MALA SANGRE

La espalda ensangrentada yace sobre una exquisita alfombra gris con greca multicolor. Lástima, masculla el dependiente que tapa su nariz.

La policía que atiende el teléfono insiste mucho; quiere saber si la víctima es mujer maltratada de mediana edad o joven descerebrado a rayas de coca .

-¿Cómo saberlo, señorita?- replica el dependiente con mucha educación.

-Diferente protocolo- justifica la agente y prosigue su interrogatorio.

-Le digo que es una víctima, hombre, mujer, hetero o no… Lo que a mí me preocupa es que el pelo se le está apelmazando cada minuto más. No canta mucho el olor pero si me sigue usted preguntando, quizás hasta tenga que fumigar el local.

-¿Qué ha sido lo primero que ha visto usted al llegar, hoy?

-Un reguero indescriptible hasta un charco con unos magníficos dorsales, inertes ya del todo. Le repito que he llegado sobre las 8.15, me he adelantado como los almendros, para recolocar la tienda y limpiar los restos de la fiesta de inauguración. Ya sabe a quién madruga… Pero esta vez, ¡ya ve que no! Días de mucho, vísperas de nada.
-No le he preguntado eso. Me tiene que decir si ha gritado al encontrar el cadáver o le ha visto alguien entrar .
-Grito ahora. ¡¡ Quiero que se lo lleven ya!! No le quiero ver la cara, me basta el culito para darme pena de cuerpo, de vida y de agentes por la seguridad que pretenden desde un locutorio resolver los casos . Me habla usted desde un sillón de escay, porque será de escay su sillón ¿verdad? Pues venga aquí, compruebe lo que le cuento, no espere al siguiente asesinato para finalizar esta conversación. ¿A qué esperan?

-Le ruego que no utilice más la ironía y se abstenga de contestar sólo a lo que se le pregunta. En cuanto acabemos, una patrulla se acercará a su dirección para esperar la llegada de la juez.

-¡Ah! ¿Si? ¿Y será juez o jueza? ¿Un carcamal o una friki estirada a lo CSI ?  Pero… ¿quieren venir ya de una vez? Por favor, señorita, por favor, por Dios santo del amor hermoso. Se lo ruego, que se lo lleven, que investiguen lo que estimen oportuno y me dejen en paz, señorita o señora; o bien casada o bien quedada.

-Está seguro usted que ….

-Le digo que estoy seguro que más de una docena de niños han sido maltratados para confeccionar esta alfombra. Cada nudo es fruto del esfuerzo de unos dedos pequeños como dátiles africanos; sus colores no son los originales obtenidos en las tinajas, se han aclarado con lágrimas de ojos inocentes, negros , espantados. Esta pieza no lleva un pespunte que no responda a la letra que con sangre entra. ¿Quiere más detalles? Podría seguir con la trayectoria del producto final , primero para salir del zulo donde fue confeccionada , para protegerse de la humedad en el barco y ahora … bueno , el final ya lo sabe. Tengo que reanimarla, eso me costará una cifra incalculable.

-Disculpe, si tan mal le parece la esclavitud infantil ¿por qué importan esas alfombras?

Oir, ver y callar, hacen buen hombre y buena mujer. ¿Usted quiere que me despidan? Ni hablar. Por San Pancracio el ajo crece un palmo al día , son fechas de ventas, son días de comprar lo que no se adquirió en su lugar de origen. Días de…

-Ya, me impresiona usted con sus refranes.

-Pues aténgase a ese protocolo y agilice trámites que la alfombra es kurk.
-Será cool.

-No, señorita o señora, o bien casada o bien quedada. Exactamente kurk, dícese de lana buena.

-Ya, Ojos de extraños no alcanzan a ver los daños– concluye la agente.

No habían pasado más de veinte minutos de la conversación telefónica, cuando la policía Pómez Aguado entró en la nueva elegante tienda tras la juez , la médico forense , y otros compañeros y agentes superiores de la Guardia Civil. Había acabado su turno de noche como recepcionista; necesitaba un aliciente nuevo para acometer la semana y lo había encontrado.Lejos de importarle los hechos y el móvil del crimen, quería ver una alfombra. Quizás hasta comprarla a precio de saldo. ¿Por qué? porque la ocasión y tentación, madre e hija son.

 

4 comentarios to “MALA SANGRE”

  1. Me ha parecido buenísimo y lleno de humor e ingenio, lo que es muy difícil de encontrar, así que felicidades, Soledad.

  2. Para ser la primera vez que entro en esta página… ¡Me ha gustado mucho! Es muy original y, como señala el anterior comentario, ingeniosa. ¡Enhorabuena, Soledad!
    Y, por favor, continúa así…

  3. ricardocorazondeleon78 Says:

    Felicidades, Soledad!!! Mucho ingenio y muy bien dosificado el humor. Casi me caigo de la silla con las risotadas. Me lo he guardado en favoritos porque no me importaría echarle un ojo de vez en cuando otra vez.

  4. Sole, únicamente puedo decirte ¡¡olé, olé y olé!!
    Con tu inconfundible sello de crítica social, con ese punto de humor y aderezado todo con tu savoir faire a la hora de escribir, te ha quedado un texto redondo.
    Lametorrossss, guapa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: