LA VIDA ES TAN HERMOSA (Teresa Villagómez)

La vida le ha dado un respiro de dos días…suficientes para emprender la huída.

Descendió de su jeep con sólo un pequeño maletín como equipaje, apenas lo justo para ese fin de semana alejada de todo y de todos, dió un vistazo a su alrededor y escuchó el rumor cantarín del río que a unos metros corría vigoroso, entró a la cabaña alquilada. No había un sólo milímetro del recinto que no estuviera cubierto de esa fina capa de polvo de campo, mezcla rústica de tierra y residuos silvestres. Con ayuda de un trapo y una escoba pronto el lugar estuvo habitable y bastante agradable, abrió la ventana aspirando el aire puro que su escondite le brindaba, tan diferente al enrarecido aire de ciudad, incluso distinto al que su filtro purificador le brindaba en la oficina donde pasaba media vida. Encendió el fogón y buscó algo de comer entre sus provisiones. Un rato después se internaba en la bañerita de aluminio de la que estaba provista la cabaña, el agua tibia la acariciaba vehemente y el beso de la copa de vino tinto la relajaba, como si nada sucediera ahí, como si el tiempo estuviera detenido haciendo una concesión para sus placeres, se lavó la piel y el alma sintiéndose aliviada y agradeció la idea de haberse escapado a ese paradisiaco rinconcito, la noche cayó sobre sus ojos cerrados, sobre su lecho solitario, desde la ventana miró las estrellas deseando que aquello se prolongara de manera infinita, incluso lloró ante la belleza de tal estampa y sobre ese pensamiento se quedó dormida. El sol acarició su rostro bañándolo de luces doradas, abrió los ojos y saludó al mundo con una sonrisa, ni siquiera parecía que 48 horas atrás estaba a punto de un colapso, se desayunó un café con tostadas y se sentó en el porche a observar la naturaleza. El sol, las montañas, las flores silvestres, los árboles frutales….era como si la más bella obra se estuviera representando ante su mirada y la música de acompañamiento fuera el rumor febril del río. Fue ese vigor el que le invitó a acercarse, a bañarse en sus aguas cristalinas. ¿Y por qué no? No había ni un alma en quién sabe cuantos kilómetros. Jugueteando colina abajo llegó al río, el clima era delicioso y el agua estaba tibia, incitante. Se despojó de su ropa sin prisas y totalmente desnuda se deslizó al río, que deliciosa sensación cuando el agua bulliciosa se colaba entre sus muslos, cuando acariciaba sus pechos con lujuria, cerró los ojos y simplemente se dejó llevar. Salió corriendo de su mundo, abandonó el portafolios colmada de problemas que jamás le permitían respirar, dejó atrás al novio que, sabía perfectamente, le era infiel con regularidad, se escapó incluso de las pastillas para dormir y de ese incesante pensamiento que no la abandonaba ni a sol ni a sombra en los últimos meses, el de querer terminar con su vida….pero en ese momento nada le importaba, era increíble la libertad que experimentaba. ¡Cuánto placer! Jamás había sentido algo así, la vida es tan hermosa. De pronto su pie resbaló al pisar una piedra lisa, perdió el equilibrio y tratando de sostenerse cayó de espaldas. Su cabeza golpeó contra una roca dejándola inconsciente y a merced del salvaje río, un hilo rojizo escapaba de la herida mientras su cuerpo era arrastrado por la corriente, cuesta abajo en una caída, de vez en vez, el hueco golpe del cadáver contra alguna roca ahuyentaba a las aves pero, después de todo, no había una sola alma en quién sabe cuantos kilómetros….. 

5 comentarios to “LA VIDA ES TAN HERMOSA (Teresa Villagómez)”

  1. Me falta algún punto en lugar de una coma, salvo que te asfixies. Es muy tétrico, con lo bien que iba. Pobre chica. Pero al menos, murió haciendo lo que quería y es que hay que tener cuidado con lo que se desea, pues siempre se te puede cumplir cuando menos lo quieres ya. Muy bien, Tere.

  2. De acuerdo contigo Ricardo, es demasiado larga la enunciación. Un placer volver a ser publicada en Lamedores….

  3. Sensacionalmente…….. Trágico Bb!

    Excelente! Muchas felicidades!

  4. Muchas gracias Alberto…..tkm

  5. Pues si, los deseos se pueden cumplir aunque sean a destiempo, lastima…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: