Guardia Solitaria (Isabel Oliva)


Esta vez tuve que hacerlo yo sola. La forense no pudo entrar por el nauseabundo olor a muerto podrido y a carne quemada. No había apenas luz para ver. Con los guantes puestos toqué el cráneo y el cuello del individuo para comprobar que no tenía ninguna melladura o hueso partido entre el rojo casi negro de la sangre coagulada.

Fuera el viento azotaba los cristales. Los guardias civiles esperaron fuera también. No podían con el olor. Al fin, localicé el hundimiento en la base del cráneo… ¡Vaya! ¡Qué suerte! ¡Otro asesinato para mañana!

-¡Vamos! Necesito un descanso hasta mañana.

Anuncios

8 comentarios to “Guardia Solitaria (Isabel Oliva)”

  1. uffff !!! Isa que macabro xD!!! pero bueno , muy bueno. Me ha gustado es muy tuyo, directo, macabro, hasta he sentido el olor…. ¡¡¡Enhorabuena !!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: