Versos Elementales VIII

VIII

Quedando apenas un hilo de vida
y el cuerpo casi inerte por los golpes,
sentía una punzada en las costillas
cuando el hálito llegaba a sus pulmones.

El cuarto, de un color cauterizante,
contrasta con las marcas de los puños
que se hunden con dolor sobre los gritos
clavados en el fondo de su alma.

Por un instante, se sintió segura,
envuelta en la blancura cegadora,
que a salvo, le ofrecían las paredes.
Qué dulce sensación tan confortable…

Por un instante el pánico constante
dio paso al alivio de quien sabe
que al fin es rescatada del infierno.

Tranquila, allí quedó dormida,
la mano de su médico en sus manos,
disfrutando por fin de un dulce sueño.

Anuncios

5 comentarios to “Versos Elementales VIII”

  1. Como siempre un poema lleno de sensibilidad ante el dolor, la humillación,la injusticia y la violencia.

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: