Invisibilidades Coloreadas.

La noche anterior se había acostado ebria. Hasta arriba de alcohol. La puta soledad a veces le hacía perseguir en aquella oscura habitación falsos refugios luminosos donde imaginar irrealidades.
Desde que Álvaro, su compañero, murió de aquella forma tan drástica y sin sentido encima de ella en la cama tras hacerle el amor era incapaz de encontrar perspectiva a su existencia. La buscaba. Claro, por supuesto que la buscaba…o al menos lo intentaba. Pero nada llenaba su vida ni su ser, todo eran simplemente amagos, ficciones que inventaba para encontrar caminos por los que seguir deambulando para terminar dándose golpes contra los muros que ella misma concienzudamente se ocupaba de levantar.
Eran las ocho de la mañana de aquel domingo cuando sonó el teléfono. Miró con los ojos aún pegados el display, y, para variar, número no disponible. Era lo más habitual en el último año, pero a esas horas de un domingo se imaginaba una urgencia y dio un salto de la cama.
-Hijo puta! Pensó, dejando el teléfono de un golpe encima de la mesilla de noche.
A los pocos segundos volvió a sonar por segunda vez. Se dió la vuelta en la cama, enroscándose en las sabanas, y tapó su cabeza con la almohada.
Ya están otra vez con que si me cambio de operador o que si me interesa comprar congelados! Les podían dar por el culo! Coño, que plastas! -pensó
Sonó una tercera vez y hasta una cuarta, a la quinta pero de muy mala hostia decidió contestar. Podría haberlo desconectado, pero no, no lo hizo.
Si?
-No trates jamás de encontrar en tu vida a alguien interesante, no lo vas a encontrar, evita la decepción…
-Joder…
!-exclamó-!me da que te has confundido!
No., y en el hipotético caso de que la encontrases tu misma serias la decepción.
-Pero que me estás contando, tío?, Que son las ocho de la mañana
-Evita decepcionar.
-Vete a la mierda!
-vocalizó alto y claro.
Y colgó.
Volvió a sonar el teléfono, y aun de peor hostia respondió pensando a la vez que respondía que no sabía porqué coño contestaba
No te he dicho ya que te vayas a la mierda, o no te ha quedado clarito?-le gritó
Simultáneamente enlazada a su grito y a sus pensamientos una voz sugerente le preguntaba
De que color son tus orgasmos?
No sabía exactamente que fue lo que hizo que sin pensarlo respondiera a su reclamo en un tono mucho mas calmado aunque con el estomago algo encogido quizá por el hambre que produce la resaca o quiza porque hacia ya mas de un año que nadie la erotizaba y menos a través de la palabra.
Blancos.
-No has dudado ni un segundo, ¿Tan segura estás?¿Blancos?¿blancos por qué?-
le preguntó
Porque previo a mis orgasmos estoy ciega de pasión y deseo, con ellos creo que alcanzo la luz, una luz blanca aunque también cegadora.
– ummm…interesante. Y ¿tu pasión tiene color?

Le hipnotizaban su voz y sus preguntas y se fue dejando llevar por la conversación.
-Supongo que el color habitual, o bueno, quizá no. A veces es blanca como hierro candente, otras roja como el fuego o dulce naranja, otras blanca, fría y azulada como el hielo…
-Y tu deseo?
-Mi deseo?¿cómo que mi deseo? ¿Mi deseo o mis deseos?-preguntó mientras bordeaba con su índice el contorno de sus labios.
-Ambos.
¿Quieres saber su color?
-Si.
-Uff, ¿mi deseo?, mi deseo sería azul como el cielo en un día soleado, claro y despejado, sin dejar lugar a tormenta. Mis deseos policromados, probablemente predomine el verde.
-¿Tus sueños?
-Mis sueños ¿qué? Oye, a que estás jugando?
-¿Que qué color tienen?
– Pues los mismos colores que mis deseos, suelen ir de la mano. Joder, ¿pero quien coño eres? Vale ya de anonimat
o-replicó un tanto contrariada.
¿y tus pensamientos?, dime su color
Transparentes, mis pensamientos transparentes., o no los escuchas? Mis pensamientos jamás podrían ser de otra forma., si no no te estaría respondiendo en este momento.
¿Algún color oscuro en ti?
-¿El de mi ropa interior te vale?
-Entonces…¿ no tienes ningún fantasma?
-¡Todo el mundo los tiene!
– ¿Cómo son? ¿Cuáles son?
-Son bastante aburridos, bastante simples por un lado y bastante complicados por otro si no, no les dedicaría tanto tiempo en mi cabeza. Inquilinos morosos tengo unos cuantos, supongo que serán los mismos que los tuyos..Por cierto que yo también he preguntado y no respondes . ¿Cuales son los tuyos? ¿De que color son tus orgasmos? ¿Quién coño eres?

-¿De que color son tus fantasmas?-siguió preguntando sin atender a su replica.
-Vamos que no me vas a responder, ¿no?
– dijo riéndose- Negros, por supuesto, eso ya lo sabias.Negros como mi sombra, y me persiguen como ella a todas partes. …buuuuu… ¿Pero oye…venga, ya en serio, cuales son los tuyos? Que esto está bien , pero parece un tercer grado…y me gusta más el quid pro quo! que son ya las ocho y diez, que me has despertado, que tengo resaca y tal, y que me parece amena la conversación, pero…aun no sé nada de…(tut,tut,tut,tut. …)¿TI?..
Con una sonrisa divertida e inquieta volvió a recostar su cabeza en la almohada dejando sobre ella el teléfono esperando una nueva llamada que jamás se produjo. Juntó sus muslos y contrayéndose, de su boca seca, como rocío fresco de la mañana, se escapó un profundo suspiro mientras a la fuga en un ligero sueño se preguntaba de qué color serían sus besos.

*******

Anuncios

4 comentarios to “Invisibilidades Coloreadas.”

  1. Genial Anna!!!

    Acaba de pasar a ser uno de mis favoritos de este Blog. Un texto original y lleno de poesia…. Y un final absolutanmente abierto, de los que me gustan.

    Habrá segunda parte del loco de los colores?? O este es el mismo tipo que cerraba en negro pero se arrepintió en el último segundo antes de que apareciera el negro??? O ha cerrado en negro despues de la llamada?? Pues mira que suicidarse después de ligar……!!!!

    Déjame que piense que igual hay más finales posibles….

    Molt bé.

  2. estoy con Ferran , uno de mis favoritos!
    TOMA YA!

  3. Con vosotros es todo tan facil…un lameton a los tres que sois un peacito de cielo iluminado por todas las estrellas del universo! asi que ya veis si me ciega la luz!

    Gracias por ser y estar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: