MI ELECCIÓN

Al escuchar maullar a Jam, un persa de mucho carácter, altivo y fanfarrón, me viene a la mente la imagen de Charles.

Él, mi último amante, tenía muchas virtudes pero, ¡pobrecito mío!, era tan pusilánime que me desquiciaba. Le gustaba estar impecable a todas horas.  Recuerdo las lágrimas que derramó cuando vio a mi  mascota extender sobre su pantalón de pijama -artísticamente, eso sí- la mantequilla que olvidamos guardar tras una noche caliente en juegos.

Mis dos amorcitos jamás encajaron y, tras desechar lo superfluo, decidí que sólo mantendría a los pies de mi cama a Jam… Él no llora.

Anuncios

15 comentarios to “MI ELECCIÓN”

  1. Pues yo también hubiera elegido al gato jajaja

    Excelente, Lindastar! La música, deliciosa =)

    Lametorros =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: