El lago (Danger)

Perdió la consciencia, era innegable, llegaría el momento,
siempre acompañado, antesala de ese arrebato de dolor placentero.
Su caracter altivo así lo confirmó… nuevamente.
Cuarenta minutos antes, era la costumbre, habían llegado al descampado,
fijado la posición del sillón… por supuesto, no se podía extender más.
La luna alumbrando… testigo del momento a vivir, curioso.
Alrededor más coches,
siempre en silencio,
siempre jugando a relatos relamidos.
No quedaba más noche que ésta,
comenzaron a juguetear cuál gatos en celo, desatando la pasión…
y el pantalón, por supuesto.
Ante tanta agitación, exaltación, ella tuvo que maullar, y el …

                                                               …perdió la consciencia.”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: