepto por lo del shock de nacer, todos los años lo mismo. Bueno Ire ya ha aprendido a andar sin que la cabeza parezca que le pesa mas que el cuerpo y yo también, pero mi padre sigue fumando nervioso delante del árbol, mamá llora, la tía Neru siempre viene con un peluche con lazo azul, y el tío Juanito con alguna bebida que dice que alegra el espíritu. Los abuelos siguen entre aysssssss y oysssss y para que huela bien me traen un frasco de colonia que dejan junto al arbol, como si al dia siguiente me fueran a sorprender.

abbath navidadLos niños de clase me dicen que a su casa va Papa Noel,  y algunos lo pasan fatal, les da miedo, algunos dicen que lo han visto y todo. Yo sólo veo los regalos de mi familia y a mi familia, a veces hay algun regalo sorpresa, pero sólo porque me han hecho escribir una carta a ese señor que dicen que viene de Laponia y que tiene duendes trabajando para el todo el año. Menudo tirano. El caso es que yo se que a mi casa no viene, y no creo ni que exista.

 

Se lo he preguntado a mis padres.

-Mamá, ¿quien es Papa Noel? Eres tu?

-Ariel, mama, no es…

-Pap, ¿quien es Papa Noel? Eres tu?

-Ariel, hijo, papá no es…

El tío Juan que andaba por allí preguntó:

-¿Qué pasa?

-Tío, que yo no creo que Papa Noel exista. A mi los regalos me los dejais vosotros y porque es mi cumpleaños, si no ese señor no se pasa por casa.

-Ariel…no seas tonto. Cuenta la leyenda que a los niños que no creen en Papa Noel , Rudolf les deja en algún momento su nariz roja en la ventana, por payasos, por no creer, y para que se la pongan e ilumine su imaginación y crean en la magia.

-Anda ya tio……vena…que no soy bobo.

-No sé, hijo, a mi es lo que me contaron. Siempre he creido en Papa Noel, asi que no tengo esa nariz.

-Pues si existe, yo le tengo que ver esta noche, aunque no venga a casa ningun año. Vendrá a la de David…tendré que ver el trineo, aunque no haya ni nieve ni estrellas ni nada.

En cuanto acabamos con la cena , que manía de poner comida para veinte si somos diez, y tio Juanito empezó a pelearse con la botella esa que alegra el alma para ver si se abria o no, yo cogí mi linterna y me fui a la cama. Tenía que hacer guardia y cuanto antes, mejor.

Fui contando las horas desde el reloj del salón. La una. Ya era mi cumple! Las dos. Ni un ruido en la calle, ni una luz sobrenatural a través de la ventana. Las tres, mi tio cantaba fatal un villancico sobre un caldelero, se ve que el liquido de la botella le había alegrado bien el alma, pero a su voz no le había hecho ningún favor. Las cuatro, esto es un rollo, aquí no pasa nada, ya no se oye cantar a nadie…y yo me aburro como una ostra…las cinco, me pesan los párpados….

.no se si estoy o no aún despierto, creo que sí, y alguien llama a mi ventana, dice mi nombre susurrando…

-Ariel…ven…corre!

Estoy tan cansado que creo que estoy soñando despierto

-Ariel…es tu oportunidad…ven corre…!

Casi sin poder tirar de mi cuerpo y con los ojos pegados salto de la cama y voy hacia la ventana…

Veo a alguien corriendo a lo lejos. Va de rojo, o eso me parece.

Me restrego los ojos para ver bien. Ya no veo a nadie.

Nada, Papa Noel no existe. Si ya lo tenía yo claro.

Volví triste a la cama, mañana iría al arbol otra vez, como todos los años, a abrir los regalos de la familia, bote de colonia incluido, pero haría como si me hiciese mucha ilusión.

Dormí lo que pude hasta que hoy otra vez jolgorio en casa, el tio Juan rascando una botella y venga a cantar Villancicos sobre los pastores y las campanas.

Con cara de lechuga mustia me puse las zapatillas de cars y me acerqué de nuevo a la ventana ¿Por qué soñamos siempre a medias?

.De repente, escuche a lo lejos como el tintineo de unas campanillas, y eso puedo asegurar que no era la musiquita que se traía el tio Juanito…

Sobre el alféizar había una nariz de gomaespuma roja . ¿Como era posible?

-Mamáaaaaaaaaaaaa! Papáaaaaaaaaaaaaa! ¡Venid! ¡Venid! ¡Corred, corred! Venga!

Alarmados aparecio toda la familia en la puerta de la habitación

-Pe…pero..¿Qué es esto?

-¡Te lo dije! ¡Ves!¡ Payasete, ya tienes tu nariz por incrédulo! – dijo mi tio carcajeando mientras los ojos parecían llorarle.

Mis ojos brillaron mas fuerte que la nariz que Rudolf me habia dejado, que cuando la apretabas que soltaba destellos multicolores.

Los ojos del resto de la familia eran mas grandes que el pavo que había cocinado anoche mi madre para comer hoy y celebrar mi cumpleaños.

Al salir por la puerta papá y mamá se miraron.

-Yo no he sido- dijo papá.

-Yo no he sido- dijo mamá, mirando al tio Juan.

-A mi no me miréis. Yo siempre he creido en Papa Noel – dijo el tio Juan- y nunca me dejo Rudolf su nariz, pero igual os la deja a vosotros el año que viene.

Ahora no sé si es mejor creer o no en el señor este de Laponia. No sé si prefiero años de regalos que se curran duendecillos que no descansan o esta nariz de Rudolf, que no todos los niños la tienen y mucho menos por su cumpleaños. El mejor regalo. El más bonito.El más mágico…U
  
 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.228 seguidores