A LA ESPERA DE UN NUEVO DÍA

Son exactamente las 03:07. Continúo sin que Morfeo se digne venir a por mí para llevarme en sus brazos …¡¡Mecagüentodoloquesemenea, joder!!

Sé a ciencia cierta que ésa es la fatídica hora, en la que no hay manera de dejarme llevar por un sueño reparador, porque lo veo nítidamente proyectado en el techo de mi habitación.

En estas largas horas de desvelo me pregunto una y otra vez: ¿A qué maquiavélico ser de este planeta se le puede ocurrir regalar semejante artilugio si, de todos es sabido que, la misión fundamental de un despertador proyector no es otra que la de fastidiar a todo aquel pobre desgraciado que tenga dificultad para conciliar el sueño? La respuesta es clara – transparente como el agua, diría yo- y me atrevería a asegurar que, en todos los casos, ese alguien no nos tiene aprecio alguno. En mi vida ese adorable ser queda representado a la perfección por mi suegra. Mari -diminutivo de María de las Angustias, su verdadero nombre- me ha demostrado su cariño de manera malintencionada año tras año. Un cumpleaños sí y otro también… Sus detallitos -como ella acostumbra a denominar a lo que yo llamo lisa y llanamente “putadas”- hubiesen acabado en el cubo de basura si no fuese porque, haciendo honor a mi nombre, soy una persona prudente.

Después de hacer un exhaustivo repaso mental del día, hoy es uno de ésos que deberían de ser borrados del calendario por Real Decreto o simplemente porque lo digo yo.

Esta mañana me he levantado de buen humor. Al mirarme en el espejo de cuerpo entero del dormitorio he visto a un Pruden con buena mata de pelo, con todas las piezas dentales perfectamente enmarcadas por una seductora sonrisa Profidén, sin arrugas notorias ni bolsas en los ojos y sin asomo del incipiente barrigón que lucen la mayoría de mis amigos. Ha sido entonces cuando me he dicho: “Tío, por tí no pasan los años…¡Pero si estás hecho un chaval, coño!

 He llegado puntual a la oficina y la primera en amargarme el día ha sido la empleada de la limpieza que, nada más verme, me ha dedicado las siguientes lindezas:

Buenos días Sr. Pruden. -El inicio ha sido correcto. Raro en ella…-he pensado.

 –Buenos días, Amor.

-¿Ha descansado usted bien esta noche? Se lo pregunto porque sé que ayer domingo fue su cumpleaños y hoy tiene, perdone que se lo diga, muy mala cara. Claro que ¡es algo tan normal cuando, de un día para otro, se deja de ser un jovenzuelo!…je, je. Además permítame que le diga otra cosita, y tómeselo como lo que es, una recomendación : Trasnochar a su edad no es demasiado saludable  -me ha espetado la muy lenguaraz clavándome la primera puyita en todo lo alto.

 -Será que me miras con malos ojos, niña – he comentado apresuradamente temiendo que de un momento a otro llegase el temido descabello.

-Antes de que se me olvide: ¡Muchas Felicidades! ¿Cuántos le han caído? Calculo que, a ojo de buen cubero, serán 48 o así… ¿Me equivoco? – ¡Joder, siempre he pensado que esta muchacha me tenía en mejor consideración!

-Gracias por la felicitación, Amor. No, no… Ayer cumplí 41años. Bueno, siento tener que dejar esta agradable charla pero se está haciendo tarde y tengo que ordenar un montón de papeles -Una huída a tiempo es considerada una victoria, ¿verdad?

 -Que pase usted un buen día, señor Pruden, y ya sabe :¡Nada de excesos, que ya está en la cuenta atrás! – ¿Qué?… ¿Cómo?… ¿Cuándo?… ¡Maldito lunes de mierda!

-Hasta mañana, Amor – La precipitada decisión de cortar la conversación ha sido en defensa propia. No me interesaban los derroteros por los que el tema iba discurriendo.

El desparpajo de esta chica -jovencita de muy buen ver pero descarada como las he conocido pocas- me ha tocado la fibra sensible y he de reconocer que sus palabras, carentes de todo tacto, han hecho que encamine mis pasos directamente al aseo. Allí he respirado tranquilo al hacerme el exhaustivo repaso y llegar a la misma conclusión que esta mañana: Ni caso, Pruden…¡Estás hecho un chaval!

Las horas han transcurrido con normalidad y ha llegado el momento de ir a “Dino´s”- la guardería del trasto de Ángel-. Anteriormente Paz, mi esposa, me ha llamado por teléfono para proponerme un plan: reunirnos los tres en el centro comercial para comer . Me ha parecido una idea estupenda porque así aprovecharíamos la tarde para hacer la compra semanal y – lo más interesante de todo- concretar la hora de entrega del televisor LCD de 42” que tenemos encargado y que va a ser el regalo de cumpleaños que más ilusión me va a hacer; fundamentalmente porque lo he elegido yo, así que está claro que el acierto es pleno.

Justo al salir del restaurante nos hemos encontrado con mi estimada suegra, la señora Mari, agarrada del brazo de su inseparable, y siempre quejosa, amiga Lola… ¡Menuda pareja María de las Angustias y María de los Dolores! Sus respectivos padres dieron en el clavo al elegir los nombres de aquellas, en su momento quiero imaginar que, encantadoras criaturitas. Ni proponiéndoselo se consigue reunir, en dos personas, tanto en tan pocas palabras – he pensado.

Ángel se ha apresurado a estampar un acaramelado beso en la mejilla de su abuela y, como recompensa, su regordete moflete ha quedado inmediatamente tatuado en rojo bermellón. Mari ha cogido la mano del niño y nos ha propuesto llevarse a nuestro pequeño diablillo durante un rato. Por lo visto, Lola y ella habían acabado ya de “pecar” y así me lo ha demostrado cuando me ha ofrecido un paquete con un enorme lazo azul y una etiqueta que decía: “Espero que te guste”. He de reconocer que me han entrado sudores fríos incluso antes de abrirlo porque, aún sin conocer todavía que el contenido iba a ser el dichoso aparatejo atrapa-sueños que esta noche me tiene en vela, ya son suficientes los años de conocimiento mutuo y nunca falla…destrozar mis nervios con sus “detallitos” se ha convertido, parece ser, en el objetivo de su vida.

 Paz discretamente me ha dado un pisotón y yo, obedientemente, he vuelto a ser tan cortés y educado, y sobre todo prudente, como se me presupone.

-Muchas gracias, Mari…¡.Ya tengo un motivo más para acordarme de ti cada mañana!- he exclamado en un tono poco creíble. Sinceramente, lo que no imaginaba yo en esos momentos era que la iba a tener presente también cada noche y que su recuerdo iba a representar una auténtica pesadilla.

 -¡Calla so tonto! Gracias las tuyas, Pruden. Bueno, ya sabes que lo de tonto te lo digo de mil amores…

-Entonces, mamá, nos vemos en un par de horas en la cafetería de la última planta, ¿de acuerdo?- ha intervenido Paz viendo que la sutil ironía de Mari comenzada a hacer acto de presencia y que se vislumbraba cierta intencionalidad de comenzar un dialéctico fuego cruzado.

Mari ha propuesto a Ángel ir en busca del yo-yo de madera que tanta ilusión le hace al chiquillo desde hace tiempo. Imagino que algún amiguito de la guardería tendrá uno de esas características, porque sino tampoco llego a comprender el porqué de tanta fijación con que tenga que ser de ese material y no de otro, la verdad. Paz ha pensado que deberíamos de ir al garaje para dejar mi estupendo regalo a buen recaudo. Podemos ir al aparcamiento para dejar el detallito de mamá en el coche, ¿no crees, Pruden? Ha sido en ese preciso momento cuando nuestro Angelito ha girado su enrevesada cabeza y, a viva voz, ha dicho ante la atónita mirada de una pareja de jóvenes que han sido incapaces de contener la risa: ¿Vais al” apareamiento”, papi? Inmediatamente una rápida y algo ruborizada Mari ha intervenido para pedirle al niño que nos dijese adiós. Abuela, nieto y una Lola -disfrazada hoy de viuda alegre- han iniciado la desesperada búsqueda del fatídico juguete.

Al cabo de dos horas nos hemos reencontrado en “Coffe & Tea”. Ángel, al vernos, no ha tardado ni un segundo en mostrarnos, con total orgullo, su ansiado yo-yo de madera. Lo primero que me ha venido a la cabeza ha sido: ¡Miedo me da eso en sus manos!…Horas más tarde se han confirmado mis sospechas y ha quedado demostrado que, en manos equivocadas, cualquier juguete puede pasar a convertirse en un arma de destrucción masiva.

Hemos llegado a casa y, a los cinco minutos, nos han traído un monstruoso bulto que albergaba en su interior mi ansiado auto regalo. Precipitadamente he desembalado mi flamante LCD de 42” y lo he colocado sobre el mueble del salón. Me sentía gozoso con mi nueva adquisición cuando, a mis espaldas, he escuchado un alarido que provenía de mi querida esposa y que casi me provoca un súbito infarto de miocardio.

-Nanay de la China, Pruden..¡Ese trasto no lo quiero ver aquí ni una milésima de segundo más!…¡Qué horror, válgame el cielo!

Para continuar con un no menos enérgico:

 -¿No te das cuenta, cariño, de lo mal que queda? Ocupa medio mueble y rompe la estética del conjunto. ¡Embálalo ahora mismo!… Se devuelve mañana mismo y punto.

La ira se empezada a adueñar de todo mi ser pero he decidido mantener la calma. Obedientemente he dejado todo tal y como estaba antes; o sea, ha vuelto a quedar un hueco, a la espera de encontrar un nuevo televisor “monísimo de la muerte”- como diría Paz- que encaje con la decoración trasnochada y rococó de nuestro salón. El ordenador sería mi consuelo, mi distracción y mi refugio en lo poco que quedaba de tarde. Lástima que Ángel y su yo-yo de madera maciza se hayan acercado peligrosamente a mí y …¡Zasss!, haya bastado con un certero lanzamiento para que el arma letal destrozase la pantalla del aparato. Me he levantado, creo que saliéndome humo por las orejas y un espeso líquido verde por la nariz y por la boca, y me he ido directamente a la cama desando que pasasen cuanto antes las horas…aunque parece que esta noche va a ser misión imposible.

 ”Y me dieron las 10 y las 11, las 12 y la 1, las 2 y las 3” tralará, tralará…¡Mecagüentodoloquesemenea, joder!… ¿Estás ya de camino Morfeo?

Anuncios

15 comentarios to “A LA ESPERA DE UN NUEVO DÍA”

  1. jo que día tan divertido con lo rutinaria que es mi triste vida, por cierto feliz 42 cumpleaños ¿o eran 48?.. ah no! que eso eran las pulgadas del televisor que te jodio el chaval, bueno, menos mal que te queda el ordenador, jajajajajaja (todo coña)

    muy bueno.

    Ahora en serio… Mecagüentodoloquesemenea, joder ¿¿no va todo junto??? (voy a mirar en wikipedia….porsiaca…)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: