Ay… mi amorcito (por Franfer)

A Nicté la conocí de vacaciones en México, cuando yo trabajaba. Ella tan dulce, tan frágil. Yo, un trabajador con experiencia y cualificado y con una cartera llena de ilusión. Pero no fue mi cartera, sino el amor, el flechazo, lo que hizo que en la distancia siguiéramos con nuestra relación. Telefónicamente apasionada. Cibernéticamente ilusionada.

Entonces yo estaba tranquilo. ¿Por qué nada tendría que cambiar?

Las conferencias de planes de futuro eran habituales. Seguimos con los planes. Llevamos dos años juntos. Hace ocho meses que no nos vemos. Hace ocho meses que no nos hacemos el amor, excepto por whatsapp. Anoche, entre fotos eróticas y emoticonos,te sentí cerca, sentí tus labios, sin oirte, escuché tu voz mientras hablamos un ratito.

-Ay mi amor… ¿Cuándo estaremos juntos? yo también te sentí, pero lejos.

-Pronto mi vida, muy pronto ya la veras…estamos a unas horas.

-es que…estoy supertriste. Quiero estar a tu lado, irme para tu patria…tener futuro a tu lado. Necesito sentir algo más que tu voz.

-Tenemos futuro, mi amor, tenemos futuro. Y no quiero oírte llorar.

-Hace tanto que no estamos juntos. Ocho meses es mucho. Se me va a olvidar tu tacto, tu olor, tu piel, tu risa. A mí no me importa dejar mi trabajo, ni mi familia si puedo estar a tu lado. Mi hermana pequeña ya tiene hijitos y yo quisiera también ser mamá, y no puedo estar más sin ti.

-No, no, por favor, deja de llorar, por favor, no estés triste. A mi me va todo muy bien…bueno, normal, con mis rutinas, pero vamos a hacerlo bien, nuestro futuro es lo más importante. Vamos despacio, sin prisas, pero sin pausa. Déjame ver, a ver si te puedo conseguir algún trabajo por aquí, aunque sea en prácticas y te vienes. Y si no, nos casamos.

-¿Hablas en serio?

-Pues claro que sí, mi vida. Si de aquí a dos meses no te encuentro un curro, nos casamos. Si lo tenemos todo. Yo tengo trabajo, tenemos una casa, tengo hasta un coche nuevo y bueno, no nos dará para excentricidades, pero sí para lo necesario….y a mí también me gustaría ser papá.

Mañana cumple mi prestación por desempleo.

Cuando hablemos el jueves le diré que lo dejo todo por ella y me voy a México. Aquí no tenemos futuro y yo no tengo fuerzas para contárselo. Posiblemente el mes que viene me embarguen el piso, para pagarme el billete de avión he tenido que dejar de pagar la hipoteca. Yo no puedo explicárselo. Mañana me cortan el telefono e internet. En un mes me deshaucian. En ningún país las leyes entienden de amor. ¿Cómo se lo explico?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: