LA "PENUL"

 

                                        Ad mortem festinamus

“Me propuse escribir del desprecio del mundo para que, pasado el tiempo, no sean las generaciones seducidas en vano. Ya es hora de despertarnos del malvado sueño de la muerte.

La corta vida se acabará en breve; la muerte, que a nadie teme, viene velozmente. Todo lo destruye la muerte y de nadie se compadece”…(Llibre Vermell de Montserrat)

 

..Me lo propuse y, por supuesto, no lo conseguí. (Annalammer)

 

++++++++++
 

-No sé porque has decidido que quedásemos aquí…y menos siendo el día que es, sabes que me acojona.
-Solíamos hacerlo antes así, y ya ha pasado un año…¿Saltas o te ayudo?
-Sí, un año.. pobre Charlie..siempre se van los mejores
-Venga, ¿saltas o te ayudo?
-¿Dónde estará? Se preguntó Alba en voz alta mientras saltaban la tapia
-¡Pues dónde va a estar! Dos cuadras más allá descomponiéndose. Mira he traído la botella de Dyc que no logramos bebernos aquella noche.
– ¡Tú estás loco!
-Mujer, venga…qué mejor que apurarla con él.
-¿Crees que le molestará?
– ¿Molestarle, Alba?, Charlie esta muerto…es algo simbólico, a mi sí me mola, qué quieres que te diga…
-Me niego a pensar que tras la muerte no hay nada.
-Bueno, haber hay un montón de… gusanos…moscas…abono para la tierra…
-¡Joder qué asco! Aunque claro, tu postura me parece tranquilizadora…a mí me inquieta mucho pensar que tras la muerte hay algo…el único viaje que inevitablemente y no por decisión propia has de hacer solo.
-Tronca! Tú no has visto “Entre fantasmas” ¿no? ¿Solo?¿ por qué? se supone que te espera toda la gente que quieres tras una luz cegadora en un mundo de felicidad sin más objetivo que ser feliz. Vamos, como de tripi.
-No me seas simple, cabrón…
-Joder, es que yo sí veo la serie. Ven, siéntate.
-¿Sobre su tumba?
Alberto se sentó y procedió a abrir la botella de Dyc llenando tres vasos y, tendiendo uno a Alba. le dijo.
-¡Venga brindemos!
Alba lo rechazó…
-Eres un puto freaky.
-Venga tía…-dijo guiñándole un ojo.
-Brindar ¿por qué?
-Por los sustos que te dábamos cada vez que volviendo a casa te entraban ganas de mear y Charlie no paraba para que lo hicieses hasta que llegábamos a la tapia del cementerio…y los tres terminábamos saltándola para tomar la penul.
Alba cogió el vaso, lo alzó y, lanzando una carcajada, gritó:
-¡Charlie! Va por ti! ¡Por los tres!

Y no, no paso nada más. No hubo respuesta. Ni fantasmas. Ni luces dibujando corcheas… No, querido lector. Después sólo hubo un precioso amanecer tras una conversación llena de recuerdos y risas donde, como testigos mudos, quedaron una botella vacía y un vaso, puede que lleno, sobre una tumba.

 

                                                                 A Charlie 5150: (1968-1998)

 

 “Los que creen no necesitan pruebas y los que no creen ninguna prueba les vale”. Stuart Chase

Anuncios

5 comentarios to “LA "PENUL"”

  1. Con la sensibilidad a que nos tienes acostumbrados Anna; precioso texto donde no pasa nada… o pasa todo.

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: