QUE OS DEN A TODOS

SU ÚLTIMA REVERENCIA II : Que os den a todos

Por Martha McCain

 

Me aburro. La de rato que llevamos aquí para nada. No hay que darle más vueltas, está claro que quien haya matado al abuelo no va a ponerse de pie y decirlo, así que no sé qué hacemos aquí. Al parecer abuelo se clavó el abrecartas él solo, tres veces además. Mi madre me ha dicho que si me aburro me aguante, que no haga el tonto, y sobre todo que me calle la boca, ni media palabra. ¿A que mola si ahora voy y suelto que fui yo?  Bah, paso. Seguro que alguno se piensa que es verdad y me meto en un lío. Pero me gustaría ver qué cara ponen, anda que no me iba a  reír. Dicen que la rara soy yo, que si las pintas, que si la música, que si mis amigos… me tienen frita. Mi madre es la que menos me da la chapa. Ha leído un artículo en una revista de marujas, bendita peluquería.  Y básicamente me deja en paz porque entiende que esta fase de rebeldía y autoafirmación se me pasará si no consigo mi objetivo de llamar la atención. Me parece estupendo, a ver si los demás se lo leen también y dejaran de mirarme como si al abuelo lo hubiera matado yo, sólo porque me visto así o asá. Ni que no hubieran visto un gótico en su vida. Caroline tiene una pinta de puta que no se lame y a la cara nadie se lo dice. A ver si lo de ella también es una fase de rebeldía.

Para empezar el día de marras yo ni siquiera estaba en casa. Mi madre me contó la movida de que les había hecho llamar y que yo también tenía que ir, la verdad es que no sé a qué. Me fastidió todos los planes, yo había quedado con los colegas. Pero mamá se puso hecha una fiera y bueno, pues vale, para que me dejara en paz.  El abuelo pasaba de mí muchísimo, las raras veces que me hablaba era para poner a parir a mi padre y para decirme que le daba vergüenza que yo llevara el apellido MacCain. Pero yo pasaba mucho, porque en aquella casa, rara vez teníamos porqué ni cruzarnos si no era a propósito.  Esquivar al abuelo era sencillo, y eso hacía.  Era mi madre la que se ponía como una moto si el abuelo me daba cera. Y luego la bronca para mí, por no ponerle al abuelo en su sitio. Ja, a estas alturas. A buenas horas. Al abuelo en su sitio le han puesto tres puñaladas.

Como todos, toqué el abrecartas. Y como todos, al viejo lo dejé tal cual estaba cuando me lo encontré. Qué raro estaba el viejo. Estaba… ¡¿amable?! Quería que me quedase el abrecartas, como regalo. Insistió varias veces en que lo cogiera, me lo puso en las manos a la de sí o sí. Molaba mazo, pero me daba todo muy mal rollo. ¿El abuelo de buenas, insistiendo en que aceptase un regalo? Pues sería la primera vez en su vida que me diera gratis ni los buenos días. Al final lo dejé en la mesilla y le dije que mamá no me dejaba aceptar regalos de… casi digo “extraños”

-Claro, claro, tu madre no querrá que las partes equitativas de la herencia se desequilibren ni siquiera por esta bagatela sin valor alguno más allá de lo sentimental…-   Dijo con esa mueca que tenía por sonrisa en la cara, como de estar relamiéndose por saber algo que los demás no sabíamos.

Se empezó a descojonar el solo, como los psicópatas maníacos de las películas. Cuando mamá me dijo que el abuelo había aparecido muerto pensé que le había dado un ataque de tos en medio de la risotada y el mismísimo diablo había venido a por él, a reclutarlo para que esa estridente carcajada resonara en todo su esplendor en las puertas del infierno.

A saber qué le hacía tanta gracia. Pero a mí no me hacía ninguna, salí por patas. Menos mal que nadie me vio salir corriendo, sino ya la tenemos liada. Y que no me quedé el abrecartas, si me pillan con él, “fiesta”.

Yo creo que ha sido Caroline. Es la que peor está de la azotea, y además, es de largo la más tonta. Pero a lo mejor sólo es que a Caroline es a la que más manía le tengo. Es muy tonta, la pobre, se cree tan guapa, tan lista, tan actriz, tan sensible, tan artista… Será pava…

Al abuelo le quedaban dos telediarios, matarlo, solo lo complica todo mucho. Y a mí el tema de tener que vivir en esta casa me ha hecho la pascua, andaba ya tiempo dándole vueltas a ver cómo me podía abrir de este antro decrépito, donde nadie me quiere ni yo tampoco le tengo especial cariño a nadie, salvo a mamá. Lloré más cuando se murió mi cobaya, Mister Floppy, que cuando me dijeron que el abuelo había sido apuñalado. Solo me salió un “alaaaaaa” Lo que le faltaba a esta casa, un asesinato victoriano. Ahora pienso si lo de Mister Floppy fue muerte  natural o alguien estaba haciendo prácticas.

Y así se lo conté al inspector  en el aburridísimo interrogatorio. Todos tienen una mala leche que te cagas pero son un poco “sin sangre”. Y muy pijos, no les veo yo ensuciándose sus manitas, ni sus ropitas de marca, ni rompiéndose una uñita. Y el abuelo estaba rarísimo, algo se traía entre manos.

– ¿Qué crees que podía estar tramando tu abuelo?- me preguntó Kendall.

-Y yo qué sé, eso averígualo tú, “Sherlock”-

Pero nada, bah, no me hagáis caso que total, aquí la que está mal de la cabeza por vestir raro soy yo. Pero aquí hay gato encerrado y cuando salte la liebre me voy a descojonar de vosotros en vuestra cara. Es que mira que sois raritos…

JUEGO:  ADIVINA A QUIEN PERTENECE ESTE RELATO

 

ENTREGAS DE “SU ÚLTIMA REVERENCIA”:

– Su última Reverencia: Prólogo. Homenaje a Conan Doyle.

– Tragedia en la mansión McCain.

Que os den a todos.

En el abismo de la amargura.

La estupidez humana es infinita.

Soy artista (Y borracha).

Perdida en la niebla.

Elemental, mi querido James.

–  Debería haber cambiado las cortinas.

Comienza el juego.

Epílogo.

Especial “Su última Reverencia” texto completo descargable en pdf.

Anuncios

17 comentarios to “QUE OS DEN A TODOS”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: