Pasión occidental (Judith Bosch)

Achilles, el elegido por la muchedumbre, no dejó de azotar al senegalés hasta verlo convertido en un rojo trozo de carne del que colgaban dos piernas inertes.
-¡Démosle ya su merecido descanso! –gritó.
Improperios entremezclados en un mar de ruido se levantaron como las olas sobre los brazos que, de diez en diez, movieron la cruz hasta colocarla de pie, al lado del condenado. Su madre rezó y rezó y buscó aquella luz arriba, al todopoderoso que jamás tuvo intención, ni de darle tierra a los africanos ni de hacerlos no-extranjeros.
Anuncios

15 comentarios to “Pasión occidental (Judith Bosch)”

  1. Narrativa impactante. Muy bueno, Judith. Muchas gracias por acercarte a nuestra República caracolera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: