Cara y cruz

El mar horadaba la roca lentamente… mientras observo mi moneda lanzada al aire se me hace difícil comprender que motivo la impulsa y la hace girar, no sé si es por el ansia pero al chocar con la roca y sumergirse en el agua sé que jamás la recuperaré, no puedo borrar ese pensamiento de mi mente y cada invierno vuelvo al mismo lugar, mi mirada continúa fija en aquella roca y hace que mi mente gire al compás de aquella caprichosa moneda.

Fijo mi mirada en el horizonte, todo da igual, bailo en círculos…soy la moneda que ansia las gélidas aguas, las gotas salpican mi rostro, ansío sumergirme… una gran fuerza me eleva y me arrastra sin más, era un recuerdo suyo y ambas pérdidas atormentan mi sueño desde aquel día. Es el afán de ganar que me traiciona en este juego sin reglas que me desespera, el miedo a perder que me estremece y me hace temblar, pero……. salto! mi mente vuela mientras mi cuerpo se hunde, la brisa quema mi alma y mi torso se hiela, una mano se extiende hacia mi, una voz susurra mi nombre, me domina…y ahí está, mostrándome la moneda, acerca sus labios y me arrastra al fondo de sus dominios, siento frío a veces calor, me deja sin aliento pero no cavilo, nos fundimos en un profundo y largo beso y se hace la oscuridad, me sumo en un profundo letargo, llega el sueño, duermo…..

Aquella mañana del 21 de diciembre un sol abrasador acompañaba en su paseo a un padre y a su hijo que de repente grita….papi mira allí en la roca!!!!

Las olas tapaban y destapaban su cuerpo, en su puño una vieja moneda y en su rostro una extraña sensación de paz.

Autores: Cab y Cap.

4 comentarios to “Cara y cruz”

  1. Dios creo que entendi algo asi como una metafora de la muerte del suicidio impavido, impasible … ese algo quete domina y no te deja vivir pero tampoco te impide morir.. por aquello que ansias.. la paz eterna del alma,, la del deber cumplioo la de no vivir para no morir en el vacio inocuo de una vida sin mas que la alegria propia de saber vivir.. me encanto ypero me dejo asi como las aguas gelida del corazon abrazooos

  2. Cara o cruz la suerte está echada, escalofriante este microrrelato. Gracias por compartirlo con nosotros y por vuestra maravillosa aportación.

    Saludos

  3. Muy bueno! Corto, profundo, contundente y sin un ápice de duda. Me ha gustado mucho todo él. Como empieza, como se desarrolla y como termina. Felicidades por vuestro cuento.
    Y, por cierto, gran originalidad que seáis dos los autores. Me pregunto cuál palabra o frase escribió aquélla o la otra, jajajaja…

  4. Hasta ahora que he visto el comentario anterior no he caído en la cuenta de que eráis dos los escritores, pues parece hecho por una sola mano y mente. Os felicito. El cuento me ha gustado mucho. Es uno de los mejores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: