Eloísa estaba debajo de un almendro.

A la sombra de un almendro
me quedé un día dormida.
y a la media hora vi
que moverme no podía.
¿Que me pasa Dios mío?
¿porqué así me castigas?
¿es que acaso fui mala?
¿es que tal vez fui arpía?
si cometí algún pecado
fue sin querer, a fe mía.
Que si le robé el refajo
a aquella zorra tardía,
no fue por sacar provecho
pero la esquina era mía.
Que la gané en una apuesta
a la puta de Faustina,
que mi trabajo me dio
conseguir en solo un día
sacarle todos los cuartos
al pesao del policía
a cambio de mis favores
chupa y chupa ¡madre mía!
Que si no entro en la iglesia,
a honrar tu gracia divina,
no es por hacerte un feo
que sabes que no lo haría,
si no porque el sr cura
prefiere que vaya a verlo
detrás de la sacristía.
La noche ha sido muy larga
el sueño ya me vencía
por eso salté la valla
pero el hambre me podía
y al ver aquellas sandías
me comi una a sabiendas
que el derecho me asistía,
no en vano el marqués me adeuda
la última de sus visitas.
Así pues ay mi Señor
se misericordioso con esta,
que yo te prometo ahora mismo
no cobrarte ni un real
si en tu bendita bondá
decides llevarme allá arriba
que pa eso están los amigos
y una aunque puta es honrá
y lo que promete da
aunque salga malpará.

Eloísa hija mía
como lo he de decir,
no me prometas nada
que nunca podrás cumplir.
Deja de darle al vino,
al aguardiente, al rosolí
y verás como en un rato
moverte podrás al fin.
El cuerpo no da para tanto
mucho empinas la cerviz,
así que sigue durmiendo
y te recuerdo hija mía,
un servicio has de cumplir,
¡Qué sería de las casadas
si no estuvieras ahí!
Miedo me da pensar
el trabajo que darían
si el marido no tuviera
con quien descargar las ansias
que yo les metí en su día
queriendo que procrearan
sin prisa pero sin pausa,
para ahorrarme a mi el trabajo
de modelar cada día.

11 comentarios to “Eloísa estaba debajo de un almendro.”

  1. El ingenio y la chispa de estos versos no podían ser de otra persona… Guttaelo, me ha encantado, ole tu salero y gracias por compartirlo. Siempre nos sorprendes.

  2. ¡Niña, qué simpatía y desparpajo desprenden tus versos!
    Demuestras que puedes con todos los retos que te propongas así que ¡adelanteee!
    Me ha gustado mucho.
    Lametorro.

  3. Me encanta esta poesía, y como ya te dije me recuerda a ese dejillo de la poesía irónica, sarcástica y con humor del Siglo de Oro español.

    ¡Muy buena, si señora!!

    Besos

  4. Ves como sí debias publicar, ja jaa ¡nada menos que traer a Quevedo al siglo XXI.
    ¡Muy bueno!,

  5. jajaja,muy bueno elo,esto que no lo lea MANUEL,jajajjaja

  6. Madre mía, y pensar que para que te pongas a escribir casi casi hay que amenazarte… llevas una racha magnífica de textos a cual mejor que el anterior, así que ¡a seguir así!
    Beso

  7. Pues si hay que amenazar pa que escriba…¡amenaza,Gusa, amenaza!

  8. no sabía yo esta faceta tuya de escritora ajajajaja, muy bueno si señor!!!

  9. jejejee, Gracias a todos por vuestros comentarios, me subís la moral, que falta me hace.

  10. está muy bueno!!! Eres una artista Elo
    besos guapa

  11. Guttaaaaaaaaaa!!!

    Clap! clap! clap!

    Felicidades.

    Besos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: