Bienvenido al Planeta Tierra

O

TODO LO QUE ME IMPORTA

(A Víctor, mi hijo, en  su cuarto cumpleaños: Te quiero infinito)


Érase una vez un niño que viajaba en una estrella fugaz haciendo favores a todos los seres del Universo que se lo pedían. Él era un niño que disfrutaba con su tarea y recorría todo el cielo. Se paseaba por todas las galaxias en busca de seres a los que ayudar. Cuando alguien veía su estrella moviéndose por el firmamento, le pedía un deseo y el niño, lleno de bondad,  se lo concedía.

Hace muchos, muchos años, divisó un planeta azul habitado por todo tipo de seres extraños. Unos altos, otros veloces, otros inmóviles y verdes, algunos vivian dentro del agua y otros cerca. La cantidad de seres vivos era impresionante y todos tenían particularidades que los hacían bonitos y bellos. Estuvo todo el tiempo que pudo girando alrededor de ese precioso planeta, oteando sus rincones, conociendo a sus habitantes, admirando su belleza hasta que se enamoró del planeta y decidió quedarse a vivir en él.

Se acercó a la luna para pedirle consejo y esta le remitió a un hada buena que vivia en Eunate, en el Castillo de las 100 puertas. El niño, dejó su estrella escondida en el bosque que bordea el castillo y se dirigió a la gran puerta que lo custodiaba. Antes de llamar, la puerta se abrió sola y apareció otra puerta que también se abrió al acercarse y así sucesivamente hasta completar las 100.

Al llegar a la última puerta se encontró en medio de una estancia preciosa, con todo tipo de lujos y comodidades y en el centro de la sala,  en un gran trono estaban las figuras de una bella dama y de un joven caballero, acompañados por una hermosa unicornio rosa invisible.

–  Soy Anna, el hada helada, y a mi lado está Alvero, caballero aventurero ¿tú quien eres, niño al que se le han abierto todas las puertas del castillo? Sólo alguien con bondad infinita puede ser capaz de algo así.

–   Soy un niño que ha estado viajando por todo el Universo, pero finalmente me he enamorado de este planeta y querría venir a vivir aquí.

–   No puedo negarle nada a aquel a quien el Castillo le concede sus favores, pero tendremos que buscarte unos padres apropiados. Los mejores padres que pueda haber sobre la faz de la tierra.

Y así fue como la Anna el hada y Alvero el caballero llevaron al niño hasta una enorme estancia con una gran bola de cristal de más de dos metros. En ese momento empezaron a pasar caras y caras de padres hasta que la bola se paró encima de una pareja y el niño empezo a reir por cuanto se parecian esos señores a aquellos seres mágicos con los que habia hablado por primera vez en la tierra…

– Creo que ya lo tenemos le dijo el hada helada al niño. Ahora deberán pasar la prueba del reloj . Les haré un conjuro para que sin que ellos sepan porque se dirigirán a la ermita de Eunate* y deberán darle 7 vueltas.Si lo hacen en el sentido de las agujas del reloj, deberas volver a tu mundo, si lo hacen en el sentido contrario tu habrás ganado, es un reto, pasarás a la barriga de tu futura mama,  pero deberás dormir un sueño de nueve meses , es largo aunque tu no conozcas aun el tiempo, pero después serás hijo suyo, para que así puedas vivir como el gran niño bueno que eres….Y te llamaras Victor, porque habrás conseguido la victoria, y hacer tu sueño realidad.

Así fue como Víctor entró a formar parte de la vida de sus papas, y toda la familia le hizo una gran fiesta el día de su nacimiento. Una fiesta que se repite todos los años para gran alegría de toda la familia

Cada año, al finalizar el día de la fiesta, cuando ya es de noche y las luces se apagan, los papas de Víctor salen a observar el cielo y saludar llenos de agradecimiento a una estrella fugaz que brilla más que ninguna otra sobre el cielo de Madrid.

Este cuento, mi amor, para tí, esta sólo comenzando.

*****


*Eunate significa en euskera “cien puertas”, en alusión a los numerosos arcos que la rodean. En latín, el término “eu nato” se traduce como bien nacido.

N. del A.: Todo parecido con la realidad, en este caso, no es mera coincidencia, y que estes a mi lado, y quererte y besarte, y reirte y llorarte, y abrazarte y mimarte, y crecernos y educarnos, y caer para apoyarnos, y que me cojas las manos y tu tierno beso en mis labios,  hoy, y desde hace cuatro años y un sueño de nueve meses,  es todo lo que me importa.

23:55

13 comentarios to “Bienvenido al Planeta Tierra”

  1. Que precioso, Anna. Es un relato lleno de imaginación, color, sentimiento y amor. Dale un besito al protagonista de mi parte.

  2. Precioso cuento para un maravilloso príncipe, que esta empezando a brillar como las estrellas y según vaya creciendo brillará mucho más.

    Muchos besitos Victor

  3. A mí personalmente me encanta este cuento… Ya lo sabes…

    Muchos besos para Victor y otros tantos para ti por la parte que te toca.

    Petons

  4. Maravilloso cuento, me ha emocionado de veras. Se lo contaré al niño que duerme en mi barriga cuando despierte. Bello.

  5. Ser un niño de infinita bondad a quien se le han abierto las cien puertas del castillo siempre es una ventaja inmejorable para quien recién camina por este planeta.

  6. Hace dos años, como ejercicio en la guarderia, cada familia tenia que escribir un cuento sobre el nacimiento y la vida de su hijo, a mi, por circurstancias, se me hacia muy cuesta arriba, no sabía bien por donde empezar, por ello solicite ayuda a alguno de mis compañeros, que no dudaron en aportarmela…. Esta claro que este cuento no hubiera sido posible sin ellos, y sobre todo sin tí, Ferran.

  7. Anna, es una preciosidad de cuento. Enhorabuena, guapísima.

  8. Wow! Increíble! que hermoso regalo… La última foto… maravillosa.

    Felicidades.

  9. Anna, no puedo por menos que felicitarte por ser capaz de transmitir tanto amor maternal en este cuento.
    Me parece fantásticamente genial, original, tierno…Este es el mejor regalo que le podías hacer a tu niño y sé que no será el último.

    Enhorabuena a Victor por tener una mamá así y a él le deseo toda la felicidad del mundo en cada uno de sus cumpleaños.

    Besos, guapísima.

  10. Que hermoso cuento!!!
    Es de una ternura inmensa

  11. Ummm, no se parece nada a otros cuentos que he leido tuyos, y en este lo tenías a huevo…

    Es un cuento precioso, y me acabo de enterar de porqué te llamas Ana el Hada Helada. Felicidades a tu chico.

    Oye, ¿Y eso de que a los padres les manden deberes en la guardería?

  12. Jooooo….Revol, acabas de desvelar el secreto….solo mi hijo lo sabía…joooo

    Antes de dormir:
    -Mama, tengo miedo?
    -Por qué mi amor?
    -Me dan miedo las brujas…
    -Las brujas ¿por qué?
    -Por que sí.
    -Porque sí no es respuesta…
    -Me da mucho miedo…
    -Victor a ver, mama está aqui,…¿Quien soy yo?
    -Mama
    -y sabes quien es mama? Un hada…
    -Si…?
    -sí, y ha hablado con todas la brujas…
    -Si…?
    -Sí, y les ha dicho que se vayan, que se vayan con los niños malos, si es que hay niños malos, porque aqui no los hay, tu eres un niño bueno, y tienes que dormir tranquilo…
    Asi que quien es mamá?
    -Un hada….
    -y con quien ha hablado?
    -Con las brujas…
    _y que les ha dicho?
    -Que se vayan con los niños malos
    -Y tu que eres..
    -Bueno…
    -Pues duerme tranquilo, mi amor…un beso. Buenas noches.
    -Buenas noches mama…
    ********************

    Y lo de a huevo ya me lo explicarás, jajajaja!

    Gracias por vuestros comentarios.

  13. Perdón ;=)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: