No trates con extraños (Rocio de las Nieves)

El coche, como se había acordado, era rojo y encendió la luz de sus faros tres veces cuando llegó delante de aquella casa. Una figura oscura abrió la puerta  portando un látigo en la mano. No se le veía el rostro, pero parecía estar dispuesto a azotar a cualquiera que amagara salir del coche. Allí se mantuvo impávido, firme, dejando que oyéramos a veces  el chasquido del cuero en el suelo. La noche iba a ser larga. No habría descanso. Ninguno nos atrevimos a cerrar los ojos por si , en un descuido, pasábamos a ser el primero en morir.

4 comentarios to “No trates con extraños (Rocio de las Nieves)”

  1. Me ha gustado mucho. Parece un cuadro con movimientos y sonidos. La descripción es tan corta como genial.

  2. Interesante. Me gusta

  3. ricardocorazondeleon78 Says:

    Interesante.

  4. Me gustaaaaaaaa! No quiero imaginar una noche tan larga, ni lo que pudo suceder en la mañana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: