EL INALCANZABLE SUEÑO DE VENUS

Intuía que nadie la esperaría al otro lado. Daba igual. Ella estaba acostumbrada a que no le abriesen la puerta cada vez que llegaba con los pies rotos y el alma cuarteada. A pesar de ello era optimista y se prohibía a sí misma caer y no levantarse inmediatamente. Su espíritu luchador por naturaleza jamás hubiese permitido una derrota, y por nada del mundo hubiese deseado defraudar a nadie, así que, se pintó una sonrisa de color frambuesa y soñó por última vez.

Venus llevaba media vida buscando esa luz que desde niña le fue esquiva. Siempre supo que, de encontrarla, – tan sólo en contadísimas ocasiones llegó a dudar de la existencia de esa fuente de vida- estaría muy lejos y, con toda probabilidad, escondida tras algún parapeto para no ser descubierta; pero ella no perdía la esperanza y empleó a fondo una energía que, aunque objetivamente fuese escasa, se disfrazaba de infinita. Era vital lograr su objetivo… El tiempo apremiaba.

Con el trascurso de los años Venus había aprendido algo muy importante: Rodearse de media docena de alborotadores no significa estar acompañado;  tampoco es sinónimo de sentirse arropado. Por eso y por mil razones más, también difíciles de explicar, fue consciente de que debía seleccionar con sumo cuidado con quién deseaba vivir esa incierta aventura. En esta ocasión desechó a Soledad de la lista de candidatas, aunque en un principio pensase recorrer el trayecto junto a ella, por considerarla su sombra. Tras sopesar los pros y los contras de su decisión, emprendió aquel viaje agarrada con una  fuerza desmedida al brazo de Victoria, su invisible amiga. Y así, aparentemente adheridas, iniciaron aquella  búsqueda con la esperanza de que, en el momento más inesperado, una luz sanadora y eterna les guiase por tan inciertos senderos.

La oscuridad ahogaba a los desesperados. Siempre lo supo. Tenía claro que no deseaba pertenecer a ese grupo y buscaba una huída. De hecho, llevaba demasiados años corriendo para no dejarse alcanzar por esa ceguera impuesta y, hasta la fecha, lo había conseguido. A Venus le horrorizaba la idea de morir asfixiada,  por eso, esa luz que llenaría de oxígeno sus pulmones se había convertido en una necesidad, en su particular obsesión. Todo iba a cambiar cuando saliese de esa perpetua penumbra en la que malvivía.  Deseaba tanto no morir marchitada, ajada, destrozada…

Sin embargo sintió una frustración indescriptible cuando comprobó que los recortes en el suministro lumínico habían llegado incluso al otro lado. ¡No lo podía creer! Estaba apunto de tocar el cielo con las yemas de sus dedos, lo tenía todo tan cerca…¿Quién habrá sido el insensato que ha decidido apagarlo todo?- se preguntó, incrédula y decepcionada.

Con un mar incontrolado de lágrimas recorriendo su rostro, dijo adiós a Ilusiones y se abrazó con fuerza a Esperanza en busca de la protección que tanto necesitaba en aquellos momentos de intenso amargor; pero nada se puedo hacer. Venus -que siempre tuvo miedo a la oscuridad-, cerró sus pulmones,  dejó de correr y transformó su sonrisa en mueca. Se fue sin iluminar su existencia sintiéndose desamparada e indefensa; probablemente, porque Victoria –su ficticia compañera de viaje, y tal vez no tan amiga como ella creyó- la soltase del  brazo antes de finalizar el trayecto, abandonándola a su suerte…A su mala suerte.

10 comentarios to “EL INALCANZABLE SUEÑO DE VENUS”

  1. Desilusión sin rencores,se terminó.Felicidades Linda.

  2. Genial como siempre Pétalo!te felicito!

  3. Exactamente, Sirvenza. Le fue imposible alcarzar lo que ansiaba…C´est la vie.
    Mil gracias y un beso.

  4. Muackss, Burbu. Como siempre, un placer tenerte por aquí😉

  5. Tu si que iluminas este blog .¡Enhorabuena, estrella!

  6. Sole, viniendo de tí semejante elogio,…Ufff… Prometo seguir y espero no defraudar.
    Lametorros, querida.

  7. Eres grande, Linda!

    Genial como siempre, y la música, espectacular.

    Beso.

  8. Qué penita, xD!!! y qué bien escrito para ser tan triste.

  9. Je,je,je Me ha hecho gracia tu comentario, Ricardo….¡Pues no sabes cuánto lo siento, criatura!😉
    Besote y muchas gracias por pasarte y comentar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: