Al extender el pantalón encima de la mesa veo las manchas de sangre de la pasada noche. No sé que hacer. Es difícil eliminar el rastro de estas manchas y no me puedo deshacer de la prenda ahora que la policía está buscando pruebas por toda la ciudad.

Oigo el breve maullar, a lo lejos, de los gatos mientras pienso en lo rápido que ocurrió todo. Nunca conocí a un hombre tan altivo y distante y que pudiera crear tanta maldad a su alrededor, era su vida o la mía, y yo, simplemente, me adelanté a los hechos…

Anuncios

7 comentarios to “…”

  1. francisco javier sanchez mira Says:

    Una historia interesante, en tan poquitas letras.
    Excelente micro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: