Versos Elementales XI

XI

(En reconocimiento a Pep , inspirador de la idea)

Camina por la calle, silenciosa,
oculta entre las sombras de la noche.
Sólo perceptible por el eco
de sus tacones al rozar contra el asfalto.

Su ropa, cubriendo lo imprescindible,
permite ver la piel cicatrizada
de años de sentirse un simple objeto
hasta convertirse en un desecho humano.

La cara, aunque pintada,
no puede ocultar su enorme hastío,
el asco que soporta cada noche
al mirarse al espejo en su regreso a casa.

Entonces, la luz de un faro a medianoche
la saca de su pensamiento absorto,
y muestra con descaro su carnaza
dispuesta a ser elegida sobre el resto.

Se acerca a la ventana, sugerente,
y en un par de palabras todo queda.
Abre la puerta, ya sumisa,
y sube sigilosa en aquel auto.

En sólo unos minutos, ya de vuelta,
se retoca el carmín sobre sus labios,
recoloca nuevamente su melena
y la poca ropa que su piel cubría.

De repente, la Luna llena, enorme,
la hizo de espejo sobre un charco.
Una lágrima surcó sus mejillas
mientras miraba en su mano unas monedas…



Anuncios

13 comentarios to “Versos Elementales XI”

  1. Buenas noches, siempre es un placer leer a un buen poeta y Rahy es uno de los grandes. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: