Mi eterna espera (Jose Hidalgo)

Se retrasaba… como siempre. Llevaba tanto tiempo esperándola que formaba parte del paisaje. Nadie notaba mi presencia salvo un gato que me miraba fijamente. Patético. Creo que el muy felino me estaba juzgando. Quiso llamar mi atención y comenzó a maullar. Al no conseguir su propósito comenzó a rozarse, pero lo único que consiguió, fue extender una capa de pelo blanco sobre mi pantalón negro. Al notar mi desinterés se marcho, altivo y orgulloso calle abajo, quizás en busca de alguien que estuviera a la altura de su cariño. Hasta el gato tiene más sentido común que yo. Patético.

Anuncios

6 comentarios to “Mi eterna espera (Jose Hidalgo)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: