A mi Pepito

Adiós, mi buen Pepito,
adiós, mi buen amigo,
te echaré de menos…

Cuánto amor me has dado,
cuánto amor has recibido.
Cuánta alegría, tanto cariño,
¡te echo tanto de menos!…

Ya no veré tu figura
asomando por la puerta
de la cocina, espectante,
aguardando algún alimento.
Ya no veré más tu cara
dulce, amable,
mirando fijamente
desde tu atalaya en mi pecho.
O tu cuerpo suave
acurrucado en mi regazo
como una bola de terciopelo…

Adiós, mi niño…
¡No! ¡No quiero decir esto!

Sé que volveré a verte
algún día,
allá donde van los buenos.

Saldrás a recibirme,
tu mirada dulce,
tu tacto de terciopelo…

Sin embargo, y hasta allí,
tantas ganas de vivir,
tanto agradecimiento,
y ya no estás aquí,
y no sé cómo me siento.

Es tan grande el dolor
que no puedo retenerlo,
y brota desde mis entrañas
rasgando por fuera y por dentro
de mi ser, hasta el punto
de no poder contenerlo
y precipitarse horrible
desde mis ojos al suelo.

Tanto amor, tanto cariño
¡cómo no echarte de menos!

Ya no veré tus ojos,
ya no veré tu pelo,
tu figura, tu pose,
todo quedó tan lejos…

Cuánto amor me diste,
cuánto amor me quedo.
Sí, te echaré mucho de menos.

4 comentarios to “A mi Pepito”

  1. Muy bien Rhay….

    Brillante estreno aunque con mal motivo.

    Un abrazo

  2. Precioso Rhay, si es que cuando los sentimientos salen a flote son imparables.

    Besos

  3. mol bé!espero que Pepito no lo hayas perdido de verdad, ..+
    salud

  4. Pepito se sentiría orgulloso por tanto despliegue de sentimientos…Eres un amor.

    Un abrazo Rhay.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: