Archive for the Colaboraciones Category

Entrevista a David B. Andrada autor de CRISANTEMO ERA LA RESPUESTA

Posted in Colaboraciones, Relato Libre with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Martes, 19 \19\UTC mayo \19\UTC 2015 by Administrador

Crisantemo era la respuesta es una novela que nos transporta a tiempos pasados, donde la sinrazón de la guerra se sobrepone a toda cordura. La guerra civil ha concluido, pero la represión hacía los vencidos es aún más cruel que la propia guerra.

Un humilde profesor de matemáticas encuentra una misteriosa nota. Un espía inglés, interesado en su contenido, intuyendo que puede tratarse de un código de comunicaciones alemanas, rescata al matemático y a una extraña muchacha que aparece cuando están siendo víctima de una emboscada. Ambos son trasladados a Bletchley Park, en un tortuoso viaje al comienzo de la II Guerra Mundial a un centro de espionaje británico en donde coinciden con Alan Turing.

La novela que se lee de forma ágil, atrapando al lector, con su intensidad, desde las primeras páginas, tratando de obtener respuestas, tratando de unir los cabos sueltos, tratando de saber a qué da respuesta Crisantemo.

David B. Andrada se presenta como un magnífico contador de historias. La novela acoge una amplio coctel de estilos y géneros que van desde la novela histórica al cuento, del drama a la fábula, de la visceralidad más cruda a la más maravillosa de las ternuras.portada Crisantemo definitiva

ENTREVISTA A SU AUTOR: DAVID B. ANDRADA.

Quedamos con David B. Andrada para charlar sobre su primera novela, publicada recientemente, “Crisantemo era la Respuesta” que ha sido presentada en la feria del Libro de Rivas-Vacimadrid y La Casa del Libro y que estará firmando ejemplares en la próxima feria del Libro de Madrid los días 6 y 13 de Junio.

Nos sentamos en una cafetería. Pide una cerveza tostada, yo mi clásica cinco estrellas.

Yo: Adelante

David B. Andrada: Tu primero, por favor.

-Bueno, nuestras entrevistas suelen ser tener formato tipo, que según se va desarrollando está abierto al cambio. ¿Comenzamos?

-¡Comencemos!

-El típico tópico atribuido a José Marti dice: “Un hombre, para ser completo, ha de plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.”

-En ese sentido se podría decir que yo he hecho todo al revés de lo que a priori parece más sencillo. Primero tuve a mis hijas, luego he publicado mi primer libro y esta misma mañana he plantado el primer árbol de mi vida. Debe ser que hacer las cosas de forma sencilla no deja de ser aburrido

-¿Cómo se enfrenta un autor novel al mundo de las editoriales? “manuscrito” en mano, y…”

-Uf, pregunta difícil, así en frio y sin anestesia. Es difícil para un autor novel enfrentarse al mundo editorial. Cuando yo registré la novela y la presenté a varias editoriales, un par de ellas me preguntó si tenía algún tipo de relación con Belén Esteban. Les contesté que no y pregunté el por qué. La respuesta es que hoy en día, si no tienes un nombre reconocible que ayude a vender tu libro, las editoriales no van a arriesgarse. Yo he tenido suerte. La editorial que ha publicado mi libro, fue la primera que vio algo en ella. La editorial ayuda a los que somos novatos a conocer cómo funciona esta industria por dentro. Además facilita, en cierto modo, la promoción de la obra. De todas maneras, en mi opinión, tanto en la literatura como en la música, el futuro (presente) viene por la autoedición. Por ejemplo a mí me hubiera encantado que mi libro se pudiera vender a un precio sustancialmente menor por que ayudaría a que llegara a un mayor número de personas o incluso que se hubiera editado en formato digital, pero la editorial pone sus reglas.

-Teniendo en cuenta que ahora todo se mueve a través de la net ¿No hubiese sido más sencillo sacar una edición digital del libro? ¿Crees que aún la gente está dispuesta a pasar páginas mientras se agarran a la barra del metro, del autobús, o se sientan cómodamente en el sofá? ¿ Cuales crees que son las ventajas, si es que crees que tiene alguna, del soporte físico?

-Pues eso me ha sorprendido. Porque yo también soy de la generación digital, pero es sorprendente la de gente que me ha comentado que todavía valoran el tacto y el olor del papel. En mi opinión, el libro en papel, al igual que el disco en soporte físico, están destinados a desaparecer. Todo pasará por archivos digitales, pero es innegable que a pesar del descenso de las ventas de libros en papel, todavía se editan y se venden un montón de ejemplares hoy en día.

-Hablemos de tu libro.

-Si, eso, hemos venido aquí a hablar de mi libro hombrecoñoya… y del milenarismo (risas)

– Crisantemo era la respuesta… un título que ya invita al misterio. ¿Cuál es la pregunta para saber que Crisantemo era la respuesta?

-¿No querrás que desvelemos el secreto, así tan pronto no?

He de decir, que acabo de terminar de leer tu novela y he quedado sorprendida. Es una novela corta pero aún así hay gran cantidad de personajes. Hay una gran capacidad para estremecernos de dolor y admirar la compasión de ciertos personajes. Un final que da sentido a todo el libro. Me ha encantado

-Que quieres que te diga. Me halagan mucho tus comentarios. No escribo para vivir de esto, por lo que si con mis textos puedo transportar al lector a tiempos pasados, si puedo que sientan los mismos miedos y la misma ternura que los protagonistas, es que entonces ha merecido la pena.

-De donde nace la idea de escribir un libro, este libro? Te despiertas un día y…¿por qué contar, por qué compartir?

-Yo comencé a escribir como crítico musical hace años, colaborando con varias revistas especializadas. Mis inicios como escritor, puramente dicho, han sido a través del microrrelato. La historia es algo que me fascina. El libro no deja de ser la conversión de esas dos vertientes, mi interés por la historia y mi hábito a la escritura. El libro surge de la vocación y mi interés por el estudio de la última de las guerras globales, La II guerra mundial.

-No queremos revelar nada, pero el libro a pesar de ser un texto de narrativa histórica cabe destacar la relación de los dos personajes principales.

-Creo que realmente el hecho de que sea una novela histórica no deja de ser la excusa para describir la historia de los personajes, dos perdedores que no tienen más alternativa en la vida que huir, que sobrevivir. Dos personajes que sin tener nada que ver entre sí, son lo único que tienen en la vida. El uno al otro. Me costaría decidir si el libro narra la historia de dos personajes a lo largo del tiempo, o el paso del tiempo es el verdadero protagonista y los personajes meras comparsas.

-A eso me refería. La descripción de los personajes hace que acabemos empatizando con ellos, en su intensidad, en su sufrimiento y angustia. Es en esa descripción donde nos cautivas haciéndonos partícipe de sus miedos, de sus temores y de la magia.

-Bueno, la novela versa de muchos personajes, se podría decir que dos de ellos son los principales, el libro habla de la guerra, pero lo que realmente quiero tratar es de la relación de los personajes en un contexto no propenso a las relaciones humanas.

-¿Cual ha sido tu proceso de composición a la hora de escribir?

-La composición ha sido un continuo proceso de adaptación. Adaptando las algunos de los hechos históricos y personas reales que encajaban en el hilo argumental. Vidas anónimas que merecen que su legado perdure. Vidas con nombre propio en otros muchos. Es curioso por que empezó siendo una novela sobre la II Guerra mundial, pero la necesidad de dar un pasado a los personajes me hizo retrotraerme en el tiempo y que la historia comenzara en la guerra civil.

-El libro comienza en Bilbao, transcurre en Oviedo y en Vigo, en Badajoz y en Burgos, e incluso viajamos a países como Portugal, Inglaterra, Polonia, Alemania o Francia…¡Todo un viaje!

-Los personajes, que me salieron inquietos… (risas). El hilo conductor me iba llevando a esos sitios. Algunos de los lugares están ahí obligatoriamente por los acontecimientos históricos que se narran, como Inglaterra, Miranda del Ebro o Vigo, otros lugares se adaptaban al hilo argumental de la historia que estaba contando.

-¿Hay algo de ti en la obra?

-Muchísimo. Algunas cosas forzadas y otras se habrán plasmado de forma inconsciente o porque no he sido capaz de ocultarlas. Al final, una obra, escrita desde un papel en blanco no deja de ser una creación, por lo que cada persona pone mucho de sí misma al rellenarlo.

-¿Si tu carrera fuera longeva, como te gustaría que te recordaran?

-Como un buen contador de historias. Me encantaría que así fuera. Escribir, mejor o peor, puede hacerlo cualquiera, lo realmente difícil es que la historia que estás contando cautive al lector, que puedas transmitir a la persona que está leyendo algún tipo de sensación.

-¿Por qué piensas que el público debería leer tu novela?

-Les garantizo que nada malo les puede pasar leyendo la novela. ¿Qué otro escritor conocen que dé garantías como compromiso de su calidad? (risas)

-¿Tienes en la cabeza próximas obras?

-Si, estoy compilando los microrrelatos que he escrito a lo largo de mi vida y comenzando a escribir una nueva novela, pero esta vez no será histórica, sino policiaca.

-Géneros muy diversos. ¿Cuál te está resultando más difícil?

Los microrrelatos sin duda es lo más sencillo. Son chispas de inspiración en forma de texto corto que en cualquier momento te vienen a la cabeza. Es francamente maravilloso llegar a provocar al lector con solo un puñado de palabras. Quizá ahí radica la magia y el auge del que está gozando este tipo de escritos. La novela histórica es compleja. Cualquier cosa que cuentes en un libro basado en tiempos pasados ha de estar contrastado, si hablas de una batalla, de un personaje histórico… ya se sabe de antemano en qué fechas, en qué lugar, como vivió, como murió… una serie de datos que has de adaptar a tu novela, por lo tanto es muy importante la fase de documentación para no cometer errores.

-Comentas que el microrrelato te resulta sin duda el más sencillo Dices que los microrrelatos son sin duda el genero mas sencillo. No estoy de acuerdo. Resumir y dar fuerza a un personaje y una situacion a base de tijeretazos y que tenga sentido y cale, creo que es mas complicado que tener paginas para llenar a base de adjetivos, pudiendo explayarse en antecedentes y adornando las consecuencias….

-Es curioso por Me parece más sencillo en el sentido de que cuanto tienes la idea sobre lo que vas a escribir, piensas en como vas a orientarlo, y al ser pocas palabras sueles concluirlo en el acto. Un libro , en cambio, requiere de una inversión de tiempo mucho mayor…meses…años…Es complicado porque se tarda mucho en escribir. Lo dejas.Vuelves. Y tienes que continuar con un mismo hilo argumental, con una misma caracterización de los personajes, ahondando en ellos, profundizando en la tramas, tejer una madeja, y que cuando todo esté terminado, encaje y tenga sentido. Los microrrelatos siendo más sencillos de escribir son más gratificantes, porque como te he comentado, hacer reír, llorar, sentir miedo, conmover o apasionar al lector en unas pocas lineas es maravilloso, pero en un libro creo que es más complicado  conseguir hacer empatizar al lector con el personaje porque tiene mucha más información sobre el.

-Una cosa que me ha llamado la atención es el nombre con el que firmas la novela. David B. Andrada. ¿Qué esconde esa B?

Esa diminuta B es importante. En realidad esconde quien soy. Es la inicial de mi apellido. Es un apellido bastante singular por lo que es sencillo identificarme con él. Yo no me gano la vida con la literatura por lo que decidí separar mi yo profesional del mi yo artístico. Pero es un apellido del que estoy tan orgulloso que ha acabado por asomar la cabeza…. Como diciendo, aunque trates de esconderme aquí estoy.

-He leído ya alguna reseña y comentario en Internet bastante positivo de la novela:

-La mejor manera de hablar de mi libro es dejando que lo hagan los propios lectores, que son transparentes y objetivos. Estoy encantado con las opiniones que me hacen llegar de la obra. Es algo que reconforta y que justifica todo el tiempo invertido.

-Por último, ayúdanos a conocerte un poquito mejor de cerca…

Una canción: Cualquiera de Led Zeppelin. Cualquiera de Bowie. Cualquiera de the Doors, Cualquiera de the Clash… Lo siento, me encuentro totalmente incapacitado para seleccionar solo una. La música se encuentra entre las cosas que más valoro en la vida.

Tu libro de cabecera: Maus de Art Spiegelman

Una película: Enemigo a las puertas dirigida porJean-Jacques Annaud;

Lo que no cambiarías por nada: Las sonrisas de mis hijas.

Lo que venderías al diablo: Mis memorias y las fotos de tu primera comunión.

Lo que le comprarías: Un ratito más, por favor…

-David muchísimas gracias por compartir con nosotros este momento , por dejarnos conocerte un poquito mejor, y por la cerveza. Te deseamos lo mejor en esta aventura literaria y esperamos tenerte pronto por aquí contándonos nuevas historias y nuevos proyectos.

-Gracias a vosotros por darme esta oportunidad. Un placer

portada Crisantemo definitiva

David B. Andrada estará firmando ejemplares de su obra, Crisantemo era la respuesta, en la próxima Feria del Libro de Madrid (caseta 324) los días Sábado  6 de Junio (18:00 a 20:00). Si no podéis acercaros a la Feria, su novela está disponible en La Casa del Libro, webs especializadas como Agapea y, como suele decirse, en estos casos, en las mejores librerías de todo el país-

Anuncios

¡Marina existe! (por M.A Molina)

Posted in Colaboraciones, Jornada de Puertas Abiertas, Relato, Relato Libre with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Jueves, 10 \10\UTC julio \10\UTC 2014 by Administrador

Habían pasado ya más de cincuenta años cuando volví a mi pueblito natal. Lo hice por ti. Por nuestros recuerdos. Jamás pude olvidarte. Marina. Ese nombre siempre me ha hecho temblar. Recordaba tus pecas y tus dos trenzas, largas, esas que tu abuela trenzaba cuidadosamente todas las mañanas. Tus ojitos negros, pequeños, rasgados, delincuentes en la mirada. Nuestros paseos cortos al barranco de detrás de casa para cogernos de la mano y sentir el rubor en nuestras mejillas. Y aquel beso suave en los labios,,casi sin rozarnos. Nuestro único beso, justo antes de decirnos adiós. Soñamos con escribirnos largas cartas y no olvidarnos jamás. Lo primero nunca lo hicimos, lo segundo, puedo afirmar que al menos por mi parte ha sido así. Por eso decidí volver y buscar a esa niña que me volvió loco cuando era pequeño.
Paseé por todos nuestros rincones. Me acerqué a la puerta de tu casa, que se había convertido en un hipermercado. Aún sabiendo que era una misión perdida pregunté si sabían algo de ti, de los antiguos dueños de ese edificio, dije tu nombre. Nadie te conocía. Llamé a la casa de al lado, donde vivía la tía Teodosia, la que siempre nos hacia pasar a su casa para darnos melón fresco, y pregunte por ella. Hacia ya treinta años que había muerto. en su casa ahora vivían unos nietos que jamas habían oido hablar de ti. Para ellos al lado ,siempre, había habido un hipermercado.
Fui a nuestro columpio. Ahora había un parquin y muchos coches. Pero imaginé entre los ruidos de motores tu risa mientras te empujaba y me decías : “¡Más fuerte! ¡Más fuerte! ¡Más alto!!!”
Mis ojos se humedecieron.
Seguí en mi camino hacia ti.
Mi siguiente estación sin fruto fue nuestro colegio. Las clases de Doña Maritrini se habían convertido en apartamentos y nuestro recreo en una piscina. Al menos ahí jugaban niños a esconderse bajo las toallas y cogerse la mano. Eso hizo que sonriera y que el corazón me palpitase fuerte.

corazon arbolLlevaba horas caminando. La calle Ancha, la plaza del Carmen, las escaleras al callejón de los besos. Sin rastro de ti.
Cuando llegue a la entrada del parque Ideal, abatido, triste y cansado, me senté en el banco de la entrada. Viejo y ajado como yo. Necesitaba descansar y asumir mi derrota. Llegué a pensar que fuiste una alucinación. A veces los recuerdos son traicioneros. Igual nunca te llamaste Marina, nada mas que en mi memoria y en la espuma de las olas de la playa de aquel pueblo donde nací y donde ya nada era como recordaba. No se cuanto tiempo estuve sentado, soñando despierto lo mejor de mis recuerdos, pero el frío al caer la tarde me recordó que aún no había comido y que era hora de recogerse. A la mañana siguiente tenía que volver a Barcelona, mi residencia desde que me fui de tu lado.
El estomago me crujió y me sentí mareado. Tuve que apoyarme en un árbol y cerrar los ojos unos segundos para intentar no desplomarme. Fue al abrirlos y retirar mi mano cuando lo vi. Un corazón con una flecha y tu nombre, Marina, y el mio, Lolo, grabados con fuerza en la corteza de aquel árbol. Entonces te hiciste real, aunque yo no te haya encontrado. De entre todos los recuerdos ese día que hicimos pellas en el cole y fuimos al parque y con el capuchón de un boli nos dejamos el resto tatuando un corazón en la corteza de aquel árbol lo había olvidado. Puede que tengan razón los médicos cuando me dicen que estoy perdiendo la memoria. Pero exististe Marina y existes. Y aunque jamás te haya escrito y la memoria me falle, no lo hará mi corazón.

Dulce Elena ( por Bea)

Posted in Colaboraciones, Los relatos más relamidos, Relato, Relato Libre with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Jueves, 3 \03\UTC julio \03\UTC 2014 by Administrador

De Elena todos sabían muy poco, no solía relacionarse demasiado. Si que sabemos que se despertaba muerta de sueño, nos lo contaban sus ojeras. Era noctámbula. Se reactivaba cuando el sol caía y los ojos se le ponían como dos sartenes negras como el tizón. Sus pupilas se dilataban y empezaba a beber y fumar compulsivamente mientras jugaba al Candy Crush en su android. Quién le habría mandado aceptar aquella inocente invitación. Desde su ordenador candybuscaba “amigos” con quien charlar sobre cualquier nuevo truco a través de cualquier chat. Así, nunca se daba cuenta de cómo pasaban las horas, ni tenía la necesidad de cerrar los ojos ni de dormir, pero el cansancio en la mañana era un hecho y su día a día un círculo vicioso entre sueño, cansancio, cigarros y cafés. Nivel 145.  Eso había que superarlo, y pronto. Llevaba ya dos semanas estancada. Quizá debería pedir unos días de vacaciones, pensó, y así podría evitar aquel congreso al que le habían invitado en el trabajo. De hecho, no tenía ropa para asistir a ese congreso. Debido a su sedentarismo en los últimos meses había ganado ocho kilos, y las opciones eran o comprarse ropa, o ponerse a régimen, o pedirse vacaciones y no ir a esas charlas sobre economía de mercado que la vendían como una remota posibilidad de promoción en su puesto dentro de la empresa. Realmente a ella la única economía que le importaba era la domestica, el poder llegar a fin de mes y pagar hipoteca, teléfono e Internet.
No lo pensó demasiado, al llegar aquella mañana con los ojos morados al trabajo rellenó su hoja de movimiento y con una flamante semana de vacaciones por delante y la paga de verano calentita en el bolsillo, se fue directa a comprar una tableta más grande y un montón de chucherías para pasar los días. Todo infinitamente más caro que cualquier vestido nuevo para la convención, pero a Elena le pareció que, habiendo aprovechado el día sin IVA, aquello era un chollo y todo estaba bien. Llegó a casa y se acomodó en su lugar preferido, en la cocina, todo a mano, la tele,el mando, la nevera, su tableta y las bolsas llenas de chuches de todos los colores, caramelos con envoltorio, caramelos rayados, peces de gelatina, ruedas de coco. Al pasar la semana, Elena no se incorporó a su puesto laboral. Pocos la echaron de menos. Actualmente hay 305 niveles distribuidos en 21 episodios y 4 mundos. No se ha podido saber aún en que mundo, episodio, o nivel se quedó, cuando la encontraron sentada en el sofá de su casa con los ojos de par en par, su tableta, como su corazón, se habían quedado sin batería. Lo que si nos confirmaron es que tuvo una muerte dulce.

FIN DE CURSO

Posted in Colaboraciones, Los relatos más relamidos, Relato, Relato Libre, Relatos, Relatos Breves with tags , , , , , , , , , , on Viernes, 20 \20\UTC junio \20\UTC 2014 by Administrador

Hoy huele diferente, a libro usado y polvo de patio. No hay chandals, ni mochilas. Se oyen las risas de los niños alborotando emocionados, nerviosos con la actuación. Tiene que salir perfecto. Han ido todos los papás y la mamás, los abuelos, las abuelas, y ellos llevan más de una semana ensayando. Se oye también algún sollozo. Juan, tiene siete años, casi ocho. Pasa al segundo ciclo de primaria,  e hizo de Luis, su profesor de inglés, su mejor amigo, pero Luis repite y se queda en primer ciclo.  y a Tomás, su segundo más mejor amigo, le han dicho que también repite.

Suena una voz familiar. Lucía, la profesora de Lengua y Mates les apremia para que se preparen. 2º A y 2º B son los siguientes. De fondo comienza a sonar la canción de Piratas del Caribe. Tropiezos y empujones entre risas detrás del telón del salón de actos.  Tan pequeños. Tan graciosos.  Tan nerviosos. Con su pañuelo en la cabeza y su parche en el ojo. Alzan su espada. Se levanta el telón y comienza su batalla final 2013-2014, el baile.

Aplausos, aplausos y más aplausos. Se ha acabado. Ya no hay nervios. Solo besos y aplausos. Por lo menos descansarán hasta el día de recogida de las notas. Después ya se verá.

Sí, hoy todo huele diferente. Huele agridulce. Huele a adiós. Huele a hola.  Huele a  por fin verano. A vacaciones. A playa y castillos de arena. A nuevos amigos. A nuevos amores. A libro usado, a cancela cerrada y a polvo de patio.

Se hace el silencio.

Mientras, lejos ya del cole, los niños siguen riendo.

De mariposas y amapolas (por LaLeTi Lú)

Posted in Colaboraciones, Especial Mayo, Literatura, Relato, Relato Libre, Relatos, Relatos Breves with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Miércoles, 11 \11\UTC junio \11\UTC 2014 by Administrador

“Venga vístete de blanco y píntate de color”- le dijo la mariposa a la amapola perezosa que al empezar Mayo no quería abrirse. Venga, venga, en primavera todos nos ponemos bonitos vestidos de colores. Mira, mírame a mí y despierta, despierta y mira mis alas…Azul, rojo, morado ¿a qué son bonitas? Tú también lo eres”

“No, no lo soy. Estoy muy pálida y no me parezco a mis hermanas”.

“No todos vamos a ser iguales! Si as´fuera, menudo rollo, ¿no? Y claro que eres retorelato mayobonita, tu belleza es tu rareza. Unas gotas de rocío, y a despertar, que mira, ha salido el arcoíris y quiero oler tu perfume y jugar entre tus pétalos y hacerte cosquillitas con mis patitas. ¿No quieres ver lo azulito que está el cielo?

Tímida se abrió la amapola blanca estirando poco a poco sus hojas. Miró alrededor y descubrió un campo lleno de amapolas, todas rojas, y mariposas, todas de distintos colores. Por curiosidad, al ver que no era igual que el resto, un montón de mariposas se acercaron a juguetear con ella. La amapola sonrió y se sintió orgullosa. Era bonito ser diferente y le encanto sentir la brisa de las alas en su corola y beber del rocío fresco y ver ,aunque solo fuera por un momento, el arcoíris.

“Es bonito ser una flor y nacer en primavera” – Pensó al atardecer mientras se preparaba para dormir. Arqueo un poco su tallo para que su amiga la mariposa se posase y pudiera dormir con ella. Una cerró sus pétalos, la otra cerró su alas. Ambas soñaron con el sol de la mañana.

Una vida de colores (por Bea)

Posted in Colaboraciones, Especial Lamedores, Especial Mayo, Literatura, Relato, Relato Libre, Relatos, Relatos Breves with tags , , , , , , , , on Miércoles, 21 \21\UTC mayo \21\UTC 2014 by Administrador

No ha dejado de llover durante toda la mañana. Tengo la maleta preparada para escapar. No se hacia dónde. No quiero mirar atrás. No quiero recordar lo ya andado. No me satisface. Sobre la mesa las rosas secas que fui coleccionando desde mi adolescencia. Algunas eran tuyas. Ya no se cuales ni importa. Están grises, como mi corazón roto por el engaño. Como la mañana que ha oscurecido la lluvia. Necesito pintar mi vida. Gris contigo. Gris sin ti. Seca como las rosas. retorelato mayoLloviendo en mis ojos como en la mañana. Necesito alegría y días de feria. En la nevera tengo manzanilla, fría. Me coloco en el pelo una rosa fresca y en la mesa una copa de vino. Me la bebo de un trago. Quiero olvidar. Voy a llamarme Triana para romper mi rutina. En Sevilla no llueve y cualquier Abril es fiesta. No como en casa. Cojo la maleta. Ya sé dónde voy. Donde no llueve. Donde no hay pena. Donde el corazón me lleve. Lejos. Sin girar la cabeza. Sin ti. Luce la mañana. Brilla el sol y no, no necesito gafas. Quiero deslumbrarme de todos los colores que me robaste hasta que me duelan los ojos de no llorarte.

FLORES DEL CORAZÓN ( por Teresa Ardiz)

Posted in Colaboraciones, Especial Lamedores, Especial Mayo, Relato, Relato Libre on Miércoles, 14 \14\UTC mayo \14\UTC 2014 by Administrador

El día más triste para el amor es aquel donde oficialmente termina, cuando los recuerdos de lo que una vez fue vida quedan embalados en cajas, divididos, organizados y finalmente archivados en el olvido.

Daniel y Tania finiquitaban en el terror de un prolongado silencio lo que habían sido catorce años de matrimonio, orgullosos de ser tan civilizados, trabajaban por su lado clasificando lo que correspondía a cada uno. De vez en cuando alguno preguntaba, demostrando su buena voluntad, si el otro prefería quedarse con tal o cual cosa del inmenso inventario de sus pertenencias y después volvían al triste mutismo que envolvía la mudanza.retorelato mayo

Ya el amor parecía haberse esfumado y todos aquellos trozos de historia no eran más que testimonios de lo rotos que estaban ambos, su familia y ese lugar que quedaría vacío en dos días para ser puesto en venta y dividido, como todo lo demás.

Constantemente la congoja de sus corazones les impedía continuar y haciendo una pausa muda, tomaban aire y seguían adelante, mecánicamente.

Ya vendría el divorcio, los juzgados, los abogados, pero en común acuerdo el trago amargo de la repartición de los recuerdos era privada, como un funeral de todas las alegrías y proyectos que alguna vez engendraron, y aquel funeral era desolador.

¿Dónde había quedado la pasión que un día sintieron? ¿Ese inmenso deseo, los sueños?

Daniel se encargaba de un librerito polvoso, con un trapo grisáceo sacudía cada uno de los volúmenes de una enciclopedia de anatomía, esos libros eran de Tania, los tenía desde que estudiaba medicina, por aquellos tiempos en que se conocieron y él sabía lo importantes que eran para ella, así que se esmeraba por dejarlos impecables para que emprendieran su viaje al desván de su suegra.

Uno de los libros se abrió en sus manos, entre sus páginas un frágil jazmín, ya seco por el tiempo, yacía dormitando seguro desde hacía muchos años y a pesar de que era una flor como cualquiera, Daniel la reconoció de inmediato, era el jazmín con que se declaró a Tania cuando eran apenas unos jóvenes. Su ser entero tembló, el jazmín aún conservaba un sutil perfume que lo hizo volar al instante en que vio por primera vez a Tania, tan hermosa… sin pensarlo, la buscó con la mirada y la encontró arrodillada guardando la colección de discos de jazz que él había heredado de su padre, con la delicadeza y ternura que sólo su esposa poseía, entonces lo comprendió y sus ojos se llenaron de lágrimas, no podía ni hablar y tenía demasiado que decir.

Tania interrumpió su labor al sentirse observada, levantó la vista y se encontró con Daniel mirándola con todo el amor del mundo, ambos sonrieron y entre sollozos, ella corrió a sus brazos, ya había olvidado lo expresivos que eran los ojos de su marido, se abrazaron y se fundieron en un beso cálido.

No habría separación, aún estaban a tiempo, entrelazaron sus manos reencontrándose y reconociéndose otra vez, Daniel le mostró el jazmín y ella le confirmó que era el mismo que le había dado aquel mayo. “Te dije que lo guardaba en el corazón”, le dijo ella mientras señalaba el libro abierto, precisamente en la página de un esquema anatómico del corazón humano…