Verde impotencia (Judith Bosch)

Lo odio. Ese maullar altivo, esa mirada de reptil, esos rozamientos insanos contra el pantalón de la señora, esa manera de extender su cuerpo sobre la alfombra y abrir luego las fauces, como si realmente creyera que su ínfimo cerebro hace ecos dentro de la cabeza de un tigre y no en esa absurda miniatura, ni de zorro ni de ratón. ¡He visto animales en la vida! ¡Y ninguno tan detestable! Encima, cada vez que me sale del alma: “¡Gato Cabrón!”, tengo que oír cómo los niños gritan: “¡Mami, papi le ha enseñado palabrotas al loro!”

Anuncios

11 comentarios to “Verde impotencia (Judith Bosch)”

  1. Muy buen regalo ,la inteligencia fácil de interpretar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: