SACRIFICIO (Por Amalia Ballester)

Abrió los ojos….De repente el dolor de su costado le recordaba el porqué y el donde.
Estaba en la cama de un hospital. Los errores, sus aciertos y sus propios pasos le habían llevado hasta ese lugar.
Ahora ya que mas daba. Era muy tarde para arrepentirse además ya estaba hecho. El amor que sentía por sus hijos, por esos hijos que la vida le había regalado.
Era su vida. Un sabor amargo le subió por la garganta. ¿Qué era? ¿ Los recuerdos dolorosos o la anestesia? Pero su dolor no era nada comparado con el hambre que corroía a sus hijos y a ella misma.
Era mucho dinero, con él podrían vivir o sobrevivir una larga temporada. Solo tenía un temor, que la engañaran. El trato era claro, 1500 dólares antes de la operación, el resto cuando todo hubiera terminado.
Ella conocía a personas de otras aldeas que lo habían hecho y sus vidas habían cambiado, sus familias habían mejorado.sire La suya también lo haría. Ellos se lo merecían, el sacrificio no era en vano.
Habían contactado con ella mediante una mujer que conocía de otra aldea. Convencerla fue fácil. La miseria y el hambre eran su suplicio cada día, su compañero se había marchado a Bombay hacia ya demasiado tiempo y sus promesas se evaporaban un poco cada día que pasaba.La situación era insostenible, eran 5 en casa.
Según la mujer no habría problemas. Todos tenemos dos riñones y se vive muy bien con uno.Eso fue lo que le dijo:
“Uma, tus hijos no aguantarán otro monzón. Si no tomas una decisión sobre esto, puede ser tu gran oportunidad. Lo hacen todos los días.”
Uma. Sí, madre. Ese era su nombre, y les demostraría que era esa madre que ellos se merecían. Todo cambiaría. Se dejó llevar. Ella le guió hasta el intermediario. Le habló de la gran clínica donde harían la operación. Los médicos serán de los mejores en su campo, le dijo el hombre.
“Claro”- pensó ella- “pero no por mi , sino por la mujer a la que harán el trasplante”. La receptora era de primera calidad. Pero que mas daba, ya estaba hecho y ese dinero llegaría para comer mucho tiempo…..

4 comentarios to “SACRIFICIO (Por Amalia Ballester)”

  1. Tremendo relato Amalia, me ha gustado leerte y, esta frase…..Un sabor amargo le subió por la garganta. ¿Qué era? ¿ Los recuerdos dolorosos o la anestesia?….me ha encantadooooooooo!!!

  2. mmmmmmmmmmmmm,lo mejor leerlo en tus ojos.Muaaaaaaaaa.

  3. El drama de la necesidad llevado al extremo en un interesante relato.
    El título es muy apropiado y la música también.
    Gracias por tu aportación, Amalia. Un gusto tenerte por aquí.

  4. Amalietorrrrrr estas hecha una crack… sigue así y yo misma te publico lo que haga falta…
    …Yo acompañando los Violent Femmes, muy buena elección …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: