Recuerdos lamedores para el verano

“ADIÓS CIGÜEÑA, ADIÓS”

Estoy contento porque, desde que Paz ha decido darle un hermanito a Ángel, no sufre de sus habituales dolores de cabeza ni tiene ese cansancio generalizado que le acompaña a todas horas.

Como tonto del todo no soy- aunque en ocasiones lo disimule a la perfección- sé que mi querida esposa con este cambio de actitud y esta exagerada predisposición a los encuentros carnales busca exclusivamente un objetivo llamado bebé. Para estos gratificantes asuntos no me molesta que me utilice… más bien todo lo contrario. Mi cuerpo jotero está dispuesto a hacer encargos a la cigüeña a cualquier hora del día y de la noche…¡¡Mecagüentodoloquesemenea, joder!!…¡Por energía será!

 

(Sigue leyendo aquí)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: