Otra fría Navidad

En la calle era Navidad, se respiraba en el aire, en las castañas asadas, en las luces de colores que adornaban las calles y en las guirnaldas de los escaparates, a pesar de que la gente parecía pasar por delante sin prestarle demasiada atención.

Harshini también paseaba, con la misma sonrisa de siempre, sin reparar en el frío ni en su falta de abrigo. Los vaqueros no calentaban nada y las zapatillas estaban bastante viejas, prácticamente rotas. Restregando sus manos para calentarlas se detuvo  un momento mientras pensaba en su familia, en su hijo, tan lejos,  mirando aquellas zapatillas nuevas que brillaban en el expositor de fuera con un cartel que cómo oferta indicaba un precio inalcanzable y que tan feliz podrían hacer a Geet..con lo que le gusta jugar al fútbol…GOOOOLLL!!! y su sonrisa se hizo aún más luminosa, más incluso que todas las luces de navidad que colgaban del cielo en la calle.

Harshini despertó de su sueño al darse cuenta  de que un policía, reflejado en el cristal, le observaba con cierto recelo por su espalda. Se dió rápidamente la vuelta, le saludó con la cabeza y continuó caminando, dejando los sueños atrás, en el escaparate.

Hora de trabajar. Había poco que celebrar encima de un andamio y sin arnés. Desde arriba podía observar a los niños en un patio de colegio corriendo, jugando al fútbol, dos equipos diferenciados por el color de sus camisetas, riendo, riendo, riendo…retumbaban las carcajadas entre los muros vacíos de la obra, mientras en sus ojos aparecía una lluvia helada que trataba inútilmente de disimular. El tiempo, solidario, decidió acompañarle. Comenzó a llover y entonces los niños dejaron de jugar. Todo se volvió silencio a pesar del ruido que envolvía la ciudad.

Al terminar la tarde, Harshini regresó a su casa, la que no era su hogar, con un sobre en la cartera, bien cerrada con una goma. Mientras sus compañeros de piso celebraban, el eligió  su soledad.¿Qué es una Navidad sin aquellos a los que amas? ¿Qué es una Navidad sin el niño que quieres ver sonreír a tu lado?  Tratar de dormir en paz y seguir soñando.

Varios días después  a miles de kilómetros una mujer recibió un paquete que venía desde España…¡¡que lejos!! Y mientras en una mano sostenía un fajo de dinero, iba leyendo en alto una carta que aguantaba  temblorosa con la otra. Escueta pero intensa. Estaba escrito cuanto les amaba y cuanto les echaba de menos… Geet nervioso andaba calzándose unas zapatillas muy grandes y muy nuevas…Con ellas puestas tenía los píes del mismo tamaño que los de su padre! Tras el beso de despedida que venía  escrito en grande en aquella carta, madre e hijo se abrazaron, sonrieron, rieron y lloraron, mezclando en cóctel emocional tristeza y felicidad.

Momentos después el niño se colgó una pequeña bolsa del brazo, se despidió de su madre con un abrazo de esos de los que nadie se quiere despegar y salió corriendo feliz con sus zapatillas nuevas. Al pisar la calle, todos sus amigos le felicitaron…¡Jo, que chulas! le dijeron con ojitos chisporroteantes de sana envidia. De repente, la sirena de la fábrica sonó con ese sonido que rompe los tímpanos y roba las ilusiones, Geet  y  sus amigos, con la boca todavía llena de sonrisa,  se dispusieron a seguir confeccionando zapatillas, sí, como las que su papá le había mandado desde España, para que así el resto de los niños del mundo también puedan ser felices, tanto, tanto, como Geet lo había sido por unos segundos…


Una respuesta to “Otra fría Navidad”

  1. Hay veces que se nos olvida lo que es verdaderamente ser pobre y estar solo. Atención con acentos en sonreír y tras. Por lo demás, muy navideño y de estas fechas. FELIZ NAVIDAD!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: