XYY

No. No tuve una infancia difícil. Al menos a mi no me lo pareció. Mi familia era bastante convencional. Un padre currante, una madre ama de casa, una casa con todas las necesidades cubiertas donde el amor reinaba y hasta un perro que salía a recibir al cabrón del vecino de enfrente meneando la cola. Solo yo era el rey de la discordia. La verdad es que no se como tenían paciencia para aguantarme, ni como podían intentar enseñarme modos a golpes de tolerancia. Mis padres nunca me gritaban cuando me orinaba en la cama, siempre escuchaba el mismo tono suave a pesar de que sabían que yo lo hacia a propósito para desencajarlos, pero ellos siempre igual, misma linea vocal sin picos, intentando hacerme entender que aquello no estaba bien hecho. Tampoco me castigaban si cogía el mechero de mi padre y quemaba su ultima novela, el me justificaba y decía que ya me conocia y que por eso guardaba una copia en el trabajo. Si que le enfuruñaba un poco a mi madre eso de ver las lagartijas abiertas con las tripas fuera en mi cuarto, pero solo porque eso en casa no se hacia, aunque, recuerdo que cuando murió mi padre no le gusto nada aquel pollo encadenado y desplumado en el corral, quizá ese día se salio un poco mas de sus casillas aunque por su reacción me dio a entender que todo se limitaba a no hacer determinadas cosas en determinados sitios, sobretodo si estos eran espacios cubiertos y ella podía toparse con mi obra en algun momento.
No.Nadie se dedico en mi infancia a darme cachetitos ardientes en el culo diciéndome eres mi putito Al contrario de lo que se piensa, nunca hubo incesto. ¡A veces creo que la gente esta loca! Incesto… ¿por qué? ¿Es que era imprescindible? ,
No, no me jodais, que no! Que tampoco mi madre tuvo un embarazo difícil…. ¡ Pero si la fuerza de la gravedad hizo que viniera al mundo cayendo prácticamente en brazos de aquel taxista en menos de veinte minutos ! .
No. No hubo nada de peculiar en mi infancia , de eso estoy más que convencido. Jugaba a las chapas, leía los Cinco y los siete secretos, los comics del Corsario de Hierro, y veía la bola de Cristal, quizás lo mas extraordinario que llegó a mis manos fue Bloodstar de Corben y una polémica Historia de “O” por Guido que creo que seria de mi padre, pero no lo sé, porque estaba en ingles y mi padre de ingles ni papa, o de mi madre, pero a mi madre no le gustaban los comics…En casa estaba y en tono no sé si irónico o con un pseudodisimulado cabreo ambos se empeñaban en hacerlo mio.
Hablé de que mi padre murió, Verdad?, Pues desde aquel día, descubrí algo que me relajaba: ir a entierros. En parte empatizaba con la tristeza y el llanto de cualquiera que se hallara en el sepelio, aunque a decir verdad yo nunca lloré por mi padre.., y mira que era un tío cojonudo…pero no sé, igual no lloré por ponerme una coraza y aparecer fuerte ante los ojos de mi madre que no hacia mas que repetirme “ahora tu eres el hombre de la casa”.Los hombres son fuertes, no lloran (eso me lo decia mi padre). Quizá aquello fuera demasiada responsabilidad para un niño que acababa de cumplir once años, pero yo la asumí.
¿Os dije como murió mi padre?
Bueno, nada del otro jueves, le encerré en el corral con candado y le prendí fuego .Muy básico , lo sé . Pero luego me fui perfeccionando. Aquella primera vez creo que aunque lo dejaron como que era un accidente no coló del todo, pero mi madre hizo una buena colaboración especial sin saberlo, ¿o quiza sí lo sabia ?. ¿ Y lo de mi vecino ? , no estuvo mal, aun no han encontrado el cuerpo. Ahora bien, lo de mi madre está claro que ha sido una obra de arte, me dieron ganas de hacer una foto y todo, estaba tan hermosa con esa sonrisa en la boca. La pobre estaba tan deprimida antes! Y coño, la vida hay que vivirla que son dos días! Ahora sonreirá una eternidad.
Si. Es cierto que me miran raro, y no entiendo bien por qué, todos piensan, especulan, pero no hay realidades. Mi realidad solo la vivo yo, ellos fantasean creyendo alcanzarla o tenerla, pero solo tienen fantasmas.
Hoy de nuevo ha venido la policía a verme, esta vez acompañada de un psicólogo que me contó un cuento chino sobre el gen asesino XYY…
No sé por donde andarán buscando, pero los científicos no han dado aun con la tecla, y yo, si les da por investigar, no tengo ganas de servir de conejillo de indias.
¿Soy a caso un demonio? No. Soy un hombre. Sí, lo soy.
De ti que me lees en este momento, según dicen, solo me separa una “y” que ni siquiera serias capaz de ver ni en minuciosa investigación, aunque encierre muchas cosas y pueda que sea la clave.
No, no soy raro, ni diferente, mi apariencia es muy normal, mi mirada es dulce y mi sonrisa perfecta. No, no tengo que hacer nada especial, ni tener una pinta especial.Aunque quizás haya mucha gente que buscando su identidad necesite destacar por algo ajeno a su esencia real, yo destaqué por mi mismo, viviendo mi propio infierno “Y” sabiendo que tu también tienes el tuyo propio. Yo simplemente lo realicé sin buscar nada mientras tu seguirás en tu frustrante búsqueda sin encuentro y sin realización.
… Nada, pues sigan buscando, que yo a partir de aquí cierro mi vida a negro.

Anuncios

11 comentarios to “XYY”

  1. tia, tía , muy bueno!

    normalmente esta gente doble igriega suelen ser grandotes y un poco cortos, solo un poco.

    Cuando la vida se cierra a negro , es que se acabó la peli, no?

    me ha gustado mucho, pero espero que nadie te pille las ideas sikopáticas de tu personaje, jajajaja!
    muxuk!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: