Aquellos días (por Paloma Hidalgo)

Resultaba cómico que me hubieras citado para hablar del divorcio en el lugar donde nos habíamos conocido, y más aún que me enviaras su dirección entre paréntesis, como si no recordaras que fui yo quien te sirvió la copa que nos unió. Dejé que la semana trascurriera intentando no pensar mucho en aquellos días; pero sin conseguir sacar tus primeros besos de mi mente, sintiendo otra vez sobre mi piel el calor de aquellas caricias que conquistaron mi inocencia, y reviviendo aquella primera vez, en el asiento trasero de un coche del que ya he olvidado la marca, llegó el sábado. Me compré una falda ceñida y OLYMPUS DIGITAL CAMERAcorta, como te gustaban; me corté el pelo a lo garçon, porque siempre te excitó mi aspecto andrógino, y como siempre, llegué primero. Dentro del local, el tiempo parecía haberse detenido, la misma disposición de mesas, los cuatro clientes de siempre, y el aroma pegajoso de la soledad flotando en el ambiente. Preferí salir a la calle a esperarte, la calidez de aquella noche de final de junio invitaba a recorrer la plaza. Fue entonces cuando descubrí tu silueta, a lo lejos, confundida entre las luces azules de los edificios del final de la avenida. Según te acercabas, tu andar cansado, tu cabeza baja y tus manos en los bolsillos me devolvieron a la realidad, tú ya no eras el hombre que yo amaba y aquellos días habían pasado para siempre.

10 comentarios to “Aquellos días (por Paloma Hidalgo)”

  1. Una buena noticia para empezar la mañana, ver mi relato por aquí. Gracias.
    Saludos.

  2. Volver al pasado junto a una pareja casi siempre es doloroso, pues aquí más que nunca se hace buena la frase: “Segundas partes nunca fueron buenas”.

    Me gustó como está recreada la historia, con sus descripciones y sus anhelos. Se puede revivir como si fuésemos los personajes.

    ¡Enhorabuena por la publicación!

    Abrazos a la invitada y al anfitrión.

  3. y un gusto poder leerlo.

  4. ricardocorazondeleon78 Says:

    Qué triste, Paloma. Pero totalmente integrado en la foto que como veo no ha hecho que todos los relatos fueran sobre la Navidad. Hay veces que tienes la verdad tan asimilada y te empeñas tanto en no verla que cuando lo haces se produce de la manera más natural, tal como tú lo has hecho.
    Gracias por dejarnos leer tu micro, Paloma.

  5. Muy bueno Paloma, aunque sé que está de más decirlo. Me gustó el toque nostálgico, pero al igual que en tu relato, la nostalgia no sirve más que para devolvernos de golpe a la realidad. Gracias por escribirlo.

  6. Un gusto leerte, Paloma. Gracias.

  7. Un poco nostálgico pero una buena lectura. Gracias Paloma.

  8. Mil gracias, Paloma. Un buen relato.
    Saludos.

  9. I just wanted to write down a small comment to
    express gratitude to you for all the nice steps you are showing on this website.
    My incredibly long internet research has at the end been rewarded with awesome information to share with my two friends.
    I ‘d point out that most of us visitors actually are undoubtedly fortunate to exist in a great
    community with many marvellous individuals with interesting things. I feel very much lucky to
    have come across your webpages and look forward to tons of more excellent minutes reading here. Thanks a lot once again for everything.

  10. I’ve been absent for a while, but now I remember why I used to love this blog.

    Thank you, I’ll try and check back more often. How frequently you update your website?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: