Archivo para Polonia

Entrevista a David B. Andrada autor de CRISANTEMO ERA LA RESPUESTA

Posted in Colaboraciones, Relato Libre with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Martes, 19 \19\UTC mayo \19\UTC 2015 by Administrador

Crisantemo era la respuesta es una novela que nos transporta a tiempos pasados, donde la sinrazón de la guerra se sobrepone a toda cordura. La guerra civil ha concluido, pero la represión hacía los vencidos es aún más cruel que la propia guerra.

Un humilde profesor de matemáticas encuentra una misteriosa nota. Un espía inglés, interesado en su contenido, intuyendo que puede tratarse de un código de comunicaciones alemanas, rescata al matemático y a una extraña muchacha que aparece cuando están siendo víctima de una emboscada. Ambos son trasladados a Bletchley Park, en un tortuoso viaje al comienzo de la II Guerra Mundial a un centro de espionaje británico en donde coinciden con Alan Turing.

La novela que se lee de forma ágil, atrapando al lector, con su intensidad, desde las primeras páginas, tratando de obtener respuestas, tratando de unir los cabos sueltos, tratando de saber a qué da respuesta Crisantemo.

David B. Andrada se presenta como un magnífico contador de historias. La novela acoge una amplio coctel de estilos y géneros que van desde la novela histórica al cuento, del drama a la fábula, de la visceralidad más cruda a la más maravillosa de las ternuras.portada Crisantemo definitiva

ENTREVISTA A SU AUTOR: DAVID B. ANDRADA.

Quedamos con David B. Andrada para charlar sobre su primera novela, publicada recientemente, “Crisantemo era la Respuesta” que ha sido presentada en la feria del Libro de Rivas-Vacimadrid y La Casa del Libro y que estará firmando ejemplares en la próxima feria del Libro de Madrid los días 6 y 13 de Junio.

Nos sentamos en una cafetería. Pide una cerveza tostada, yo mi clásica cinco estrellas.

Yo: Adelante

David B. Andrada: Tu primero, por favor.

-Bueno, nuestras entrevistas suelen ser tener formato tipo, que según se va desarrollando está abierto al cambio. ¿Comenzamos?

-¡Comencemos!

-El típico tópico atribuido a José Marti dice: “Un hombre, para ser completo, ha de plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.”

-En ese sentido se podría decir que yo he hecho todo al revés de lo que a priori parece más sencillo. Primero tuve a mis hijas, luego he publicado mi primer libro y esta misma mañana he plantado el primer árbol de mi vida. Debe ser que hacer las cosas de forma sencilla no deja de ser aburrido

-¿Cómo se enfrenta un autor novel al mundo de las editoriales? “manuscrito” en mano, y…”

-Uf, pregunta difícil, así en frio y sin anestesia. Es difícil para un autor novel enfrentarse al mundo editorial. Cuando yo registré la novela y la presenté a varias editoriales, un par de ellas me preguntó si tenía algún tipo de relación con Belén Esteban. Les contesté que no y pregunté el por qué. La respuesta es que hoy en día, si no tienes un nombre reconocible que ayude a vender tu libro, las editoriales no van a arriesgarse. Yo he tenido suerte. La editorial que ha publicado mi libro, fue la primera que vio algo en ella. La editorial ayuda a los que somos novatos a conocer cómo funciona esta industria por dentro. Además facilita, en cierto modo, la promoción de la obra. De todas maneras, en mi opinión, tanto en la literatura como en la música, el futuro (presente) viene por la autoedición. Por ejemplo a mí me hubiera encantado que mi libro se pudiera vender a un precio sustancialmente menor por que ayudaría a que llegara a un mayor número de personas o incluso que se hubiera editado en formato digital, pero la editorial pone sus reglas.

-Teniendo en cuenta que ahora todo se mueve a través de la net ¿No hubiese sido más sencillo sacar una edición digital del libro? ¿Crees que aún la gente está dispuesta a pasar páginas mientras se agarran a la barra del metro, del autobús, o se sientan cómodamente en el sofá? ¿ Cuales crees que son las ventajas, si es que crees que tiene alguna, del soporte físico?

-Pues eso me ha sorprendido. Porque yo también soy de la generación digital, pero es sorprendente la de gente que me ha comentado que todavía valoran el tacto y el olor del papel. En mi opinión, el libro en papel, al igual que el disco en soporte físico, están destinados a desaparecer. Todo pasará por archivos digitales, pero es innegable que a pesar del descenso de las ventas de libros en papel, todavía se editan y se venden un montón de ejemplares hoy en día.

-Hablemos de tu libro.

-Si, eso, hemos venido aquí a hablar de mi libro hombrecoñoya… y del milenarismo (risas)

– Crisantemo era la respuesta… un título que ya invita al misterio. ¿Cuál es la pregunta para saber que Crisantemo era la respuesta?

-¿No querrás que desvelemos el secreto, así tan pronto no?

He de decir, que acabo de terminar de leer tu novela y he quedado sorprendida. Es una novela corta pero aún así hay gran cantidad de personajes. Hay una gran capacidad para estremecernos de dolor y admirar la compasión de ciertos personajes. Un final que da sentido a todo el libro. Me ha encantado

-Que quieres que te diga. Me halagan mucho tus comentarios. No escribo para vivir de esto, por lo que si con mis textos puedo transportar al lector a tiempos pasados, si puedo que sientan los mismos miedos y la misma ternura que los protagonistas, es que entonces ha merecido la pena.

-De donde nace la idea de escribir un libro, este libro? Te despiertas un día y…¿por qué contar, por qué compartir?

-Yo comencé a escribir como crítico musical hace años, colaborando con varias revistas especializadas. Mis inicios como escritor, puramente dicho, han sido a través del microrrelato. La historia es algo que me fascina. El libro no deja de ser la conversión de esas dos vertientes, mi interés por la historia y mi hábito a la escritura. El libro surge de la vocación y mi interés por el estudio de la última de las guerras globales, La II guerra mundial.

-No queremos revelar nada, pero el libro a pesar de ser un texto de narrativa histórica cabe destacar la relación de los dos personajes principales.

-Creo que realmente el hecho de que sea una novela histórica no deja de ser la excusa para describir la historia de los personajes, dos perdedores que no tienen más alternativa en la vida que huir, que sobrevivir. Dos personajes que sin tener nada que ver entre sí, son lo único que tienen en la vida. El uno al otro. Me costaría decidir si el libro narra la historia de dos personajes a lo largo del tiempo, o el paso del tiempo es el verdadero protagonista y los personajes meras comparsas.

-A eso me refería. La descripción de los personajes hace que acabemos empatizando con ellos, en su intensidad, en su sufrimiento y angustia. Es en esa descripción donde nos cautivas haciéndonos partícipe de sus miedos, de sus temores y de la magia.

-Bueno, la novela versa de muchos personajes, se podría decir que dos de ellos son los principales, el libro habla de la guerra, pero lo que realmente quiero tratar es de la relación de los personajes en un contexto no propenso a las relaciones humanas.

-¿Cual ha sido tu proceso de composición a la hora de escribir?

-La composición ha sido un continuo proceso de adaptación. Adaptando las algunos de los hechos históricos y personas reales que encajaban en el hilo argumental. Vidas anónimas que merecen que su legado perdure. Vidas con nombre propio en otros muchos. Es curioso por que empezó siendo una novela sobre la II Guerra mundial, pero la necesidad de dar un pasado a los personajes me hizo retrotraerme en el tiempo y que la historia comenzara en la guerra civil.

-El libro comienza en Bilbao, transcurre en Oviedo y en Vigo, en Badajoz y en Burgos, e incluso viajamos a países como Portugal, Inglaterra, Polonia, Alemania o Francia…¡Todo un viaje!

-Los personajes, que me salieron inquietos… (risas). El hilo conductor me iba llevando a esos sitios. Algunos de los lugares están ahí obligatoriamente por los acontecimientos históricos que se narran, como Inglaterra, Miranda del Ebro o Vigo, otros lugares se adaptaban al hilo argumental de la historia que estaba contando.

-¿Hay algo de ti en la obra?

-Muchísimo. Algunas cosas forzadas y otras se habrán plasmado de forma inconsciente o porque no he sido capaz de ocultarlas. Al final, una obra, escrita desde un papel en blanco no deja de ser una creación, por lo que cada persona pone mucho de sí misma al rellenarlo.

-¿Si tu carrera fuera longeva, como te gustaría que te recordaran?

-Como un buen contador de historias. Me encantaría que así fuera. Escribir, mejor o peor, puede hacerlo cualquiera, lo realmente difícil es que la historia que estás contando cautive al lector, que puedas transmitir a la persona que está leyendo algún tipo de sensación.

-¿Por qué piensas que el público debería leer tu novela?

-Les garantizo que nada malo les puede pasar leyendo la novela. ¿Qué otro escritor conocen que dé garantías como compromiso de su calidad? (risas)

-¿Tienes en la cabeza próximas obras?

-Si, estoy compilando los microrrelatos que he escrito a lo largo de mi vida y comenzando a escribir una nueva novela, pero esta vez no será histórica, sino policiaca.

-Géneros muy diversos. ¿Cuál te está resultando más difícil?

Los microrrelatos sin duda es lo más sencillo. Son chispas de inspiración en forma de texto corto que en cualquier momento te vienen a la cabeza. Es francamente maravilloso llegar a provocar al lector con solo un puñado de palabras. Quizá ahí radica la magia y el auge del que está gozando este tipo de escritos. La novela histórica es compleja. Cualquier cosa que cuentes en un libro basado en tiempos pasados ha de estar contrastado, si hablas de una batalla, de un personaje histórico… ya se sabe de antemano en qué fechas, en qué lugar, como vivió, como murió… una serie de datos que has de adaptar a tu novela, por lo tanto es muy importante la fase de documentación para no cometer errores.

-Comentas que el microrrelato te resulta sin duda el más sencillo Dices que los microrrelatos son sin duda el genero mas sencillo. No estoy de acuerdo. Resumir y dar fuerza a un personaje y una situacion a base de tijeretazos y que tenga sentido y cale, creo que es mas complicado que tener paginas para llenar a base de adjetivos, pudiendo explayarse en antecedentes y adornando las consecuencias….

-Es curioso por Me parece más sencillo en el sentido de que cuanto tienes la idea sobre lo que vas a escribir, piensas en como vas a orientarlo, y al ser pocas palabras sueles concluirlo en el acto. Un libro , en cambio, requiere de una inversión de tiempo mucho mayor…meses…años…Es complicado porque se tarda mucho en escribir. Lo dejas.Vuelves. Y tienes que continuar con un mismo hilo argumental, con una misma caracterización de los personajes, ahondando en ellos, profundizando en la tramas, tejer una madeja, y que cuando todo esté terminado, encaje y tenga sentido. Los microrrelatos siendo más sencillos de escribir son más gratificantes, porque como te he comentado, hacer reír, llorar, sentir miedo, conmover o apasionar al lector en unas pocas lineas es maravilloso, pero en un libro creo que es más complicado  conseguir hacer empatizar al lector con el personaje porque tiene mucha más información sobre el.

-Una cosa que me ha llamado la atención es el nombre con el que firmas la novela. David B. Andrada. ¿Qué esconde esa B?

Esa diminuta B es importante. En realidad esconde quien soy. Es la inicial de mi apellido. Es un apellido bastante singular por lo que es sencillo identificarme con él. Yo no me gano la vida con la literatura por lo que decidí separar mi yo profesional del mi yo artístico. Pero es un apellido del que estoy tan orgulloso que ha acabado por asomar la cabeza…. Como diciendo, aunque trates de esconderme aquí estoy.

-He leído ya alguna reseña y comentario en Internet bastante positivo de la novela:

-La mejor manera de hablar de mi libro es dejando que lo hagan los propios lectores, que son transparentes y objetivos. Estoy encantado con las opiniones que me hacen llegar de la obra. Es algo que reconforta y que justifica todo el tiempo invertido.

-Por último, ayúdanos a conocerte un poquito mejor de cerca…

Una canción: Cualquiera de Led Zeppelin. Cualquiera de Bowie. Cualquiera de the Doors, Cualquiera de the Clash… Lo siento, me encuentro totalmente incapacitado para seleccionar solo una. La música se encuentra entre las cosas que más valoro en la vida.

Tu libro de cabecera: Maus de Art Spiegelman

Una película: Enemigo a las puertas dirigida porJean-Jacques Annaud;

Lo que no cambiarías por nada: Las sonrisas de mis hijas.

Lo que venderías al diablo: Mis memorias y las fotos de tu primera comunión.

Lo que le comprarías: Un ratito más, por favor…

-David muchísimas gracias por compartir con nosotros este momento , por dejarnos conocerte un poquito mejor, y por la cerveza. Te deseamos lo mejor en esta aventura literaria y esperamos tenerte pronto por aquí contándonos nuevas historias y nuevos proyectos.

-Gracias a vosotros por darme esta oportunidad. Un placer

portada Crisantemo definitiva

David B. Andrada estará firmando ejemplares de su obra, Crisantemo era la respuesta, en la próxima Feria del Libro de Madrid (caseta 324) los días Sábado  6 de Junio (18:00 a 20:00). Si no podéis acercaros a la Feria, su novela está disponible en La Casa del Libro, webs especializadas como Agapea y, como suele decirse, en estos casos, en las mejores librerías de todo el país-

Los Ojos de Edipo

Posted in Relato Libre Tirititran with tags , , , , , , , , , , , , on Lunes, 8 \08\UTC junio \08\UTC 2009 by tirititrantran

En las compañías aéreas en las que no te asignan asiento, la ventaja de no hacer cola y esperar a que todo el mundo haya embarcado, suele ser, que le toca a uno el asiento de pasillo y así puede uno estirarse un poco más.  Claro que nunca sabe uno al lado de quien, pero aunque sea una pena no tener una panorámica del paisaje sobre el que vuela, puede tener una buena panorámica de la tripulación de cabina.

Es la cuarta vez que vuelo con ésta compañia para viajar a Polonia, la de las letras rosas, los uniformes majenta y violetas. Casualmente siempre he volado con  la misma tripulación, con cuatro años de diferencia entre los dos primeros vuelos y éste, ya de vuelta, …seguro que ellas no se acuerdan de mi, pero yo lo hago perfectamente. Espero que cuando vuelva sigan estando ellas; guapísimas representantes del pueblo polaco, para deleitarnos un buen comienzo, y ahora  final, de las vacaciones.

En el despegue me ha parecido que tanto la pareja de mi lado, como la del otro lado del pasillo están  incluso más nerviosos que yo. Llevan unos llamativos chandals azules del equipo olímpico de “Ucraina”, y, a juzgar por sus físicos deben de ser corredores de resistencia o algo así.

El carrito de los refrigerios,… Karolinka, con sus ojos tan azules como un ibon del Pirineo, me despluma el último billete, de diez zlotys, sin dejar que me lleve monedas de recuerdo, a cambio de un diminuto botellín de agua que apenas aplaca mi sed.¡Maldita resaca…!

Creo atisbar entre el hueco que deja la cabeza de la rubia ucraniana, a través de la ventana , lo que debería ser la costa septentrional del Adriático; sobrevolamos Eslovenia, penetramos en Italia, ..efectivamente; en perfeto inglés, el comandante nos comunica que aun nos queda hora y media de vuelo, y que en unos momentos sobrevolaremos Milán , para luego sobrevolar toda la costa mediterránea hasta Barcelona.

La “Insoportable Levedad del Ser”, una novela muy interesante de Milan Kundera, que me estoy leyendo , me causa sopor; no se porque, pero me cuesta leer mas de diez o quince páginas seguidas por enfrascado que esté en la lectura, debe de ser el cansancio del viaje.

La luz del cinturón de seguridad se enciende con el consiguiente pitido, el piloto nos comunica que vamos a atravesar una zona de turbulencias y que debemos ocupar nustros asientos y abrocharnos los cinturones, ordena a la tripulación también que tomen sus respectivas posiciones; las azafatas recogen rápidamente los carritos del cattering.

Cuando parece que las turbulecias ya han pasado hace un rato, el avión empieza a cambiar el rumbo, internándose en el mar y dejando atrás la costa marsellesa. Karolinka sale de la cabina de pilotos con una palidez casi enfermiza y los ojos muy abiertos, la gente se percata de su cara y de  que las azafatas toman posiciones, y se empieza a poner nerviosa.

Otra vez se escucha al comandante, primero en polaco,-algo grave pasa pero no me entero-, luego en inglés; “Les habla el comandante , hemos desviado nuestro rumbo hacia Palma de Mallorca, donde aterrizaremos para repostar, dejar a los pasajeros que deseen abandonar la nave y volver a Polonia, debido a un inesperado cambio político en España. El ejército a tomado el mando del Estado. Es todo lo que sabemos, procuren mantener la calma. Trataremos de informarles si recibimos mas información, gracias”.

Como si sintieran la tensión en el ambiente todas las criaturas comienzan a berrear al unísono, las azafatas tratan de calmar a la gente que, unos gritando mas que otros,en polaco, inglés o castellano,  tratan de buscar soluciones a sus situaciones particulares en la atenta tripulación.
¡No puede ser, ésto parece un mal deja-vu, es precisamente con lo que fantaseé momentos antes de tomar tierra en Cracovia a la ida!

Karolinka y sus compañeras reparten ahora unos formularios a rellenar, son para que los pasajeros que se bajen en Mallorca puedan reclamar el equipaje o los costes de su traslado hasta sus domicilios. En mi cabeza dan vueltas mil cosas, estoy deseando bajarme y ponerme en contacto con mi familia para saber si están bien. Me fijo que ni los ucranianos, ni la mayoría de los polacos toman dicho formulario, no me extraña que no quieran saber nada de quedarse en un pais tomado por el ejército.

Tras tomar tierra, los que queremos bajar nos apresuramos a levantarnos y recoger nuestras pertenencias haciendo caso omiso de las indicaciones de permanecer sentados. Más rápido que normalmente, nos abren la puerta de proa y bajamos las escaleras, una operaria nos conduce durante casi diez minutos de apresurada caminata, hasta una de las terminales. El aeropuerto , se ve inusualmente  vacío. En pequeña comitiva, nos dirigimos por los larguísimos pasillos del aeropuerto de Palma buscando una salida, un algo, ..llegamos hasta un gran hall donde trabajadores del aeropuerto y algunos pasajeros aparentemente en situación muy parecida a la nuestra se agolpan para ver el televisor de al lado de la cafetería. En la pantalla se ve a un hombre uniformado que  se sienta tras de un mostrador con un taco de papeles y grave semblante.


“Ciudadanos, ciudadanas, les habla el teniente coronel Millán Cordera, en representación del alto mando militar, el cual debido a las circustancias socio-políticas actuales de la Nación, ha declarado oficialmente la constitución de la Tercera República.
Como bien saben todos ustedes, la ineficacia del Jefe de Estado, unida a la desidia y contínua corrupción de los sucesivos gobiernos de las últimas tres legislaturas, han desenbocado en una dificilísima situación para la mayoría de ciudadanos, habiendo forzado así al ejército a tomar ésta determinación, por la cual , se ha decidido constituir el tribunal militar anticorrupción. Dicho tribunal, podrá condenar a cadena perpetua a los responsables gubernamentales que sean procesados y probados culpables de alta traición.

Así, los parlamentos tanto central como autonómicos quedan disueltos, asi como el senado. Se constituirá una gabinete de crisis coordinando el alto mando militar el trabajo de los funcionarios del  Estado. El gabinete se disolverá en cuanto se constituya el nuevo gobierno parlamentario, no así el tribunal anticorrupción.

Se tratará de agilizar en lo posible la ejecución de la eleción por sufragio universal  para constituir el nuevo gobierno parlamentario de la República, para lo cual, se convocará a concurso público las candidaturas de los equipos de gobierno, de tal manera que se publicará en boletín especial las condiciones para la presentación de planes de gobierno, los cuales serán selecionados de entre el total de textos por comisiones que se constituirán mediante gabinetes específicos en todas y cada una de las universidades públicas del Estado. Los textos deberán incluir la reforma de la constitución en referencia a la jefatura de estado y ministerios. Los derechos y obligaciones de los ciudadanos serán inamobibles.

Se declara también la expropiación a los partídos políticos de las propiedades en su haber, así como , sin eximir de la posibilidad de su uso por las instituciones religiosas, la automática cesión del patrimonio que éstas poseen, al haber del Estado,y, así pues, al haber de la totalidad de ciudadanos de la República.

La comandancia no se olvida asimismo de que habrá que tomar igualmente medidas para con los sindicatos y empresas estatales casi privatizadas.

El alto mando del Ejército de la República, declara  su satisfacción por la ausencia de víctimas hasta el momento, así como su firme interés porque el cambio de situación política se solvente sin tener que derramar una sola gota de sangre.

Ciudadanos, ciudadanas, en manos tanto de nuestra institución, el ejército , como en las suyas, está el que todo esto llegue a buen puerto, desde el civismo, la honradez,y la responsabilidad. Ya que todos estamos en el mismo barco.

¡Que no nos vengan ahora los políticos diciendo que no sabían que sus gestiones nos acarrearían tal crisis y situación desesperada actual, ni tampoco los directivos de las empresas hipotecarias. La ignorancia no los exime de culpa, ellos deberían hacer como Edipo y clavarse agujas en los ojos para abandonarse al exilio!

¡Es muss sein! (¡Tiene que ser!)

La tensión se respiraba en el ambiente. Una mujer mayor acertó a decir , casi en tono jocoso…; “¡Pues sí que les ha sentado mal las condenas de lo del Yakolev!”, el resto; callábamos, nadie decía nada; ni aprobatorio ni reprobatorio.

Con paso apresurado crucé el vestíbulo entre los ecos de los pasos de la gente y los míos propios,  me acerqué a las cabinas, el móvil no daba señal, conseguí llegar hasta una libre, y marcar el teléfono de casa. Al otro lado una voz :“Las líneas están ocupadas , intente realizar la llamada mas tarde, es muss sein.”
Una mano se me posó en el hombro, abrí los ojos. Con una amabilísima sonrisa, y su color natural en la piel, Karolinka me indicaba que me abrochase el cinturón y enderezase el respaldo, ibamos a tomar tierra en Barcelona en breves momentos.

¡Uf! que,…¿Alivio?

FIN