Aquellos días (por Paloma Hidalgo)

Resultaba cómico que me hubieras citado para hablar del divorcio en el lugar donde nos habíamos conocido, y más aún que me enviaras su dirección entre paréntesis, como si no recordaras que fui yo quien te sirvió la copa que nos unió. Dejé que la semana trascurriera intentando no pensar mucho en aquellos días; pero sin conseguir sacar tus primeros besos de mi mente, sintiendo otra vez sobre mi piel el calor de aquellas caricias que conquistaron mi inocencia, y reviviendo aquella primera vez, en el asiento trasero de un coche del que ya he olvidado la marca, llegó el sábado. Me compré una falda ceñida y OLYMPUS DIGITAL CAMERAcorta, como te gustaban; me corté el pelo a lo garçon, porque siempre te excitó mi aspecto andrógino, y como siempre, llegué primero. Dentro del local, el tiempo parecía haberse detenido, la misma disposición de mesas, los cuatro clientes de siempre, y el aroma pegajoso de la soledad flotando en el ambiente. Preferí salir a la calle a esperarte, la calidez de aquella noche de final de junio invitaba a recorrer la plaza. Fue entonces cuando descubrí tu silueta, a lo lejos, confundida entre las luces azules de los edificios del final de la avenida. Según te acercabas, tu andar cansado, tu cabeza baja y tus manos en los bolsillos me devolvieron a la realidad, tú ya no eras el hombre que yo amaba y aquellos días habían pasado para siempre.

Anuncios

10 comentarios to “Aquellos días (por Paloma Hidalgo)”

  1. Una buena noticia para empezar la mañana, ver mi relato por aquí. Gracias.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: