Cosa de dos

Si alguna vez te dijeron que querer era poder,
Sin duda se equivocaron ¿o es que no lo quieres ver?
Si la noche no acompaña con un poco de placer
Y me haces sentir solo y, yo, me vuelvo a perder
Enredado en las madejas de un querer llegar a ser
Quien desate tus pasiones, quien, con su loca canción,
Rompa, desgarre tus huesos y también tu corazón.
Que la luna nos sonría y quizás también el sol,
Y que tus ojos me miren, como a ti te miro yo.
Y que dejes que me pierda, una vez más, sin temor,
En esa cama, no fría, sino llena de emoción,
Y poder tocar tu pelo, tus pechos, sentir tu voz
Susurrándome al oído: Te deseo tanto, mi amor…
Pero cuando la que manda es nuestra oh Diosa Razón:
El poder una quimera y el querer una ilusión,
Que, por desgracia o fortuna, siempre son cosa de dos.

Anuncios

11 comentarios to “Cosa de dos”

  1. Precioso poema, sentido, profundo y a la vez sencillo. Me encantó. Con permiso de la autora me quedaría estos últimos versos para enmarcar o para escribir en mi agenda de frases especiales:

    “El poder una quimera y el querer una ilusión,
    Que, por desgracia o fortuna, siempre son cosas de dos.”

    Como siempre la música todo un acierto.

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: