Archivo para vida

¡Marina existe! (por M.A Molina)

Posted in Colaboraciones, Jornada de Puertas Abiertas, Relato, Relato Libre with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Jueves, 10 \10\UTC julio \10\UTC 2014 by Administrador

Habían pasado ya más de cincuenta años cuando volví a mi pueblito natal. Lo hice por ti. Por nuestros recuerdos. Jamás pude olvidarte. Marina. Ese nombre siempre me ha hecho temblar. Recordaba tus pecas y tus dos trenzas, largas, esas que tu abuela trenzaba cuidadosamente todas las mañanas. Tus ojitos negros, pequeños, rasgados, delincuentes en la mirada. Nuestros paseos cortos al barranco de detrás de casa para cogernos de la mano y sentir el rubor en nuestras mejillas. Y aquel beso suave en los labios,,casi sin rozarnos. Nuestro único beso, justo antes de decirnos adiós. Soñamos con escribirnos largas cartas y no olvidarnos jamás. Lo primero nunca lo hicimos, lo segundo, puedo afirmar que al menos por mi parte ha sido así. Por eso decidí volver y buscar a esa niña que me volvió loco cuando era pequeño.
Paseé por todos nuestros rincones. Me acerqué a la puerta de tu casa, que se había convertido en un hipermercado. Aún sabiendo que era una misión perdida pregunté si sabían algo de ti, de los antiguos dueños de ese edificio, dije tu nombre. Nadie te conocía. Llamé a la casa de al lado, donde vivía la tía Teodosia, la que siempre nos hacia pasar a su casa para darnos melón fresco, y pregunte por ella. Hacia ya treinta años que había muerto. en su casa ahora vivían unos nietos que jamas habían oido hablar de ti. Para ellos al lado ,siempre, había habido un hipermercado.
Fui a nuestro columpio. Ahora había un parquin y muchos coches. Pero imaginé entre los ruidos de motores tu risa mientras te empujaba y me decías : “¡Más fuerte! ¡Más fuerte! ¡Más alto!!!”
Mis ojos se humedecieron.
Seguí en mi camino hacia ti.
Mi siguiente estación sin fruto fue nuestro colegio. Las clases de Doña Maritrini se habían convertido en apartamentos y nuestro recreo en una piscina. Al menos ahí jugaban niños a esconderse bajo las toallas y cogerse la mano. Eso hizo que sonriera y que el corazón me palpitase fuerte.

corazon arbolLlevaba horas caminando. La calle Ancha, la plaza del Carmen, las escaleras al callejón de los besos. Sin rastro de ti.
Cuando llegue a la entrada del parque Ideal, abatido, triste y cansado, me senté en el banco de la entrada. Viejo y ajado como yo. Necesitaba descansar y asumir mi derrota. Llegué a pensar que fuiste una alucinación. A veces los recuerdos son traicioneros. Igual nunca te llamaste Marina, nada mas que en mi memoria y en la espuma de las olas de la playa de aquel pueblo donde nací y donde ya nada era como recordaba. No se cuanto tiempo estuve sentado, soñando despierto lo mejor de mis recuerdos, pero el frío al caer la tarde me recordó que aún no había comido y que era hora de recogerse. A la mañana siguiente tenía que volver a Barcelona, mi residencia desde que me fui de tu lado.
El estomago me crujió y me sentí mareado. Tuve que apoyarme en un árbol y cerrar los ojos unos segundos para intentar no desplomarme. Fue al abrirlos y retirar mi mano cuando lo vi. Un corazón con una flecha y tu nombre, Marina, y el mio, Lolo, grabados con fuerza en la corteza de aquel árbol. Entonces te hiciste real, aunque yo no te haya encontrado. De entre todos los recuerdos ese día que hicimos pellas en el cole y fuimos al parque y con el capuchón de un boli nos dejamos el resto tatuando un corazón en la corteza de aquel árbol lo había olvidado. Puede que tengan razón los médicos cuando me dicen que estoy perdiendo la memoria. Pero exististe Marina y existes. Y aunque jamás te haya escrito y la memoria me falle, no lo hará mi corazón.

Adiós

Posted in Los relatos más relamidos, Poesía, Relato, Relato Libre, Relato libre Omsi, Relatos, Relatos Breves with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , on Viernes, 27 \27\UTC junio \27\UTC 2014 by Omsi

“La vida no se trata de sobrevivir a una tempestad, se trata de danzar bajo la lluvia” Desconocido

Mujer_bajo_la_lluviaEsto se terminó como el diluvio de verano, no esa que moja los hombros y fascina al caminar bajo la lluvia sintiendo las gotas resbalar sobre la cara. No, de esas tormentas que dejan todo echo un desastre, un desastre natural del corazón.

Dicen que la esperanza es lo último que muere, pero definitivamente, “esto” que tenemos está más que muerto y enterrado.

Encontrarse varada en un mundo de espejismos, quimeras sin razón, no sirve de nada. Me cansé de esperar una señal tuya que, claramente, fuera lo que fuera de “nosotros” terminaría mal.

Así que digo ¡Adiós! a los sueños infundados, ¡hasta nunca! ilusión pasajera. Doy vuelta a la página y comienzo un nuevo capítulo.

No me verás mendigando el cariño que jamás mostraste por mí; me despido de tus palabras sin juicio, de tu suave y embriagante voz, de los apacibles besos de miel, almíbar que se desbordaba por mis labios.

Pierdo castillos entre nubes, el futuro incierto que pude haber tenido contigo. Sin embargo, gano seguridad, lealtad a mí misma, ganas de luchar y seguir manteniendo la fuerza que me mueve en la vida. Seguro encuentro a alguien mejor para mí.

En cambio tú, pierdes amor verdadero. El elíxir de la vida.

¡Adiós!

 

 

De mariposas y amapolas (por LaLeTi Lú)

Posted in Colaboraciones, Especial Mayo, Literatura, Relato, Relato Libre, Relatos, Relatos Breves with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Miércoles, 11 \11\UTC junio \11\UTC 2014 by Administrador

“Venga vístete de blanco y píntate de color”- le dijo la mariposa a la amapola perezosa que al empezar Mayo no quería abrirse. Venga, venga, en primavera todos nos ponemos bonitos vestidos de colores. Mira, mírame a mí y despierta, despierta y mira mis alas…Azul, rojo, morado ¿a qué son bonitas? Tú también lo eres”

“No, no lo soy. Estoy muy pálida y no me parezco a mis hermanas”.

“No todos vamos a ser iguales! Si as´fuera, menudo rollo, ¿no? Y claro que eres retorelato mayobonita, tu belleza es tu rareza. Unas gotas de rocío, y a despertar, que mira, ha salido el arcoíris y quiero oler tu perfume y jugar entre tus pétalos y hacerte cosquillitas con mis patitas. ¿No quieres ver lo azulito que está el cielo?

Tímida se abrió la amapola blanca estirando poco a poco sus hojas. Miró alrededor y descubrió un campo lleno de amapolas, todas rojas, y mariposas, todas de distintos colores. Por curiosidad, al ver que no era igual que el resto, un montón de mariposas se acercaron a juguetear con ella. La amapola sonrió y se sintió orgullosa. Era bonito ser diferente y le encanto sentir la brisa de las alas en su corola y beber del rocío fresco y ver ,aunque solo fuera por un momento, el arcoíris.

“Es bonito ser una flor y nacer en primavera” – Pensó al atardecer mientras se preparaba para dormir. Arqueo un poco su tallo para que su amiga la mariposa se posase y pudiera dormir con ella. Una cerró sus pétalos, la otra cerró su alas. Ambas soñaron con el sol de la mañana.

Rosas blancas

Posted in Especial Mayo, Literatura, Los relatos más relamidos, Relato, Relato Libre, Relato libre Omsi, Relatos, Relatos Breves with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Miércoles, 28 \28\UTC mayo \28\UTC 2014 by Omsi

Perdonar es el valor de los valientes. Solamente aquel que es bastante fuerte para perdonar una ofensa, sabe amar. Gandhi

 

– ¡Perdóname! – imploraba aquel hombre de triste figura.

Su rostro mostraba arrepentimiento. ¿Quién pensaría que en plena primavera, la lluvia caería esa tarde?

La mujer no contestaba. Cualquier palabra no movía un solo sentimiento hacia él. Se había esfumado interés alguno sobre su persona.

Las lágrimas brotaban del rostro desencajado del individuo al momento que le entregaba un ramo de rosas blancas.

ramo%20de%20rosas%20blancas

Ella no las recibiría, ya no podía.

El corazón destrozado del varón jamás volvería a ser el mismo. Se dio cuenta que la había perdido para siempre.

Cayó de rodillas ante ella, sin fuerza, frente al féretro de su madre.

Una vida de colores (por Bea)

Posted in Colaboraciones, Especial Lamedores, Especial Mayo, Literatura, Relato, Relato Libre, Relatos, Relatos Breves with tags , , , , , , , , on Miércoles, 21 \21\UTC mayo \21\UTC 2014 by Administrador

No ha dejado de llover durante toda la mañana. Tengo la maleta preparada para escapar. No se hacia dónde. No quiero mirar atrás. No quiero recordar lo ya andado. No me satisface. Sobre la mesa las rosas secas que fui coleccionando desde mi adolescencia. Algunas eran tuyas. Ya no se cuales ni importa. Están grises, como mi corazón roto por el engaño. Como la mañana que ha oscurecido la lluvia. Necesito pintar mi vida. Gris contigo. Gris sin ti. Seca como las rosas. retorelato mayoLloviendo en mis ojos como en la mañana. Necesito alegría y días de feria. En la nevera tengo manzanilla, fría. Me coloco en el pelo una rosa fresca y en la mesa una copa de vino. Me la bebo de un trago. Quiero olvidar. Voy a llamarme Triana para romper mi rutina. En Sevilla no llueve y cualquier Abril es fiesta. No como en casa. Cojo la maleta. Ya sé dónde voy. Donde no llueve. Donde no hay pena. Donde el corazón me lleve. Lejos. Sin girar la cabeza. Sin ti. Luce la mañana. Brilla el sol y no, no necesito gafas. Quiero deslumbrarme de todos los colores que me robaste hasta que me duelan los ojos de no llorarte.

Abracadabra (por LaLetiLú)

Posted in Colaboraciones, Especial crisis, Especial Lamedores, Relato Libre, Relatos, Relatos Breves with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Martes, 8 \08\UTC abril \08\UTC 2014 by Administrador

Estoy harto de mirar mi correo electrónico. Lleno de Spam y de alguna oferta de trabajo inútil. Estudié una carrera como dijeron mis padres para labrarme un porvenir… y ahora no se ni dónde ir ni lo que está por ir o por venir.

Hoy me he levantado a las seis de la tarde. Subsisto con lo que el INEM me gratifica por estar sin trabajo. No tengo futuro ni planes. Solo una botella de Jack daniels. Diaria. El caos de mi casa. Entre platos sucios, chustas de porros y vasos vacíos con olor a cualquier alcohol. Todo depende del día del mes, pasando del Jackie al Don Simón.

Un par de paquetes de pechuga de pavo a punto de caducar y muchas conservas.

Tengo ganas de vomitar o de vomitarme. A veces me doy asco, muchas veces, demasiadas veces, últimamente siempre, abandonado en mi desidia. Lucha, me digo. Para qué, me pregunto. No manejo yo mi futuro, da igual mi preparación y mi esfuerzo. Me niego a ver el telediario. Todo mentira. País en crecimiento mientras yo sigo en paro. Afortunadamente solo. Lo único real, el tiempo. Hace frío. No puedo pagar la calefacción, y mi casa está helada.

Hoy fui a una entrevista de trabajo… irrisoria. Me preguntaron desde mi color favorito  hasta las veces que mantenía relaciones sexuales a la semana. El paro no me da ni para novia pero les dije que tres veces a la semana, supongo que eso les hará creer en mi estabilidad emocional.

Al volver a casa, en el metro, entró un mago, abrió su mesa en medio del Juegos_Magiavagón y nos hizo tres trucos. Uno con un libro sin escribir que luego tenía ilustraciones, otro con una cuerda que pasaba de ser una a ser dos y luego tres para volver a ser una, y el ultimo con un pañuelo y un billete de veinte euros… quién los pillase… Tengo el magia borras creo que igual mañana me pongo las pilas y en una semana me olvido de que estudie magisterio y me hago mago. No, no por hacerme de oro, a él tampoco nadie le dio ni unos céntimos, pero sí para que mi vida no sea levantarme a las seis de la tarde entre canutos y alcohol y al menos, ver gente y. en este mundo en el que todo cuesta, con un simple Abracadabra me regalen una sonrisa.

VIVE DEPRISA (por Julian Muñoz)

Posted in Colaboraciones, Especial crisis, Especial Lamedores, Poesía, Relato, Relato Libre, Relatos, Relatos Breves with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on Jueves, 3 \03\UTC abril \03\UTC 2014 by Administrador

Me puede la vida y sus bocados,

esos que no son tuyos ni mios

y que duelen en las sombras.

Las sonrisas falsas de por la mañana

y los buenos días que nadie contesta.

La maquina del café que no funciona

y que para que la mañana amargue más

nos deja los lunes sin azucar

y los martes sin leche, ni buena ni mala.

No soporto las prisas.

La vida siempre pasa rápido.

Demasiado, quizá.

Demasiado.

Corro al metro y lo pierdo por un segundo.

Tiempo. Todo es cuestión de tiempo.

El tiempo pasa deprisa como la vida y el metro.

La gente no mira. Corre.metro-madrid

Siempre va corriendo.

Como yo.

Sin tiempo.

Sin vida.

Sin metro.

Los espacios no se respetan.

He visto el final de Dexter en la tablet del de al lado.

Spoiler.

Una fuerte tormenta.

Como la que se desata en mi interior a diario.

En el metro.

En la calle.

En la vida.

En el ascensor me han contado el telediario

y he visto el derby , sin verlo,

en la biblioteca mientras leia a Shakespeare.

Ser o no ser, he ahí la cuestión.

Juan y Pedro son, y están en la biblioteca. Comentan los penaltys.

A mi no me gusta el futbol.

Solo me gustan las venas rojas en el cuello de los forofos chillando al arbritro.

¡Tongo, tongo!

Está comprado.

Está vendido.

La vida es un tongo.

Estamos vendidos.

Compraventa e intercambio.

Pero nada cambia, todo sigue con su prisa.

Con su tempo.

Fluyendo a borbotones.

Vomitando nervios.

Pausa.

Silencio.

Sólo por un segundo.

Se supone que la vida es para disfrutar y te la pasas

gritando, chillando, corriendo y sin azucar los lunes.

Sin vivirla en primera persona, sin a penas conocernos.

No hay tiempo para la vida,

siempre perdemos un metro.

Por un segundo.

Siempre.

Vive deprisa.

No hay tiempo.

Y si me apuras, deprisa,

nos quedamos sin momentos ni recuerdos

y hasta sin café los lunes para despertar los sueños.