Los Amantes

“¿Me quieres?” le susurró al oído mientras le pasaba la mano por el hombro. “Sí”, contestó dirigiendo la mirada encendida en busca de unos ojos que respondieran a la invitación. “Te echaré de menos”, continuó susurrando lánguidamente una cabeza que se arrimaba poco a poco hacia el regazo que la esperaba impaciente. “Yo también te echaré de menos. Jamás había conocido a alguien como tú.” Contestó con aquella mirada tan tierna, tan triste, tan llena de agua de mar…
Entonces miraron hacia el cielo. La noche era clara, algo fresca, pero parecía sacada de una novela romántica: una luna llena enorme alumbraba sus caras que se sentían acariciadas por la brisa marina de la noche. Más allá, a lo lejos, sólo había oscuridad. A duras penas se distinguían las luces del pueblo. Sus vidas eran del mar, de la arena de la playa…
Se miraron nuevamente a la cara, y decidieron hacer el amor como nunca en su vida lo habían hecho. Se amaron, se dijeron tantas veces “te quiero” que jamás podrán contarse. Y después, contemplaron en silencio las estrellas. Era la noche perfecta.
Poco a poco, les fue venciendo el sueño, y quedaron sumidos en él con las extremidades entrelazadas, en un abrazo eterno. Cuánto amor había en ese rincón del Universo; cuánta pasión encerrada en esos dos cuerpos hechos de carne, hueso y sentimientos… Cuánta sensación de seguridad recorría sus mentes. Tanta, que ni se percataron del estallido de luz que apareció más allá de la villa, ni de la lluvia de ceniza y piedra pómez que les venía encima proveniente del Vesubio. Y así quedaron, en su tumba de ceniza para siempre estos amantes, el 24 de agosto del año 79.
Anuncios

13 comentarios to “Los Amantes”

  1. ¡Qué intenso! ¿En qué lugar se encuentran esas figuras de arena? Una leyenda (creo que lo es) increíble.

  2. Preciosa historia Rhay. Pasarían tantas cosas aquel 24 de agosto del año 79, miedo, horror, impotencia, intentos de huida, resignación.

    Siempre es un placer retroceder en la Historia y más si se hace de una forma tan bonita.

    ¡Enhorabuena!

    Besos

  3. Como dice aquella canción… “que el fin del mundo te pille bailando”… o amando. Besos.

  4. Hola, Stephen. Esas figuras no son de arena, sino de ceniza, y fueron encontradas en las excavaciones de Pompeya. Lo más alucinante de estas figuras es que cuando murieron estaban haciendo el amor, por lo que yo creo que ni se enteraron de lo que ocurría a su alrededor. Me siento agradecido por que te haya gustado.

    Muchas gracias por los halagos y las muestras de cariño, Miren y Roser.

  5. La foto es impresionante y si creo que como dices una gran sensación de seguridad recorria sus mentes.

    En lo que difiero contigo es en que no se enteraran. Hay muchos cuerpos que parecen estar durmiendo, los que están en movimiento si parece que se enteraron.

    Estos supongo que se enterarían y ese abrazo y ese beso es el de la seguridad cuando se ama. La despedida.

    Bonito relato e impresionante foto.

  6. precioso! seguis siendo unos genios todos!

  7. Una bonita forma de decir adiós al aquí y ahora.
    Intenso, Rhay.
    Lametorrooooo

  8. Tienes razón. No puse la suficiente atención a la parte que mencionaba la ceniza. Gracias por la aclaración. Y sí, la pasión que demuestran en la imagen simplemente refleja la falta de atención puesta hacia el exterior, lo que dio como resultado que no se hayan percatado de lo que acontecía a su alrededor. ¡Saludos!

  9. Magnífico Rhay, tu estupenda poesía matiza tu prosa ¡eres bueno en ambas!
    Ignoraba la existencia de esas figuras de ceniza en la actualidad, pero si algún día las veo, siempre recordaré tu relato…
    Lametorros Rhay.

  10. Muchas gracias a todos, de verdad. Es un gusto recibir tan buenas palabras.

  11. Un relato muy original. Es romántico y hace ver un hecho odioso en desastres con un cristal de romanticismo. Una buena historia. Corta y bien contada y la foto es una obra de arte. Es idéntica a la que se exhibe en el Parque del Amor en Lima (Perú). Tienen la misma postura.
    Supongo que el artista se inspiró en esta bella leyenda.

  12. recuerdo de una tragedia y uno se queda con la sonrisilla y las mariposicas revoloteando…gracias Rhay !

  13. Rhay, enhorabuena!! Da gusto recordar la historia con tus relatos cargados siempre de tanta emoción. Lametorros

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: