Recuerdos lamedores para el verano

PLANETA PANTÓN

Lugo es otro mundo. Sus habitantes no conocen la prisa ni el agobio; mucho menos el estrés. Son gentes contemplativas, cuya principal distracción es quedarse extasiados ante un bello paisaje —aunque estén hartos de verlo— e interceptar a cualquier turista que intuyan mínimamente despistado para enterarse de su vida y milagros y, por supuesto, alabar las excelencias de su incomparable tierra. Si es preciso, al turista que preguntó al lugareño cómo se va a tal sitio, le hará bajar del coche para apreciar las maravillosas vistas y ofrecerle un copazo de aguardiente. Esto fue lo que nos ocurrió una vez, al pasar por el Cañón del Sil, de camino a Ferreira de Pantón.

(sigue leyendo aquí)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: