Rocío de Mayo (por Julian Muñoz)

Carne de primavera nacida en Mayo con aroma a amapola. No podías ser de otra manera. Pizpireta y alegre. Tu risa un trinar de pajarillos invadiendo cada rincón de la casa, de la vida, de mi vida. Tu piel dulce como una fruta. Fuerte como un árbol. Delicada como el diente de león que se estremece ante el ligero viento que solo hace mecer la hierba. retorelato mayoTu melena roja como el horizonte en cualquier atardecer despejado de lluvia. Tus caderas marcando el paso al compás de las olas que acarician la orilla del mar. De la mano. Cincuenta primaveras ya. Esperando otras cincuenta que seguro nunca podrán ser, ni llegaran. De la mano. Esperando el ocaso, rojo como tu pelo. De la mano. Mientras tu risa no llega pero retumba en mi cabeza, alegre, pizpireta. De la mano. Espero en casa el frío beso de adiós cualquier mañana, cualquier tarde, cualquier noche de un día cualquiera de Mayo. Siempre caprichoso. Fuera, en la calle, puede que entonces llueva tormenta,  como ahora en mis ojos,  resbalando en mi cara,  adhiriéndose a mi corazón mientras suspiro tu nombre: Rocío.No podías llamarte de otra manera.

Una respuesta to “Rocío de Mayo (por Julian Muñoz)”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: