Carroña. Amistad. ¿Felicidad? (por Sirvenza)

 
   El estómago me duele. Ruge impaciente tras cuatro días y otras tantas noches sin haber probado bocado. Deambulo solitario por algún callejón 
sacando basura del contenedor. Como siempre,mis colegas felinos se han llevado lo mejor del festín. Dejando a mis negruzcas manos los restos putrefactos ,ya roídos,de algo que un día se llamó comida.Duele
  Un viejo perro me acompaña. A dondequiera que voy, su compañía me hace reflexionar. Sólo esta es mi amistad. Hay un viejo hueso descarnado, sin mollas que chupar. Le ofrezco a mi compañero compartir tan digno manjar y no me duele hacerlo. Juntos los dos, aquí sentados , en el bordillo del portal, compartiendo la miseria, pensando en qué cenar. Dos pequeños ríen, mientras su madre vomita en la acera tras vernos. Ha sido un día más ,sin comer, es la hora esperada…la hora del sueño. Dormimos o lo intentamos, da igual dónde, en algún puente, escalera, banco o portal.
Pero juntos y felices disfrutamos de poder soñar. ¿Él tendrá sueños? ¿Sonará?
   Supongo que sí. Que con nuestros cuerpos juntos, el calor de nuestro aliento y nuestras cabezas pegadas, los dos, tenemos el mismo sueño y estamos comiendo  sueños de carne tostada sin huesos. Hasta reventar. Felices. Sin pensar en nada más. Sobre nosotros las estrellas brillando vigilan. Nosotros, sin nada que ocultar. Soñando felicidad.
Abajo en el suelo un vagabundo hambriento, su fiel amigo y sus sueños.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: