Archivo para novela histórica

Entrevista a David B. Andrada autor de CRISANTEMO ERA LA RESPUESTA

Posted in Colaboraciones, Relato Libre with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Martes, 19 \19\UTC mayo \19\UTC 2015 by Administrador

Crisantemo era la respuesta es una novela que nos transporta a tiempos pasados, donde la sinrazón de la guerra se sobrepone a toda cordura. La guerra civil ha concluido, pero la represión hacía los vencidos es aún más cruel que la propia guerra.

Un humilde profesor de matemáticas encuentra una misteriosa nota. Un espía inglés, interesado en su contenido, intuyendo que puede tratarse de un código de comunicaciones alemanas, rescata al matemático y a una extraña muchacha que aparece cuando están siendo víctima de una emboscada. Ambos son trasladados a Bletchley Park, en un tortuoso viaje al comienzo de la II Guerra Mundial a un centro de espionaje británico en donde coinciden con Alan Turing.

La novela que se lee de forma ágil, atrapando al lector, con su intensidad, desde las primeras páginas, tratando de obtener respuestas, tratando de unir los cabos sueltos, tratando de saber a qué da respuesta Crisantemo.

David B. Andrada se presenta como un magnífico contador de historias. La novela acoge una amplio coctel de estilos y géneros que van desde la novela histórica al cuento, del drama a la fábula, de la visceralidad más cruda a la más maravillosa de las ternuras.portada Crisantemo definitiva

ENTREVISTA A SU AUTOR: DAVID B. ANDRADA.

Quedamos con David B. Andrada para charlar sobre su primera novela, publicada recientemente, “Crisantemo era la Respuesta” que ha sido presentada en la feria del Libro de Rivas-Vacimadrid y La Casa del Libro y que estará firmando ejemplares en la próxima feria del Libro de Madrid los días 6 y 13 de Junio.

Nos sentamos en una cafetería. Pide una cerveza tostada, yo mi clásica cinco estrellas.

Yo: Adelante

David B. Andrada: Tu primero, por favor.

-Bueno, nuestras entrevistas suelen ser tener formato tipo, que según se va desarrollando está abierto al cambio. ¿Comenzamos?

-¡Comencemos!

-El típico tópico atribuido a José Marti dice: “Un hombre, para ser completo, ha de plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.”

-En ese sentido se podría decir que yo he hecho todo al revés de lo que a priori parece más sencillo. Primero tuve a mis hijas, luego he publicado mi primer libro y esta misma mañana he plantado el primer árbol de mi vida. Debe ser que hacer las cosas de forma sencilla no deja de ser aburrido

-¿Cómo se enfrenta un autor novel al mundo de las editoriales? “manuscrito” en mano, y…”

-Uf, pregunta difícil, así en frio y sin anestesia. Es difícil para un autor novel enfrentarse al mundo editorial. Cuando yo registré la novela y la presenté a varias editoriales, un par de ellas me preguntó si tenía algún tipo de relación con Belén Esteban. Les contesté que no y pregunté el por qué. La respuesta es que hoy en día, si no tienes un nombre reconocible que ayude a vender tu libro, las editoriales no van a arriesgarse. Yo he tenido suerte. La editorial que ha publicado mi libro, fue la primera que vio algo en ella. La editorial ayuda a los que somos novatos a conocer cómo funciona esta industria por dentro. Además facilita, en cierto modo, la promoción de la obra. De todas maneras, en mi opinión, tanto en la literatura como en la música, el futuro (presente) viene por la autoedición. Por ejemplo a mí me hubiera encantado que mi libro se pudiera vender a un precio sustancialmente menor por que ayudaría a que llegara a un mayor número de personas o incluso que se hubiera editado en formato digital, pero la editorial pone sus reglas.

-Teniendo en cuenta que ahora todo se mueve a través de la net ¿No hubiese sido más sencillo sacar una edición digital del libro? ¿Crees que aún la gente está dispuesta a pasar páginas mientras se agarran a la barra del metro, del autobús, o se sientan cómodamente en el sofá? ¿ Cuales crees que son las ventajas, si es que crees que tiene alguna, del soporte físico?

-Pues eso me ha sorprendido. Porque yo también soy de la generación digital, pero es sorprendente la de gente que me ha comentado que todavía valoran el tacto y el olor del papel. En mi opinión, el libro en papel, al igual que el disco en soporte físico, están destinados a desaparecer. Todo pasará por archivos digitales, pero es innegable que a pesar del descenso de las ventas de libros en papel, todavía se editan y se venden un montón de ejemplares hoy en día.

-Hablemos de tu libro.

-Si, eso, hemos venido aquí a hablar de mi libro hombrecoñoya… y del milenarismo (risas)

– Crisantemo era la respuesta… un título que ya invita al misterio. ¿Cuál es la pregunta para saber que Crisantemo era la respuesta?

-¿No querrás que desvelemos el secreto, así tan pronto no?

He de decir, que acabo de terminar de leer tu novela y he quedado sorprendida. Es una novela corta pero aún así hay gran cantidad de personajes. Hay una gran capacidad para estremecernos de dolor y admirar la compasión de ciertos personajes. Un final que da sentido a todo el libro. Me ha encantado

-Que quieres que te diga. Me halagan mucho tus comentarios. No escribo para vivir de esto, por lo que si con mis textos puedo transportar al lector a tiempos pasados, si puedo que sientan los mismos miedos y la misma ternura que los protagonistas, es que entonces ha merecido la pena.

-De donde nace la idea de escribir un libro, este libro? Te despiertas un día y…¿por qué contar, por qué compartir?

-Yo comencé a escribir como crítico musical hace años, colaborando con varias revistas especializadas. Mis inicios como escritor, puramente dicho, han sido a través del microrrelato. La historia es algo que me fascina. El libro no deja de ser la conversión de esas dos vertientes, mi interés por la historia y mi hábito a la escritura. El libro surge de la vocación y mi interés por el estudio de la última de las guerras globales, La II guerra mundial.

-No queremos revelar nada, pero el libro a pesar de ser un texto de narrativa histórica cabe destacar la relación de los dos personajes principales.

-Creo que realmente el hecho de que sea una novela histórica no deja de ser la excusa para describir la historia de los personajes, dos perdedores que no tienen más alternativa en la vida que huir, que sobrevivir. Dos personajes que sin tener nada que ver entre sí, son lo único que tienen en la vida. El uno al otro. Me costaría decidir si el libro narra la historia de dos personajes a lo largo del tiempo, o el paso del tiempo es el verdadero protagonista y los personajes meras comparsas.

-A eso me refería. La descripción de los personajes hace que acabemos empatizando con ellos, en su intensidad, en su sufrimiento y angustia. Es en esa descripción donde nos cautivas haciéndonos partícipe de sus miedos, de sus temores y de la magia.

-Bueno, la novela versa de muchos personajes, se podría decir que dos de ellos son los principales, el libro habla de la guerra, pero lo que realmente quiero tratar es de la relación de los personajes en un contexto no propenso a las relaciones humanas.

-¿Cual ha sido tu proceso de composición a la hora de escribir?

-La composición ha sido un continuo proceso de adaptación. Adaptando las algunos de los hechos históricos y personas reales que encajaban en el hilo argumental. Vidas anónimas que merecen que su legado perdure. Vidas con nombre propio en otros muchos. Es curioso por que empezó siendo una novela sobre la II Guerra mundial, pero la necesidad de dar un pasado a los personajes me hizo retrotraerme en el tiempo y que la historia comenzara en la guerra civil.

-El libro comienza en Bilbao, transcurre en Oviedo y en Vigo, en Badajoz y en Burgos, e incluso viajamos a países como Portugal, Inglaterra, Polonia, Alemania o Francia…¡Todo un viaje!

-Los personajes, que me salieron inquietos… (risas). El hilo conductor me iba llevando a esos sitios. Algunos de los lugares están ahí obligatoriamente por los acontecimientos históricos que se narran, como Inglaterra, Miranda del Ebro o Vigo, otros lugares se adaptaban al hilo argumental de la historia que estaba contando.

-¿Hay algo de ti en la obra?

-Muchísimo. Algunas cosas forzadas y otras se habrán plasmado de forma inconsciente o porque no he sido capaz de ocultarlas. Al final, una obra, escrita desde un papel en blanco no deja de ser una creación, por lo que cada persona pone mucho de sí misma al rellenarlo.

-¿Si tu carrera fuera longeva, como te gustaría que te recordaran?

-Como un buen contador de historias. Me encantaría que así fuera. Escribir, mejor o peor, puede hacerlo cualquiera, lo realmente difícil es que la historia que estás contando cautive al lector, que puedas transmitir a la persona que está leyendo algún tipo de sensación.

-¿Por qué piensas que el público debería leer tu novela?

-Les garantizo que nada malo les puede pasar leyendo la novela. ¿Qué otro escritor conocen que dé garantías como compromiso de su calidad? (risas)

-¿Tienes en la cabeza próximas obras?

-Si, estoy compilando los microrrelatos que he escrito a lo largo de mi vida y comenzando a escribir una nueva novela, pero esta vez no será histórica, sino policiaca.

-Géneros muy diversos. ¿Cuál te está resultando más difícil?

Los microrrelatos sin duda es lo más sencillo. Son chispas de inspiración en forma de texto corto que en cualquier momento te vienen a la cabeza. Es francamente maravilloso llegar a provocar al lector con solo un puñado de palabras. Quizá ahí radica la magia y el auge del que está gozando este tipo de escritos. La novela histórica es compleja. Cualquier cosa que cuentes en un libro basado en tiempos pasados ha de estar contrastado, si hablas de una batalla, de un personaje histórico… ya se sabe de antemano en qué fechas, en qué lugar, como vivió, como murió… una serie de datos que has de adaptar a tu novela, por lo tanto es muy importante la fase de documentación para no cometer errores.

-Comentas que el microrrelato te resulta sin duda el más sencillo Dices que los microrrelatos son sin duda el genero mas sencillo. No estoy de acuerdo. Resumir y dar fuerza a un personaje y una situacion a base de tijeretazos y que tenga sentido y cale, creo que es mas complicado que tener paginas para llenar a base de adjetivos, pudiendo explayarse en antecedentes y adornando las consecuencias….

-Es curioso por Me parece más sencillo en el sentido de que cuanto tienes la idea sobre lo que vas a escribir, piensas en como vas a orientarlo, y al ser pocas palabras sueles concluirlo en el acto. Un libro , en cambio, requiere de una inversión de tiempo mucho mayor…meses…años…Es complicado porque se tarda mucho en escribir. Lo dejas.Vuelves. Y tienes que continuar con un mismo hilo argumental, con una misma caracterización de los personajes, ahondando en ellos, profundizando en la tramas, tejer una madeja, y que cuando todo esté terminado, encaje y tenga sentido. Los microrrelatos siendo más sencillos de escribir son más gratificantes, porque como te he comentado, hacer reír, llorar, sentir miedo, conmover o apasionar al lector en unas pocas lineas es maravilloso, pero en un libro creo que es más complicado  conseguir hacer empatizar al lector con el personaje porque tiene mucha más información sobre el.

-Una cosa que me ha llamado la atención es el nombre con el que firmas la novela. David B. Andrada. ¿Qué esconde esa B?

Esa diminuta B es importante. En realidad esconde quien soy. Es la inicial de mi apellido. Es un apellido bastante singular por lo que es sencillo identificarme con él. Yo no me gano la vida con la literatura por lo que decidí separar mi yo profesional del mi yo artístico. Pero es un apellido del que estoy tan orgulloso que ha acabado por asomar la cabeza…. Como diciendo, aunque trates de esconderme aquí estoy.

-He leído ya alguna reseña y comentario en Internet bastante positivo de la novela:

-La mejor manera de hablar de mi libro es dejando que lo hagan los propios lectores, que son transparentes y objetivos. Estoy encantado con las opiniones que me hacen llegar de la obra. Es algo que reconforta y que justifica todo el tiempo invertido.

-Por último, ayúdanos a conocerte un poquito mejor de cerca…

Una canción: Cualquiera de Led Zeppelin. Cualquiera de Bowie. Cualquiera de the Doors, Cualquiera de the Clash… Lo siento, me encuentro totalmente incapacitado para seleccionar solo una. La música se encuentra entre las cosas que más valoro en la vida.

Tu libro de cabecera: Maus de Art Spiegelman

Una película: Enemigo a las puertas dirigida porJean-Jacques Annaud;

Lo que no cambiarías por nada: Las sonrisas de mis hijas.

Lo que venderías al diablo: Mis memorias y las fotos de tu primera comunión.

Lo que le comprarías: Un ratito más, por favor…

-David muchísimas gracias por compartir con nosotros este momento , por dejarnos conocerte un poquito mejor, y por la cerveza. Te deseamos lo mejor en esta aventura literaria y esperamos tenerte pronto por aquí contándonos nuevas historias y nuevos proyectos.

-Gracias a vosotros por darme esta oportunidad. Un placer

portada Crisantemo definitiva

David B. Andrada estará firmando ejemplares de su obra, Crisantemo era la respuesta, en la próxima Feria del Libro de Madrid (caseta 324) los días Sábado  6 de Junio (18:00 a 20:00). Si no podéis acercaros a la Feria, su novela está disponible en La Casa del Libro, webs especializadas como Agapea y, como suele decirse, en estos casos, en las mejores librerías de todo el país-

RESEÑA

Posted in Las Reseñas De Miren with tags , , , on Domingo, 11 \11\UTC marzo \11\UTC 2012 by Miren

RESEÑA 10 ( por Miren)

“Caminarás con el sol” (Alfonso Mateo-Sagasta)

 

Editorial: Grijalbo

Encuadernación: Tapa dura

ISBN: 978-84-253-4678-1

Páginas: 284

 

SINOPSIS:

Una carabela parte del Darién con rumbo a La Española, en ella viajan un grupo de soldados y aventureros que se mueven por las costas de Las Indias, un lugar aún por explorar. Ante unas turbulencias en pleno mar del Caribe, el barco naufraga, sólo unos pocos se salvan de la catástrofe. Entre ellos Gonzalo Guerrero, un soldado de fortuna a quien la búsqueda de fama, gloria y dinero ha llevado por distintos lugares del mundo. Desde su Huelva natal, y tras fallecer su padre —también soldado de fortuna— debido a unas heridas sufridas durante la toma de Granada, la vida de Gonzalo comienza a rodar; primero ayudando en el barco de su tío. Pero su ansia de fortuna, fama y gloria, la misma que no consiguió su padre; le lleva a alistarse en las milicias contra los franceses en la guerra de Nápoles y tras este paso, que tampoco le depara lo que espera; termina enrolándose en un barco rumbo a Las Indias. Allí tras un período donde ve los negocios de los españoles, comercio de piedras preciosas, explotación de minas y de esclavos, etc., sufre el naufragio, donde, como él dice con sus propias palabras, vuelve a nacer. Allí, en aquel pedazo de tierra nueva, que él cree que es una isla, pero en realidad es la península del Yucatán, el aventurero toma contacto con una cultura y una forma de vida nuevas, la maya, ahí es donde comienza su principal aventura, la aventura de sobrevivir.

RESEÑA:

“Acuclillado sobre un altozano en la linde de la selva, un jefe de guerra maya con el rostro cubierto de escarificaciones teñidas de negro, grandes orejeras de ámbar y el labio inferior horadado con un hueso tallado de jaguar, observa una canoa ocupada por tres indios semidesnudos y desarmados. A su espalda, un grupo de niños corren y juegan despreocupados de todo lo que les rodea. La ligera embarcación se dirige hacia la playa de blanca arena que se extiende ante sus ojos. Cuando llegan a una distancia razonable, el hombre aguza la vista para distinguir a los remeros y, en su fuero interno, sonríe”.

Siempre es un placer para mí leer alguna de las novelas de este escritor. Gran conocedor de la Historia, Alfonso Mateo-Sagasta siempre nos deleita con aventuras, ya sean en el Madrid del Siglo de Oro español, en la ciudad de nuestros días y con problemas actuales, o perdidos en la selva del Yucatán con los primeros exploradores españoles.

Narrada desde la proximidad que da la primera persona, con una prosa cuidada y ágil, léxico apropiado y una excelente documentación, es muy fácil hacer que el lector se ponga en la piel de los protagonistas. Detalladas descripciones tanto de las vestimentas, como de sus facciones, hacen que los personajes nos parezcan más cercanos. Cuando el autor nos describe los lugares con todo cuidado nos pone delante un cuadro, un cuadro que nos ayuda a imaginar el entorno en el que estos se desenvuelven. Algo muy de agradecer, no es nada fácil dibujar pinceladas pictóricas con las palabras.

Otra dificultad añadida, es la clara representación de las acciones de los protagonistas, cómo viven, lo que hacen, sus celebraciones, el cuidado de sus tierras y cultivos, su religión —con un buen conocimiento de sus Dioses,   creencias y festividades—, su vida familiar y la preparación de sus guerreros. Y esto señores, si ya es complicado de contar cuando hablamos de lo que nos sucede en nuestros tiempos, de todo lo coetáneo y que conocemos bien, imaginemos el esfuerzo que tiene que costar cuando hablamos de algo pasado hace quinientos años y dentro de una cultura ya desaparecida y completamente distinta a la nuestra. Y todo eso narrado en menos de trescientas páginas, todo un portento de narración, que demuestra que para conseguir dar un repaso a periodos complejos de nuestro pasado, tampoco es necesario elaborar libros de mil páginas. No en este caso, que no dudo, que en otras historias no sea imprescindible alargar las novelas.

La estructura del libro es sencilla, la novela consta de tres partes —perfectamente introducidas por unos breves fragmentos del “Infierno”, el “Purgatorio” y el “Paraíso”, justo en ese orden de la magistral Divina Comedia de Dante—sin capítulos de división; algo que debido a la poca extensión de la obra es completamente lógico, ya que no se echan de menos estas separaciones; claro que a ello contribuye también la buena dosificación de los pasajes y sobre todo esa sabía mezcla de los temas; ya que Gonzalo, nuestro protagonista, sabiamente nos va alternando recuerdos de su vida pasada, en su “civilización”, con su vida actual, perdido en la selva con un grupo de “salvajes”, cómo serían considerados en su mundo.

Es curioso cómo nos hace ver las similitudes entre las batallas que él ha vivido en Europa, con la estrategia que ve en la lucha de los guerreros mayas.

El personaje de Gonzalo, que por cierto, es real, no es un personaje de ficción, y sus aventuras le ocurrieron de verdad, está completamente logrado; y se puede pensar que esto es relativamente fácil cuando hablamos de un personaje que existió y del cual basta con una buena documentación para crear su perfil.

Pero lo arriesgado y lo que en realidad da vida a la novela es el resto de personajes que la componen: los jefes, guerreros, y resto de la población maya; así que a pesar de la profusión de escenas fuertes; sí, aquí hago un inciso para advertir de que no escasean las escenas sangrientas, y que ahora nos parecen auténticas salvajadas propias de gente sin civilizar, o sin alma, como pensaron muchos de nuestros antecesores de aquella época remota; pues a pesar de todo, Alfonso Mateo-Sagasta, logra de manera perfecta hacer que personajes como Tekun, Taxmar y los distintos personajes que va conociendo Gonzalo, terminen siendo conocidos, comprendidos e incluso con los que llegamos a empatizar, pensando que su forma de vida es semejante a la nuestra,  y que quizá, lo que realmente nos separe es que aquella cultura era más respetuosa y noble dentro de su sanguinaria religión que les exigía sacrificios, mientras que la nuestra sólo buscaba la riqueza en el exterminio.

La única pequeña pega que le pondría a este brillante trabajo es el final, un final un poco precipitado, donde todo pasa demasiado deprisa; pero tampoco es digno de destacar, de todas formas lo principal y lo más importante ya queda dicho, quizá intentar alargar la novela sólo hubiese sido abundar en lo mismo; y también me gustaría pensar, que, ¿por qué, no? El autor cualquier día nos pueda sorprender con una continuación de la apasionante vida de este aventurero, relatando de forma más compleja esa parte final que se nos señala de forma clara, pero rápida.

Caminarás con el sol no es sólo una novela histórica plagada de aventuras y la historia de un hombre que lucha por sobrevivir; es, además, la historia de la metamorfosis de una persona; un soldado de fortuna que lucha por la idea de enriquecerse y adquirir fama, y termina siendo alguien distinto a lo que siempre había soñado. Es la vida de un español llamado Gonzalo Guerrero que termina convirtiéndose en Ah Na Itzá, un guerrero maya.

RESEÑA

Posted in Las Reseñas De Miren with tags , , , , , on Miércoles, 30 \30\UTC noviembre \30\UTC 2011 by Miren

RESEÑA 8 (por Miren)

 “Veneno para la corona” (Toti Martínez de Lezea)

 

Editorial: Erein

Encuadernación: Tapa dura

Precio: 22,00 euros.

ISBN: 978-84-9746-678-3

Páginas: 331

SINOPSIS:

Navarra, marzo 1542. Doña Juana Enríquez, segunda esposa de Juan de Trastamara, infante de Aragón, duque de Peñafiel y rey viudo de Navarra; viaja en una noche tormentosa desde su castillo de Sangüesa. Doña Juana ante los primeros dolores de parto decide emprender este tortuoso traslado con el único objeto de que su hijo —que ella creé fervientemente que será varón— nazca en territorio aragonés. La comitiva tiene que parar en Sos (Zaragoza) donde, efectivamente, viene al mundo su hijo Fernando.

En esta localidad entran en su vida dos mujeres, María Valtierra y su hija Munia, cuando estas piden justicia tras haber sido violadas por dos soldados de su guardia. Doña Juana da cobijo a estas dos mujeres, que eran consideradas brujas por la población, y aprovecha que Munia queda embarazada tras la violación para nombrarla nodriza del pequeño Fernando.

Pero María Valtierra en realidad esconde otra personalidad. Ella en realidad es  Jordana Pérez de Gorria, hija de la que fue nodriza de Carlos, Príncipe de Viana, el hijo de Juan de Trastamara y su primera esposa, la reina Blanca de Navarra. Jordana se crió en Sangüesa y dado el cargo de sus padres, se crió en el ambiente cortesano, siendo compañera de juegos, tanto del príncipe Carlos, auténtico heredero de la corona de Navarra, como de sus dos hermanas. Incluso se pacta su matrimonio con otro joven cortesano. Pero el azar se ceba con la joven tras quedarse embarazada de su amante. Abandonada, malherida y con la cara deformada; debido al maltrato de uno de los esbirros de la familia de su enamorado huye hacia Sos. Allí da a luz a su hija Munia, en la choza de una curandera. Durante dieciséis largos años, María o Jordana va maquinando su venganza contra todos aquellos que la maltrataron, humillaron y abandonaron.

Este odio, esas ganas de represalia y sus conocimientos sobre venenos, son aprovechados por Doña Juana Enríquez para ver cumplida su ambición de quitarse de en medio a todo aquel que se interponga entre su hijo recién nacido y la corona. Pasando incluso por encima de sus hijastros.

RESEÑA:

“Al decir esto, doña Blanca se echó a llorar, asió sus manos y las apretó como queriendo infundirle cariño y, a la vez, pedirle perdón por no haberla apoyado en su desventura, pese a que poco o nada podría haber hecho por ella siendo como era todavía una niña. Aquel gesto la conmovió, rompió de alguna forma el hielo que rodeaba su pasado; la hizo sentirse en paz por primera y última vez.”

Nadie mejor que Toti Martínez de Lezea para recrearnos en nuestro pasado. Navarra, mediados del siglo XV. Aspirantes al trono, usurpadores, legítimos herederos, ambiciones, reinos colindantes al frente de reyes unidos por fuertes lazos familiares.

Con prosa cuidada, diálogos ágiles y lenguaje claro (sin abusar de terminologías y vocablos concretos de aquella época). La autora nos va metiendo de lleno en los preliminares de una Península Ibérica, aún desgajada en diversos reinos.

Según pasamos las páginas nos vamos haciendo una idea de lo que era la política de entonces. Ansías expansionistas, ambición y poder. Desde los más  altos cargos a los vasallos que rodean las distintas cortes; pocos se libran de este baile de intereses.

Particularmente me ha gustado mucho el tratamiento de los personajes, tanto los reales: Juan de Trastamara; su esposa, Juana Enríquez; su hijo Carlos, el príncipe de Viana, así como sus hermanas Blanca y Leonor. Todos ellos, desde Juana —personaje principal de la novela—, hasta su hijastra Blanca que pasa como de soslayo hasta casi la final de la novela, dejan huella —debido sobre todo al conocimiento histórico de la autora— que va dejando entre las páginas de ficción datos reales y biográficos que nos hacen tener plena consciencia de sus protagonistas.

Los personajes de ficción: María Valtierra, alías de Jordana Pérez de Gorria; su hija Munia; Haim Abernardut; físico judío de la corte de Juan de Trastamara y enamorado de Munia, Miguel de Ezpeleta, el prometido de Jordana; Beltrán Ximenez de Zangoza, su amante; Lope Ximenez de Zangoza, primo de Beltrán; Iakue, servidor de los Beltrán esbirro que golpea y deforma la cara y el cuerpo de Jordana. Son todos (a pesar de lo más o menos breve de su aparición en la novela) importantes, personajes fuertes que van dejando su impronta en el lector.

Cada personaje desarrolla su papel y está dónde y cómo debe estar en el momento oportuno, ensamblando poco a poco la trama de la novela.

Una trama que se puede diferenciar en dos partes. Por un lado la trama histórica, la ambición de Juana Enríquez y las desavenencias con sus hijastros, sobre todo con Carlos; el auténtico heredero de Navarra, que culmina en su misteriosa muerte que es achacada a su madrastra; aunque no hay pruebas históricas de ello. Y por otro lado las ansías de venganza de Jordana, su odio desmedido por todos aquellos que la humillaron y abandonaron a su suerte. Un sentimiento del que se vale Juana Enríquez —haciendo viajar a nuestras protagonistas hasta Nápoles y Sicilia— para conseguir sus fines principales, que su hijo Fernando llegue a ser algún día rey de Aragón, Navarra y Cataluña. Lo que no sabía su madre es que sus desvelos tendrían más éxito de lo esperado, ya que Fernando con el paso de los años y tras su boda con su prima Isabel llegaría a convertirse en uno de los monarcas más poderosos de su época: Fernando el Católico.

Un excelente paseo por la Historia de los años anteriores al reinado de los Reyes Católicos. Donde a la vez de distraernos podemos hacernos una idea más clara de la situación de reinos como el de Aragón, Navarra y los condados de Cataluña, que ya están abocados a su crepúsculo, para dar paso a un país centralizado y unificado.

Un claro ejemplo de como la Historia y la ficción no están reñidas, muy al contrario, bien encajadas pueden ser una excelente herramienta para ampliar conocimientos sobre lo que fuimos y hemos llegado a ser.

Un libro especialmente indicado para todos aquellos apasionados de la novela histórica, que no dejará indiferente y mucho menos cansará a los no tan aficionados a esta materia, ya que tiene otros alicientes como la aventura, los viajes por reinos medievales como Aragón, Cataluña, Nápoles y Sicilia; siguiendo la trayectoria ambiciosa y como no las intrigas palaciegas de los personajes poderosos o cortesanos, reales o ficticios; unidos con un nexo común, cambiar el rumbo de nuestra Historia.