Sabor a m-hiel

El café es negro como el demonio, caliente como el infierno, puro como un ángel y dulce como el amor. Charles Maurice de Talleyrand-Perigord

Me senté en la mesa que se encontraba en el rincón más alejado; la misma, nuestra preferida. El café de aquella mañana no era igual, percibí un aroma diferente, tenía un sabor particular. Llamé a la mesera y cuestioné un poco molesta la calidad del capuchino. <<Es la bebida que siempre pide, señorita>> Me quedé callada; en silencio, no sabía qué decir, ni qué hacer. Asentí con la cabeza y le sonreí. Tal vez la joven tenía razón, eran locuras mías.

Le di otro sorbo a mi café con cautela para no quemarme como lo hice en alguna ocasión; definitivamente a mi gusto no era mismo. Le faltaba algo, y, recordé el momento en el que te veía aparecer por la puerta, guiñándome el ojo. Observé tu caminar hacia mí con esa sonrisa que iluminaba mi mundo. <<Buenos días, cielo>> ese fresco y matutino sabor de tus labios. Un toque de miel se encendía lentamente dentro de mi boca.

No sé cuánto tiempo ha pasado desde la última vez que estuve junto a tí, en este sitio, nuestro espacio. Observé la puerta esperando un milagro. Recorrí el lugar con la mirada buscando tus pasos, sólo tu ausencia.

Volví a beber. No había magia en mi paladar. Ahora lo entendía y me rehusaba a aceptarlo; al café de ésta mañana le faltaban tus ojos, tu sonrisa, tu beso de miel. Un par de lágrimas se derramaban dentro de mi bebida. Un sorbo más. El sabor había cambiado; ahora era fuerte, amargo… hiel. Busqué tus besos en el menú de la carta.

No estaban.

No volverías. Suspiré. Respiré. Escapé.

11 comentarios to “Sabor a m-hiel”

  1. un trago muy amargo, es un relato que nos invita a reflexionar, sobre el valor de las cosas no por el costo, no por la preparación si no por lo que representa y le da el sentido de ser grato, creo que cotidianamente dejamos de lado ese percepción, te felicito por que es en verdad excelente, un abrazo.

  2. el café es como esos amores que aunque te hagan daño, no podrías vivir sin ellos…

    me encantó amiga, por qué será que cada relato que escribes, me remontas a cierto tiempo de mi vida?

    te mando un abrazo Omsi y un beso, muchisimas felicidades… escribes de lujo.

  3. ups me hizo recordar ….. un episodio de mi vida…… y si puede ser el mismo lugar… pero jamás volvera a ser lo mismo … el sazón se lo otorga la escencia de la compañía ……. cuando esa compañía ya no esta todo se vuelve insipido….. u.u

  4. que lindo, sabes … recorde una esena de una peli..creo se llama joe black aajajaaj nada que ver pero si me latio! muyy bienn sharitooooU!

  5. Perfecto. La música totalmente acorde con el relato. Y éste corto pero intenso. Lleno, condensado y muy bien aprovechado.
    Felicidades, Omsi.
    Me ha gustado mucho.

  6. Lindo !! Es inevitable transportarse a esa imagen, a ese momento… Felicidades hermosa !!!

  7. Muy bonito, muy nostálgico, muy tuyo. Me ha gustado, lo sabes😉
    Un beso, princesa.

  8. 😦
    el cafe de tus ojos… buaaa!!!
    genial nena

  9. Triste, melancólico…Final de hiel. ¡Nice!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: